Diario La Grada | Lunes, 16 de septiembre de 2019

21:42 h. OPINIÓN DE JORDI LUENGO

Chen cumple su sueño, pero ¿y los pericos?

Si quiere ayudarnos a que nuestro sueño se haga realidad, invierta en la plantilla, y si no dé entrada a otros inversores que quieran y puedan hacerlo

02/02/2019

En la era de fichajes mediáticos que puedan ofrecer un valor añadido más allá de lo que puedan aportar en el terreno de juego, el Espanyol se ha hecho esta semana con el delantero chino Wu Lei, considerado el mejor futbolista de su país y todo un ídolo de masas para los nipones. Con su llegada se hace realidad uno de los sueños del presidente Chen Yansheng a su llegada al club, ya que nunca ha escondido que le gustaría ver a uno de los mejores jugadores de su país defendiendo la camiseta blanquiazul.

Pese a ser considerado toda una estrella de la Superliga china, Wu Lei es todo un desconocido para los seguidores pericos. Habrá que darle tiempo para comprobar si esos grandes números que firmó en su país pueden tener continuidad en LaLiga. En las oficinas de Cornellà no dudan de su calidad, pero también se han fijado en ese márketing que los futbolistas chinos arrastran: apertura del mercado asiático, giras, seguimiento en su país de origen, prensa asiática, venta de camisetas… Algunos ya se frotan las manos con las posibilidades de negocio.

Teniendo claros los principales motivos de su llegada, ahora me pregunto. Una vez ha cumplido Chen Yansheng uno de sus sueños, ¿cumplirá los otros que tiene en el club? ¿Se hará realidad el sueño que tenemos los pericos? Lo que ningún espanyolista ha olvidado es el deseo que apuntó en su presentación de ver al Espanyol jugando la Champions en un plazo de tres años. A ese sueño nos enganchamos todos, aún siendo conscientes que no sería fácil alcanzar ese objetivo. Y por eso la afición está dividida entre los que se siente engañados por el presidente y los que aún confían en él, pese a que creen que todo se retrasará.

Muchos consideramos que si lo afirmó, tras la inversión que había realizado, era porque tendría la intención de seguir apostando por el club y hacer un equipo que pudiera aspirar a esa meta. Pero todo ha sido muy distinto. Tres años después de su llegada, la falta de resultados, y otras decisiones del club, han producido un gran desapego del aficionado. Por eso le diría que los pericos también queremos cumplir nuestro sueño: ese de volver a jugar en Europa. Y para eso estamos en sus manos. Si quiere ayudarnos a que nuestro sueño se haga realidad, invierta en la plantilla, ya que Ferreyra y Alfa han llegado por el traspaso de Baptistao y no una aportación suya, y si no dé entrada a otros inversores que quieran y puedan hacerlo.