Diario La Grada | Martes, 15 de octubre de 2019

9:55 h. PREVIA REAL SOCIEDAD-ESPANYOL

Ocasión para dar un salto de calidad

El Espanyol, pese a que viaja con las importantes bajas de Hermoso, Óscar Duarte, Sergio García y Hernán Pérez, quiere empezar a mejorar sus resultados lejos del RCDE Stadium

14/01/2019

Tras la mejora en el juego ofrecida el pasado miércoles en la Copa del Rey ante el Villarreal, pese a la pájara final que costó el empate, el Espanyol tiene por delante una semana con dos partidos muy importantes para, por un lado, confirmar las buenas sensaciones que ofreció ante el conjunto castellonense y, por otro, empezar a definir por lo que puede luchar tanto en la Liga como en la Copa del Rey.
El conjunto de Rubi, que ha cambiado su dinámica en este inicio de 2019, se enfrentará a la Real Sociedad (Anoeta, lunes a las 21.00h) con la intención de lograr un buen resultado que permita seguir en la zona noble de la tabla, volver a sumar fuera de casa tras dos meses y medio, y recuperar la química con una afición que, tras engancharse con el equipo en el inicio de liga, atravesó por un momento difícil con la crisis de resultados. Los espanyolistas se enfrentarán el lunes a una Real Sociedad que está recuperando sensaciones con la llegada de Imanol al banquillo y que el jueves empató ante el Betis en Sevilla. Tras sorprender en el primer encuentro del año con su triunfo en el Santiago Bernabéu, ahora los donostiarras intentarán cortar su mala racha de resultados ante su afición. El conjunto ‘txurri-urdin’ solo ha ganado un encuentro del campeonato de los ocho que ha disputado como local, perdiendo en cuatro de ellos.

Asignatura pendiente
Mientras que a la Real Sociedad le está costando sacar los partidos de casa, al Espanyol le está pasando lo mismo cuando juega de visitante, pese a que en varios campos ha ido por delante en el marcador durante bastantes minutos. El conjunto de Rubi solo ha logrado un triunfo en sus nueve desplazamientos, contra el Huesca a mediados de octubre, y tres empates (Celta, Valladolid y Rayo); solo 6 puntos sobre 27. Un pobre balance que intentará mejorar en un campo que se le ha dado bien y en el que ha puntuado en cinco de sus últimas siete visitas a Donosti. El Espanyol, que no pierde en Anoeta desde 2015, buscará recuperar su estatus entre los primeros.

Problemas en ataque
Rubi, a falta de dos entrenamientos, afrontará el encuentro con solo 18 jugadores con ficha del primer equipo más el canterano Adrià Pedrosa, que cada vez está más afianzado en la dinámica de Primera.
La ausencia de última hora de Óscar Duarte, por unos problemas físicos, se suma a la  Hernán Pérez, que estará aproximadamente un mes fuera de los terrenos de juego, y a las Sergio García y Mario Hermoso, quienes aún no se han podido incorporar al trabajo de grupo. La ausencia de los dos delanteros es todo un contratiempo para el técnico que se ha quedado con lo justo en ataque. Borja Iglesias, Leo Baptistao, Piatti y Puado son los únicos atacantes con los que cuenta Rubi para afrontar los próximos compromisos. Ante esta falta de efectivos, el técnico podría modificar su habitual sistema y apostar por un centro del campo con cuatro jugadores, en el que Melendo actuaría de enganche. Si sigue apostando por jugar con tres arriba, Pablo Piatti sería el que tendría más opciones de completar la tripleta atacante, ya que al argentino le sienta bien enfrentarse al conjunto donostiarra; la Real es el rival al que más goles le ha marcado, cuatro, de los cuales solo uno ha sido en Anoeta y este fue en su primer curso con el Espanyol. Con esta apuesta el técnico solo tendría a un jugador de características ofensivas, Puado, en el banquillo.
David López, Granero, Darder y Borja, que jugaron en La Cerámica, repetirán en un once en el que volverán Diego López, Dídac, Marc Roca y Leo Baptistao, mientras que otras posiciones tienen varios candidatos. El buen partido de Rosales le podría permitir seguir de titular, Naldo ocupará el puesto del lesionado Óscar Duarte y faltaría definir una posición en el once.
Por lo que se refiere a la Real, recupera a Theo que no jugó en Madrid por razones contractuales.