Diario La Grada | Jueves, 17 de octubre de 2019

23:24 h. un partido para olvidar los dos ˙ltimos traspiÚs

Se aferran a CornellÓ para seguir creyendo

El Espanyol no se rinde y quiere el triunfo para continuar ilusionando a su aficiˇn

09/03/2017

El Espanyol vuelve a jugar en viernes y se consolida como el rey de este día. El viernes, esa puerta que se abre para dar disfrute al fin de semana, es una jornada apta para mucha cosas, pero extraña para el fútbol. Pero, si LaLiga está empeñada en perjudicar al conjunto espanyolista, al aficionado no le queda otra que, pese a que el horario y día no ayuden, responder y estar al lado del equipo. Además, lograr una victoria te permite disfrutar de una jornada futbolística con una sonrisa de oreja a oreja sabiendo que ya has realizado tus deberes.
El vestuario está con ganas de lograr los tres puntos ante Las Palmas tras una semana europea que no dio los resultados esperados. Los blanquiazules solo han sumado un punto de los últimos seis disputados y, pese a que se han alejado un poco de las plazas europeas, no quieren renunciar a ellas. Queda mucho campeonato por delante y no piensan arrojar la toalla. Ante el conjunto de Quique Setién vivirán unas sensaciones que, seguramente, se repetirán en lo que queda de campeonato. Será un todo o nada. Ganar significará seguir vivos en la pelea por la ilusión europea, mientras que no hacerlo sería un duro golpe a las aspiraciones de la plantilla. Tiene claro que el Espanyol nunca se rinde y que los dos últimos resultados ligueros no pueden tener continuidad

A seguir fuertes en casa
La plantilla mantiene la confianza en el trabajo que está realizando. No quieren marcarse objetivos a largo plazo y prefieren centrarse en el partido a partido, ya que esta fórmula les ha llevado a soñar con las plazas europeas. Y para seguir calibrando sus opciones europeas quieren aferrarse al factor Cornellà. Esta noche, a las 20.45 horas, tienen la posibildad de recuperar la dinámica positiva y consolidar el fortin del RCDE Stadium. Los blanquiazules, pese a que hace unas jornadas perdieron en casa ante la Real Sociedad, se han hecho fuertes ante su afición. Han sumado 16 de los últimos 21 puntos disputados, y en estos siete encuentros solo han fallado ante el conjunto donostiarra y contra el Deportivo. Tras no ganar ninguno de los seis primeros encuentros ligueros ante su afición, ahora las sensaciones son bastante positivas.

Vuelta a lo habitual
El técnico, tras introducir algunas novedades en el último once, en principio, volverá a apostar por un equipo más habitual. Las bajas de algunos jugadores importantes le sigue condicionando las alineaciones. La presencia del delantero Álvaro Vázquez es la principal novedad en la lista. Se lleva a toda su artillería para buscar un triunfo necesario.
En principio, el técnico volverá a decantarse por el 4-4-2 con Felipe Caicedo y Gerard Moreno como hombres más adelantados, mientras que Pablo Daniel Piatti y Hernán Pérez estarán en las bandas. De su decisión para el doble pivote está pendiente la elección del segundo central. El técnico admitió alguna duda respecto a la posición de David López. “Ha sido el mejor defensor del equipo y el líder, pero es un futbolista que ocupa una posición muy importante en el campo. La posición de mediocentro tiene más incidencia que la de central. La duda no es permanente, pero está en el aire”, manifestó Quique. Y pese a que no quiso desvelar sus cartas, la convocatoria puede dejar alguna pista. La baja de Rubén Duarte dejaría al equipo sin un central en el banquillo, aunque esto tampoco sería un gran problema. Si David retrasa su posición, Óscar Duarte podría caerse del once, mientras que José Manuel Jurado y Marc Roca pelearían por acompañar a Javi Fuego. No hay nada claro. En el lateral derecho, Javi López repetirá por segunda semana consecutiva.