Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

este curso el cuadro perico ha sido el peor ante puerta

Se busca goleadora para frenar la sequía

Hay que remontarse seis temporadas atrás para encontrar una delantera que superara los 10 goles

Marta Mendoza Marta Mendoza
01/07/2020

 

La falta de gol se ha convertido en un mal endémico en el Femenino perico durante las últimas temporadas. Lejos quedan esas campañas de títulos y gloria en que el plantel espanyolista metía goles por doquier. Básicamente porque contaba con delanteras que temporada tras temporada aseguraban cifras de goles que, con facilidad, superaban la decena cada una. Lo habitual es que una dupla atacante blanquiazul te asegurara, cuanto menos, 20 tantos por año. Una auténtica utopía en los últimos años.

La gran debacle
Si nos remontamos hasta nueve campañas atrás, hasta la 2011-12, cuando la Primera división femenina se unificó en un solo grupo, vemos como el Espanyol, que a las ordenes de Luis Carrión se alzó con su última Copa de la Reina, terminó el curso con nada menos que 117 dianas, 104 más que esta, en la que solo han perforado la portería rival en 13 ocasiones. Una diferencia abismal. Y siguiendo con la comparación, en ese prolífico curso en ataque Mari Paz Vilas, que fue tentada para volver este verano pero no accedió a ello, vio puerta en 36 ocasiones, dos menos que la ‘pichichi’. Una cifra que supera al global del equipo de la 2018-19, la 2017-18, la 2016-17 y la 2015-16. Justo cuando la producción cara gol ha descendido preocupantemente. Pero ese año no solo se salió la gallega, Willy, actualmente en el Betis, firmó 23.

La temporada siguiente, la 2012-13, la misma Mari Paz era la máxima realizadora del equipo espanyolista con 14 goles, una cifra que complementaba Débora con media docena. Y en la siguiente, la 2013-14, las cifras todavía se sostenían gracias a Bárbara Latorre, que firmaba 13 tantos. Aunque eso no era suficiente para paliar la poca pegada general de equipo. Y, aunque en la 2014-15 hubo un pequeño repunte y el colectivo cerró el curso con 50 goles a favor, sobre todo, por los 12 tantos aportados por Paloma y los 10 de Lombi, ahí fue cuando ya se dejó de poder contar con una delantera que superara la decena de dianas por temporada.

Cuatro años atrás, el Espanyol ya era el tercer peor ante puerta con solo 28 goles anotados -Lombi fue la que más aportó con siete y Paloma con uno menos-, al año siguiente misma tónica con 30 sustentados por los siete de Eli del Estal y los cuatro de Lombi y Luana. Pero en la 2017-18, cuando ya se coqueteó de forma peligrosa con el descenso, el plantel blanquiazul ya fue el segundo peor con 22, una media que ni de lejos llega al tanto por partido.

Se constataba una vez más que el equipo necesitaba un faro en el que guiarse arriba, a una killer del área que tirara del carro con goles que le dieran vida a un equipo, pero el gol, como bien es sabido se paga, y el club no ha sabido, o no ha podido, poner en nómina a una goleadora que se sumara al proyecto. Así que tuvo que ser Eli de Estal quien, durante los tres años y medio que estuvo en el club tratara de ocupar esa figura, puesto que la competencia que le iba llegando nunca la superaba. La temporada pasada, la 2018-19, fue en la que mejor estuvo con 10 tantos por los 9 de Paula Moreno, pero en la última, en la que se han salvado literalmente de milagro, las máximas goleadoras del equipo han sido Débora, Inés y Baudet con dos dianas cada una. Revelador.

Por lo tanto, gran parte del despegue del equipo pasa por traer a una delantera de garantías. Algo que, a día de hoy, parece complicado ante tanta negativa.

Adriana Martín también dice “no”

Está la dirección deportiva del Femenino en busca de una delantera de referencia que asegure una buena cifra de goles pero, a día de hoy, es algo que se les sigue resistiendo. Una de las primeras en dar su negativa fue Mari Paz Vilas, y en los últimos días Adriana Martín, otra vieja conocida para la afición perica, tampoco ha querido apostar por el nuevo proyecto blanquiazul.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 31/07/2020

De los jugadores que pueden salir del equipo, ¿cuál cree que debería quedarse?

7%
15.7%
4.5%
3.6%
59.8%
9.4%