Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ESPAÑA, que mereció más, NO PUDO FRENAR A japón EN LA GRAN FINAL

Berta Pujadas, subcampeona del mundo

La central perica es una de las cuatro futbolistas que lo han jugado todo en esta competición. Ha sido clave

Marta Mendoza Marta Mendoza
24/08/2018

 

Cruel desenlace el que vivió ayer la central perica Berta Pujadas y todo el combinado español en la final de un Mundial que se decidió por la mejor pegada de Japón, pues el conjunto de Pedro López, que logró hacer historia con este subcampeonato, gozó de buenas ocasiones. Pero más allá del tanto del honor, no hubo manera de ver puerta y acabaron cayendo con un resultado demasiado abultado que, para nada, refleja la impecable trayectoria hasta llegar a la final. Así que ayer hubo lágrimas, las cuales, con el paso de los días, a buen seguro que acabarán siendo satisfacción para una generación a la que le auguramos un maravilloso futuro. Pues talento han demostrado, durante todo el campeonato que han hecho, que tienen a raudales.
La representante perica en esta cita mundialista, una de las cuatro jugadoras que lo ha jugado absolutamente todo, volvió a cuajar un gran actuación, aunque en esta ocasión no fue suficiente para que la ‘Rojita’ saboreara las mieles del éxito. Otra vez fue Japón, como ya sucedió en el Mundial sub-17 de Costa Rica, que tuvo a las mismas generaciones como protagonistas, quién privó a las de Pedro López de hacerse con el oro.
España se hizo con las riendas desde el principio, puso la intensidad, las ganas, las ocasiones... Hubo momentos de asedio, pero no hubo manera. Ayer el fútbol le dio la espalda a quién más estaba dando, pues en la segunda aproximación nipona llegó el primer gol. España reaccionó y pudo igualar, pero también es verdad que Cata Coll las salvó de irse al descanso con una derrota más abultada.
Y tras el descanso, la presión le pudo a la ‘Rojita’, que al verse por detrás se deshinchó. Perdió precisión y eso, junto con la mejora de Japón, las condenó de forma cruel con dos goles casi seguidos que dejaron la final vista para sentencia. No hubo milagro.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 14/09/2018

¿Le parecería bien que el Espanyol jugase un partido de Liga en Estados Unidos?

17.6%
82.4%