Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

los pupilos de natxo gonzález, a la octava, perdieron su condición de invictos

El Girona se convirtió en el primer verdugo del Reus

Los de Machín se llevaron el derbi

MARTA MENDOZA
03/10/2016

 

To do tiene un fin y el Girona ayer se encargó de hacérselo entender a un Reus que llegaba a esta cita todavía invicto, pero que acabó el derbi catalán cosechando la primera derrota de la temporada.

En esta ocasión le tocó sonreír al Girona, que sumó por tercera semana seguida y de este modo pudo seguir con su escalada en la general hasta alcanzar la sexta plaza con 12 puntos. En cambio, la cara amarga la vivió un cuadro tarraconense que, fiel a su espíritu de lucha, en el tramo final casi logra el empate, pero Bounou fue determinante repeliendo el remate de cabeza de Mayor desde dentro del área pequeña, sobre la misma línea de gol. Aunque pese a este tropiezo, los de Natxo González seguirán quintos con 13 puntos una jornada más.

Fue el Girona quien protagonizó la primera acción de un partido que empezó con mucha intensidad, pero también con un poco de nerviosismo. Ramalho remató en el segundo palo un córner botado por Borja que obligó a Edgar Badia a protagonizar una buena intervención para evitar que ya se estrenara el marcador.

Ambos equipos pusieron toda la carne en el asador deseosos de hacerse con las riendas del partido y se alternaron la posesión del balón en un primer cuarto de hora muy disputado, pero poco a poco fueron los pupilos de Pablo Machín los que empezaron a tener más presencia en el encuentro.

Corría el minuto 22 cuando Coris protagonizó una gran jugada individual que acabó con un centro al que Sandaza no pudo llegar por poco. Y pocos minutos después, el mismo Sandaza perdonó el 1-0 al cabecear un poco desviada una gran asistencia con el exterior de Borja García. Pero ahí no acabó todo, ya que Portu, en los mejores minutos de los locales, también lo intentó con un disparo desde la frontal del área que se marchó alto. Mientras, el Reus, que no chutó entre los tres palos hasta la segunda mitad, tuvo que concentrarse en defender bien para tener opciones.

De nuevo fue el Girona quien, tras el paso por los vestuarios, siguió dominando un derbi catalán en el que Longo estuvo especialmente activo, ya que tuvo dos ocasiones, pero en ambas -una volea y un cabezazo- el balón salió desviado.

Poco a poco el partido fue perdiendo ritmo, pues el Girona ya no llegaba con tanta fluidez al área rival y el Reus tampoco era capaz de trenzar jugadas ofensivas de verdadero peligro. Pese a ello, Ricardo Vaz dio el susto a la afición gerundense con un disparo que desvió Cifu cuando ya se colaba en la portería gerundense. Su intervención fue magistral y del posible 0-1 se pasó al 1-0, cuando Portu, a doce minutos del final, remató a bocajarro un balón que Aday bajó al piso tras un centro desde la derecha. Un tanto que enloqueció a Montilivi, pero que no mató a un Reus que buscó el empate hasta el final

Tuvo la última

El Reus tuvo la oportunidad de empatar cuando apenas quedaban cinco minutos pero Bounou, providencial, atajó el remate de cabeza de Mayor desde dentro del área pequeña. 

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-VILLARREAL (3-1)
Encuesta del 19/10/2018

¿Cree que el equipo traducirá su buena imagen a domicilio con buenos resultados?

90.4%
9.6%