Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

de candidatos a subir a sufrir

Lleida y Llagostera, las grandes decepciones

Roger Macías Roger Macías
02/01/2017

 

El Lleida y el Llagostera, dos firmes candidatos a jugar el play-off a principio de temporada, están siendo las grandes decepciones entre los equipos catalanes del grupo III de Segunda B. Transcurrido justo la mitad del campeonato, ambos equipos están rozando la zona de descenso y mejor harán en olvidarse de objetivos más ambiciosos para centrarse en esa lucha por la permanencia. Los de la Terra Ferma, de hecho, se han pasado buena parte de la primera vuelta en zona de descenso.

Tanto el Lleida como el Llagostera están empatados con 21 puntos, solo uno más con respecto a la zona de promoción de descenso que marca el Mallorca B y del propio descenso que marca el Espanyol B. En cambio, la zona de play-off la tienen a una distancia muy amplia de doce puntos (cuarto es el Hércules). Aunque los motivos por los que están en la parte baja de la tabla quizás sean distintos en cada equipo.

El Lleida, que hace años que persigue regresar a la categoría de plata, tomó unas decisiones deportivas inesperadas en verano que hacían temer lo peor, como así está siendo. Ante la marcha del técnico Imanol Idiakez al AEK Larnaka, el Lleida decidió apostar por un técnico con un perfil muy distinto, Gustavo Siviero. Si con Idiakez el equipo apostaba por el fútbol combinativo, con el entrenador argentino el equipo practica un fútbol más directo. Está claro que cualquier fórmula puede funcionar y, de hecho, con Toni Seligrat, el técnico anterior a Idiakez, el Lleida disputó dos play-off consecutivos con un fútbol directo. Pero quizás no era la mejor idea volver a cambiar de filosofía cuando con la plantilla de la campaña 15/16 el equipo se quedó a las puertas del ascenso. Solo la tanda de penaltis en la tercera y definitiva eliminatoria contra el Sevilla Atlético les privó de subir.

Además, y eso es lo peor, el Lleida decidió cambiar casi al completo su plantilla. Solo siguen Rubio, Toño Vázquez y Tobella. ¿Por qué, si habían rozado el ascenso? La apuesta está claro que no ha salido bien. Apuntar también que Saballs se ha desvinculado esta semana del club y Turu Flores será el siguiente.

Por último, hay un par de factores extradeportivos que tampoco ayudan en nada. Por un lado, la delicada situación económica del club generan inestabilidad. Y por otro lado los enfrentamientos entre la directiva y distintas peñas del Lleida, que exigen un cambio en el club.

El caso del Llagostera es distinto. Se trata de un recién descendido que tuvo que cambiar prácticamente toda su plantilla al tener que reducir drásticamente su presupuesto. Solo siguen Masó, Nando Quesada y los porteros Moragón y Ratti. Los fichajes de Colorado, Marc Martínez, Manel y los expericos Robert Simón y Marc Fernández, entre otros, invitaban al optimismo, al reunir a una plantilla muy competitiva, especialmente en la línea de ataque. Pero los resultados no están acompañando.

El principal problema de los de Oriol Alsina es el mismo que tuvieron la pasada campaña, sus nefastos números como visitante. En diez desplazamientos solo ha sumado siete puntos, el cuarto peor del campeonato. Además, el equipo ha finalizado la primera vuelta con una mala racha de siete partidos sin conocer el triunfo.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 21/09/2018

Varios jugadores que no tuvieron mucho protagonismo el curso pasado están destacando ahora de la mano de Rubi. De ellos, ¿quién le ha sorprendido más en este inicio de Liga?

32.2%
5.1%
59.3%
3.4%