Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

balance de la campaña 2017-18 del juvenil b

Progresión y asimilación de conceptos adecuada

Xavi Morón valoró positivamente la temporada realizada por el equipo a nivel formativo, mientras que sobre los resultados dijo que “supo mal no lograr al menos la segunda plaza” por las derrotas del final

Roger Macías Roger Macías
23/06/2018

 

El Juvenil B tuvo una temporada 2017/18 interesante. Estuvo buena parte del campeonato luchando por el título, algo destacable en una categoría en la que suele pasarlo mal, al jugar con juveniles de primer año ante muchas rivales que lo hacen con juveniles de tercer año. Solo sobró el último mes, en el que el equipo de Xavi Morón sufrió cuatro de sus diez derrotas. De tal forma que bajó al tercer puesto, empatado con la Damm pero con el goal average en contra, a ocho puntos del Barça.
Para repasar la temporada hay que valorar dos aspectos, el trabajo formativo y los resultados. “A nivel de progresión y asimilación de conceptos marcados a principios temporada, los jugadores los fueron logrando en gran medida. Algunos más rápido que otros, pero estamos muy contentos con su evolución”, valoró positivamente Morón. Y a nivel competitivo hizo una valoración “muy positiva con la puntuación obtenida, aunque nos quedó un regusto amargo al final con esas cuatro derrotas. Nunca habíamos encadenado dos derrotas seguidas hasta entonces. Teniendo en cuenta la gran temporada que llevábamos, supo mal no conseguir al menos la segunda plaza”, comentó Morón.
A falta de seis partidos, el Juvenil B iba segundo a un punto del Barça. Pero el final de campaña fue pobre, con dos victorias y cuatro derrotas. “Es un campeonato muy exigente a nivel físico”, apuntó Morón, consciente que la liga se hizo larga.
En cualquier caso el Espanyol acabó sumando 66 puntos, unos números más que correctos (tercera mejor puntuación en siete años). Una de las principales virtudes fue la capacidad goleadora del equipo, con 75 a favor en 34 partidos, solo tres tantos menos que en la brillante liga ganada en la campaña 2014-15, con Robert Cuesta como técnico. En cambio, la contrapartida fueron los goles encajados (52), los peores registros desde la temporada 2002-03. “Ha sido el aspecto negativo. Sabíamos de la dificultad de la categoría, pero no modificamos nuestra manera de jugar. Fuimos un equipo alegre, con posesión, defendimos lejos del área y eso tenía su peligro”, consideró Morón. Mediada la segunda vuelta el Espanyol encadenó cuatro partidos sin encajar. “Tuvimos una mejora muy interesante, pero no mantuvimos esa dinámica”, señaló al respecto.
Por otra parte, Morón quiso recordar que “esta generación tenía cuatro pilares fundamentales que casi no tuvimos. Puigmal se fue al Manchester United, Nico pronto dio el salto al Juvenil A, Alejandro Pérez estuvo varias veces con la selección y Villahermosa estuvo lesionado mucho tiempo”, lamentó. Pero “supimos competir y eso habla muy bien de todo el grupo. Casi todos los jugadores tuvieron su momento de protagonismo. 18 jugaron al menos un 40% de los minutos en liga y eso es muy importante”, añadió.

Última hora
Galerías de fotos
VI GALA PERICO DE L'ANY 2018-19
Encuesta del 06/12/2019

¿Quién cree que es el principal responsable de la delicada situación del equipo en LaLiga?

28.5%
20.9%
50.6%