Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

el mulhouse, de la quinta división, sigue las directrices de la cantera perica

El fútbol base perico inspira a un club francés

Los expericos Marimón, Xavi Puerto, Jafar y el preparador físico, Sendrós, tienen un papel importante

Roger Macías Roger Macías
08/01/2018

 

Mulhouse, una ciudad del noreste de Francia que está muy cerca de Suiza y Alemania, acoge un club que curiosamente tiene un importante vínculo con el Espanyol. De hecho, el club blanquiazul y concretamente su fútbol base es su ejemplo a seguir. Eso se debe a su director deportivo, Eric Descombes, que vivió en Barcelona y conoce muy bien a Jordi Lardín, su homólogo en el Espanyol, además de Javi Recio, actual director deportivo del Mallorca y que también trabajó en el club blanquiazul, o Antonio Uceda, otro empleado del fútbol base del Espanyol. “Sé muy bien cómo trabaja la cantera del Espanyol y cuál es su filosofía. Estamos intentando implantar esa manera de trabajar en el Mulhouse”, reconoció Descombes. Eso le llevó a fichar en verano a los expericos Ramon Marimón (central) y Xavi Puerto (extremo) y más recientemente a Jafar (delantero). Además, en verano también se incorporó al club Oriol Sendrós, preparador físico que trabajó en el Juvenil B del Espanyol en la temporada 14/15.
“Es fácil reconocer a los equipos del fútbol base del Espanyol si ves jugar al Mulhouse. La cantera del Espanyol es una de los mejores de España. Con los medios que tiene, comparado con el Barça, trabaja mucho mejor y saca bastantes jugadores buenos. Es más fácil fichar que formar y el Espanyol es de los clubs que mejor sabe sacar jugadores propios. Nosotros estamos inspirados por esa filosofía, aunque sin perder nuestra identidad del fútbol francés”, comentó Descombes, que como futbolista y entrenador ha pasado gran parte de su carrera en Estados Unidos, además de llegar a ser internacional con la selección de Mauritania y seleccionador de la República Centroafricana.
El Mulhouse milita actualmente en la quinta división francesa cuando se trata del segundo equipo más antiguo de su país y ha estado seis temporadas en la máxima categoría y hasta 27 en Segunda. “Cuando llegué al Mulhouse hace un año el club estaba en una situación deportiva complicada. Pero contamos con un inversor americano y el proyecto es ambicioso. La idea es llegar a Segunda en tres o cuatro años”, comentó. “Pienso que tenemos todos los ingredientes para triunfar: Una apuesta económica fuerte, una infraestructura de calidad y el apoyo de una ciudad grande y de los patrocinadores. Además, se trata de un club histórico que quiere regresar al lugar que le corresponde”, añadió. Cuentan por ejemplo con un campo de 17.000 espectadores que se ampliaría en el caso de llegar a Segunda.
Quizás pueda parecer demasiado ambicioso, pero Descombes explicó que “en Francia la diferencia entre las divisiones es pequeña. De la Segunda a la Cuarta, por ejemplo, apenas se nota, no es como en España. La Quinta división sería como la Tercera española”, aclaró. Algo que corroboraron los expericos Marimón y Puerto. “Jugamos algún partido amistoso ante rivales de superior categoría y no noté tanta diferencia. La liga que jugamos sería como una Tercera española potente, siendo un fútbol más físico. En España gusta mucho tener la pelota, pero en Francia e Inglaterra si no la tienes no pasa nada”, señaló Marimón. “No hay tanta diferencia entre la Quinta y la Segunda división. En pretemporada ganamos a equipos de la Tercera división”, expresó Puerto. Ambos, junto a Jafar, que llegó hace un mes, son piezas muy importantes para el equipo que dirige un español, Carlos Inarejos, y que cuenta con un portero de Girona, Adrià Muñoz.
Marimón y Puerto ficharon en verano. “Al principio no estaba seguro pero vi que era un proyecto ambicioso y ahora resulta que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. A Xavi Puerto y Jafar los conozco de hace años y hace que todo sea más fácil”, destacó Marimón, muy satisfecho con la experiencia. “Tenía pensado jugar fuera este año y me surgió esa oportunidad. Sé que de la Segunda B me he ido a la Quinta división francesa, pero el objetivo del club es muy ambicioso y eso me motivó. Es un equipo histórico y hay la idea de llevarlo donde se merece”, apuntó Puerto. “Notas la historia del club por la exigencia de la afición. Tenemos claro que no estamos en la división que le corresponde. El Mulhouse ha tenido jugadores internacionales que han jugado Mundiales -como Nenad Stojkovic que jugó el Mundial de España con Yugoslavia. Abedi Pele o Arsène Wegner, por cierto, también jugaron en el Mulhouse-. Hay que llegar a Segunda, la gente lo quiere”, añadió Marimón.
Ambos perciben perfectamente la influencia del fútbol base del Espanyol en el Mulhouse “a la hora de entrenar y plantear los partidos. Desde el cuerpo técnico se intenta que cuidemos el balón, que llevemos la iniciativa y defendamos con el balón. Los jugadores franceses tratan de adaptarse a eso y está empezando a dar sus frutos”, comentó Marimón. “La cantera del Espanyol es de lo mejor que hay y aquí tratamos de implantar un fútbol de toque. Pero hay que adaptarse a dónde estás y es más una fusión, sin cambiar totalmente la manera propia de jugar de aquí”, añadió Puerto. “Optamos por un juego combinativo pero sin olvidar donde estamos”, reiteró Sendrós, el preparador físico que estuvo en el Juvenil B en la campaña 14/15 haciendo las prácticas académicas de un Máster de entrenamiento y actividad física y salud. “El Espanyol trabaja muy bien el fútbol base y ahí aprendí mucho de metodología, con Robert Cuesta como entrenador y Albert Sánchez de preparador físico. Ahora trato de implantarlo en el Mulhouse con mis pinceladas”.
En la Quinta división francesa solo sube el primero más el mejor segundo de todos los grupos. El Mulhouse podría situarse a seis puntos del líder, el filial del Nancy, que tiene un partido más. “Empezamos muy bien, el equipo está hecho para subir, pero luego sufrimos un bache. No hemos sabido cómo jugarle a los filiales y debemos adaptar nuestra manera de jugar cuando nos enfrentemos a ellos”, expresó Xavi Puerto, que a nivel individual “estoy muy contento, físicamente me siente mejor que el año pasado”. Marimón, por su parte, explicó que “al principio todo cuesta, te has de ganar el puesto, pero ahora sí que tengo la recompensa de ser titular y en algún partido he tenido la suerte de ser el capitán. Sé que como extranjero hay la responsabilidad de tirar del equipo”. La ubicación de Mulhouse es una oportunidad deportiva para ellos, según Descombes, “Nuestro equipo es muy seguido, continuamente hay ojeadores de la Primera y Segunda división francesa. Estrasburgo, Socheaux y Auxerre están cerca, así como Basilea -Suiza- y Fribugo -Alemania-”, explicó. “Sabemos que es un escaparate y que si hacemos una buena campaña podemos subir con el equipo o progresar en otro. Estar muy cerca de muchos equipos profesionales es un incentivo, aunque no tendría ningún problema en quedarme aquí unos años”, declaró Marimón. “Sabemos que tenemos bastantes opciones cerca, es una buena zona”, apuntó Puerto.

Con el Espanyol en mente
Tanto Marimón como Puerto siguen de cerca al club perico. “El filial está haciendo una temporada espectacular. Es fruto del trabajo de David Gallego, que es un gran espectacular, y de los jugadores. En los últimos años la cantera del Espanyol está como había sido siempre”, señaló el central, que no tuvo suerte cuando estuvo en el filial, en la temporada 13/14, tras un año en el Juvenil A. “Fue un año complicado por la lesión, pero me quedo con los amigos que hice, Jordán, Rubén Duarte, Bailly… y el trato que recibí del cuerpo técnico y de Lardín, Recio y Antonio Uceda”, recordó. El extremo, por su parte, jugó en el filial en esa misma campaña 13/14, con Manolo Márquez primero en un inicio difícil y con Sergio González después como entrenadores, remontando hasta el octavo puesto. “El Espanyol B está muy sobrado. Ya se esperaba que estuviera arriba pero no con esa facilidad. Tiene mucho mérito”. Además, reconoció que “tenía otra temporada de contrato con el filial pero quería irme fuera, me llegó una propuesta muy interesante. Era joven y quizás hubiera sido mejor quedarme un segundo año. Luego esa propuesta no se concretó”.
Respecto al primer equipo, Marimón opinó que “le está faltando suerte, pero es ganar dos partidos y coger confianza. Europa es una palabra muy grande y costará, pero tarde o temprano llegará. El club y la afición se lo merecen”. Puerto apuntó que “el triunfo ante el Atlético puede ser un punto de inflexión. Hay equipo para estar más arriba”. Mientras que Sendrós señaló que “la gente se esperaba algo diferente esta campaña pero hay que tener paciencia y confianza. Europa, si no es esta temporada, será en la siguiente”.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)