Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA PACO FLORES

“Yo tampoco tenía experiencia, las oportunidades hay que darlas”

Entrenó al primer equipo en dos etapas procedente del filial; en la primera, en 1997, evitó el descenso, mientras que en la segunda ganó la Copa del Rey del 2000 en Valencia

Jordi Luengo Jordi Luengo
20/06/2019

 

Paco Flores entrenó al primer equipo del Espanyol en dos etapas diferentes, y en ambas lo hizo ascendiendo desde el filial en un momento complicado. En la primera ocasión, en la 96-97, sustituyó a Vicente Miera cuando el equipo estaba en puestos de descenso y lo dejó en mitad de la tabla, mientras que en la siguiente, en enero de 2000 ocupó el puesto de Miguel Ángel Brindisi y solo unos meses después logró la Copa del Rey en Valencia. Al igual que David Gallego, no tenía experiencia, pero demostró que se debe apostar por la cantera.

¿Qué es de Paco Flores en estos momentos?
Como siempre, viendo todo el fútbol que puedo. Y, lógicamente, como dice el argot, siguiendo los toros desde la barrera.

Entonces, ¿estás al día de todo lo que sucede en el Espanyol?
Sí, claro. Y últimamente he seguido la actualidad muy intensamente debido a mi amistad con Rubi.

Ya que me hablas de él, ¿qué te ha parecido su marcha?
Un despropósito. Los dirigentes se acostumbran a ponerse muy nerviosos con algunos resultados.

Pero él ha sido el que ha tomado la decisión de irse…
Sí, pero no se puede olvidar que hace dos o tres meses su puesto estaba en el aire; constantemente se estaba hablando de su cese y en ningún momento tuvo palabras de ánimos de los que mandan. Y esto para un entrenador es muy duro.

Por lo que me dices, entiendes su marcha, ¿no?
Sin lugar a dudas. A parte, la oferta que le hizo el Betis es muy superior a la que le hicieron en el Espanyol; al aceptarla está solucionando su futuro y, lo que es más importante, el de sus hijos.

Su marcha pilló al club por sorpresa, pero reaccionó rápido apostando por otro técnico de la casa. ¿Qué te parece la decisión de darle las riendas del primer equipo a David Gallego?
Fantástica, aunque me gustaría que cuando se apueste por alguien de la casa sea una decisión tomada con total convencimiento, algo que me parece que no es el caso. Habitualmente, en este club se suele tirar de la gente de la casa para abaratar el proyecto. En las épocas que ha estado bien económicamente, jamás ha tirado de la base y ha preferido incorporar gente de fuera pagándoles bastante más que a los de aquí. Creo que no se acaba de apostar al 100% por la gente de nuestras categorías inferiores. El fútbol profesional se basa en la economía; una oferta a un chico de la base debería ser igual que la de alguien que viene de fuera. Y creo que esto no es así porque no hay un convencimiento absoluto sobre esta postura.

Llegaste al primer equipo desde el filial como Gallego. ¿Te sientes un poco identificado con él?
Las dos situaciones en las que subí eran de serio peligro, ya que estábamos al borde del descenso. José Manuel Lara, al cual he querido, quiero y querré siempre ya que fue el que realmente confió en mí, fue decisivo para que mi hiciera cargo del primer equipo. En 1997 había posibilidad de descenso. Afortunadamente salieron bien las cosas y de alguna manera se empezó a creer en que la gente de cantera también tenía la posibilidad de triunfar en el club.

Al igual que Gallego tú tampoco tenías experiencia…
Exacto. Las oportunidades hay que darlas, al igual que con los chavales. Lo que hay que hacer con los jugadores de la casa es ponerlos y darles continuidad, y si tienen confianza, llegarán los éxitos. Pero si solo se habla y no se refleja con minutos en el terreno de juego, siempre nos quedará la duda.

¿Con qué te quedas de tus dos etapas en el Espanyol?
Con la entrega de todos los jugadores que tuvimos en las plantillas, un logro que no sé si fue mérito mío o de ellos. Se entregaron en cuerpo y alma, y esto fue la clave para conseguir los éxitos deportivos.

Desde tu segunda etapa en el banquillo ningún técnico canterano ha tenido continuidad, ya que ‘Tintín’ Márquez y Sergio González fueron cesados antes de lo esperado. ¿Falta tranquilidad con la gente de la casa o es más fácil cesarles?
Esto ha sucedido, sucede y sucederá siempre. La gente de casa tiene menos credibilidad que los que vienen de fuera, y no sé porqué es. El ser humano es así, y parece que confía más en la gente de fuera que en los suyos. Esto hay que aceptarlo.

¿Para el club es más fácil decirle no a un técnico suyo que a uno que llega de fuera?
No puedo comparar lo que pasa ahora con lo que sucedía en mi época. Yo pedía a un jugador y me traían a otro totalmente distinto. Mira voy a poner algún ejemplo. Creo que fui el primer entrenador en España en nombrar a Forlán; en aquellos momentos valía 500 millones de pesetas y me dijeron que era muy caro, al cabo de unos meses se fue al Manchester United por 1.500. Y por un precio alto, ahora no recuerdo cuál era, me ficharon a Óscar García Junyent, al que no había pedido en ningún momento; fue una decisión de las que acostumbran a suceder en el Espanyol.

¿Me quieres decir que a veces los presidentes o dirigentes mandan más que los directores deportivos en el Espanyol?
Así es, ha sido y será.

Siempre has defendido la apuesta por la cantera. ¿Con Darder, David López, Marc Roca, Melendo, Pedrosa… se está recuperando nuestra filosofía?
Confiar en la cantera ha sido mi mensaje siempre. Por eso mi insistencia en que consideraba que era mucho más positivo hacer la mejor ciudad deportiva de España antes que un campo nuevo. Esa era mi idea y me mantengo en ella.

La quinta de la Intertoto marcó un antes y un después en el fútbol base perico. ¿Se pueden comparar los actuales canteranos del primer equipo con esa generación?
Creo que sí. No hay que quitar méritos a ninguna de las dos generaciones. Indudablemente los que están llegando ahora tienen calidad y muchas condiciones, aunque creo que a los mandatarios les falta un poco de convencimiento para tener una plantilla con una excelente base de jugadores formados en la cantera.

En tu época sí que faltó algo de convencimiento, ya que pocos creían que iban a rendir como lo hicieron, ¿no?
Sin lugar a dudas. Ellos, con esa Intertoto, fueron los artífices del éxito deportivo. Yo los conocía y ya había sugerido al club que se podía confiar totalmente en ellos.

¿Qué habría sido del Espanyol sin los Tamudo, Sergio, Capdevila, De Lucas, Morales...?
Algo diferente. Mi insistencia por la cantera es porque durante mi etapa de jugador en el fútbol base del Espanyol, creo que solo debutó y tuvo continuidad Dani Solsona. Y detrás hubo una gran lista de futbolistas, alrededor de 25, que después jugamos en Primera División. De ahí siempre mi idea de que debemos sacar más provecho de nuestro fútbol base. Esta siempre ha sido mi obsesión.

Ahora esta cantera se volverá a ver por Europa al disputar la Europa League. ¿El éxito pasa por el entrenador o por el club a la hora de potenciar el equipo?
Está en el convencimiento y la unión entre todos. Si no se va a la par en este sentido, será difícil que se pueda conseguir.

Pero el Espanyol, de momento, no solo vive de cantera y ha de intentar mantener a su columna vertebral. ¿Cómo ves el futuro de Hermoso y Borja Iglesias?
No quiero entrar porque es una cuestión económica, y en este aspecto tengo un desconocimiento de cómo se está llevando todo. Lo que sí puedo decir es que desde el punto de vista del aficionado, no se podría entender que un equipo que ha peleado tanto por entrar en Europa, justo cuando lo consigues puedas desprenderte de dos de tus mejores jugadores. Cualquier hecho en este sentido sería descorazonar a la afición.

¿Qué hay que hacer para que el Espanyol dé definitivamente un salto deportivo?
Confianza y continuidad. Pero hay tantos altibajos y cambios en las plantillas que, lógicamente, es difícil hacer un grupo. En algunos momentos hemos tenido que hacer constantemente un equipo nuevo. Veremos qué sucede, ya que el mundo del fútbol está cambiando en los últimos años a una gran velocidad.

¿Debe subirse el club ya a este tren del cambio para empezar a aspirar a metas más altas?
Deberíamos montarnos en él y me gustaría que fuera de otra manera. Todo pasa por la economía y desconozco hasta dónde llega la del actual presidente. Con esta falta de información es difícil hacer un planteamiento deportivo. Que haya dinero o no cambia las cosas, y esto hace que las distancias se ensanchen.

¿Cómo ves el futuro del club con Chen Yansheng?
En los próximos meses lo sabremos con más certeza. Si vende, su comportamiento será sospechoso, y no se podrá evaluar nada a nivel deportivo, ya que todo depende del tema económico que es prioritario para ellos.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-MALLORCA (1-0)
Encuesta del 21/02/2020

Tras el resultado en Wolverhampton, ¿tiene pensado acudir al RCDE Stadium el próximo jueves?

55.3%
7.3%
37.4%