Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA CSKA MOSCÚ-ESPANYOL (0-2)

Vuelven a sonreír y hacen historia

El Espanyol supo sufrir y acabó logrando un triunfo de prestigio gracias a los goles de Wu Lei y Campuzano

Jordi Luengo Jordi Luengo
03/10/2019

 

El Espanyol necesitaba la victoria y la logró en un campo en el que hasta la fecha ningún equipo español la había podido conseguir, ya sea en la Europa League o la Champions. Los blanquiazules lograron un triunfo justo, ya que fueron de menos a más, siguen con serias opciones de acabar entre los dos primeros y salieron con una gran inyección de moral y confianza. En Moscú no encontraron oro, pero, quizás sí esa confianza tan necesaria para que el equipo empiece a ofrecer otras sensaciones y los resultados acaben llegando.

Los dos equipos llegaban necesitados tras los tropiezos de la primera jornada y David Gallego apostó por un once con vocación ofensiva para intentar romper con la mala dinámica de las últimas semanas. Hasta cuatro cambios introdujo respecto al once que perdió el pasado domingo ante el Valladolid, tres de ellos en defensa donde se decantó por dos laterales profundos con mucho recorrido y con la destacada novedad en el eje de la zaga de David López que jugaba su primer partido tras su grave lesión.

Sin el atrevimiento esperado
Pero las intenciones pericas no se plasmaron sobre el césped al inicio. El CSKA salió con mucha fuerza tras la contundente derrota en su debut europeo ante el Ludogorets (5-1), mientras que el Espanyol tenía problemas para sacarse de encima la presión moscovita. Ya en el primer cuarto de hora, el conjunto Gancharenko ya tuvo dos buenas acciones para adelantarse en el marcador. En el 7’ David López se interpuso en un peligroso disparo de Sigurdsson y en el 11’ Vlasic tuvo la ocasión más clara del primer tiempo, pero Diego voló para despejar a córner un disparo que tenía muy mala intención. Pese a haber sacado un once para tener el balón, al conjunto de David Gallego le costaba hacerse con él, ya que su rival había salido con una marcha más, practicando un juego muy intenso. El atrevimiento que tenía el once perico no se estaba plasmando en el planteamiento, ya que los blanquiazules estaban muy replegados y se limitaban a meter balones largos a Calleri. Daba la impresión que solo tenían un plan y este se rompió en el 22’ cuando el delantero argentino se tuvo que retirar lesionado.
Con el paso de los minutos la posesión se igualó un poco, aunque el Espanyol seguía sin dar señales de vida en ataque. La primera llegada, aunque con poco peligro, fue una penetración de Pedrosa, en el 23’, que desvió la defensa. Sin la intensidad local del arranque, el juego se estancó; el CSKA bajó un peldaño su nivel de presión, mientras que los de Gallego eran un quiero y no puedo. Les estaba costando mucho en el centro del campo y no encontraban soluciones para inquietar a una defensa fuerte y muy rápida. Una vez más, no estaban finos. No estaba realizando un buen juego y lo único positivo del primer tiempo, en el que no pisaron el área rival, fue llegar al descanso con las tablas en el marcador, ya que habían ofrecido muy poco. No hubo evolución en las sensaciones y el fútbol perico siguió siendo muy plano. Propuso muy poco. Tocaba reaccionar.

Cambio total
En el segundo tiempo el CSKA volvió a salir presionando muy arriba, pero se encontró a un rival bastante distinto al del primer tiempo. Los blanquiazules habían salido con ganas de empezar a ser protagonistas y Granero daba el primer aviso con un disparo desde la frontal del área. Y Campuzano tuvo el gol en sus botas. Un gran pase de Vargas, lo controló el canterano, pero no pudo superar la estirada de Akinfeev. La mejor ocasión sirvió para que empezaran a ver que era posible.

Conexión Vargas-Wu Lei
El partido se había abierto y esto podría aprovecharlo el Espanyol, ya que Wu Lei y Vargas empezaban a entrar mucho más en juego. Las fuerzas se habían igualado y el partido era otro. Estaba muy abierto y el partido podía caer en cualquiera de los dos lados. Diego López paró un remate de Kuchaev y Mario Fernandes disparaba ajustado al palo. Pero en un saque en largo del meta gallego, el Espanyol se adelantaba en el marcador. Vargas cazó el balón y asistió a Wu Lei para que la picara ante la salida del meta local. El tanto dio confianza y el Espanyol se hizo con el control del juego. Muy serio atrás, no sufrió en exceso y en el tiempo de descuento Campuzano anotó el gol de una victoria muy necesaria y justa.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 11/10/2019

¿Cree que la plantilla del Espanyol se puede ajustar al esquema y al estilo de juego de Pablo Machín?

79.4%
11.2%
9.4%