Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA LEVANTE-ESPANYOL (0-1)

Vuelve a salir el sol

Cerraron una semana redonda con triunfo en Europa y LaLiga

Marta Mendoza Marta Mendoza
27/10/2019

 

Juego práctico, seguridad, ambición y triunfo. Esta fue la fórmula de un Espanyol que firmó un partido más que aceptable y efectivo -lo de brillante ya llegará- para poder sacar petróleo del Ciutat de València y empezar así a enderezar el rumbo. Se lograron tres puntos vitales para reforzar la moral y la confianza de un equipo que parece haber renacido, que abandonó así el farolillo rojo que ocupaba al inicio del partido y se acercó a una zona tranquila que tiene a un punto. Salir del barro no será sencillo, pero ayer el equipo demostró que quiere y puede ir hacia arriba.

Buena primera parte de un Espanyol que quiso desde el primer minuto y se fue a los vestuarios por delante de forma merecida. Había merodeado el conjunto perico la meta de Aitor sin fortuna, hasta que en el remate de Bernardo al fin les sonrió. No hubo duda de que tras el cambio en el vestuario el equipo es otro. Mayor solidez, pisando más campo contrario… Sin crear exceso peligro, pero demostrando alma y cumpliendo con una de las premisas que siempre ha defendido Machín, estar más cerca del área rival que propia para que si pasan cosas, sea en la portería donde se ataca. El peligro, bien lejos. Y mismo guión en una segunda mitad, en que se mereció volver a ver puerta, pero, por no lograrlo, tocó acabar apretando los dientes para no fallar.

Empezó el Espanyol con ganas y un tímido disparo de Darder. Poco tardó en pisar área rival, aunque poco lo hizo también el Levante en empezar a ponerles en apuros. En el 5’ Naldo regaló una falta peligrosa que acabó en paradón de Diego López, que voló para que el libre directo botado por Campaña no se colara por su escuadra. Y como respuesta, jugada con peligro del cuadro perico. Aitor Fernández salió para anticiparse a la llegada de Ferreyra, que ya pisaba área rival buscando el cuero. Quería el cuadro perico, pero en uno de esos errores que tanto viene cometiendo, pérdidas en la salida, Víctor Sánchez se durmió y por suerte no se pagó caro. Marraron ante Diego.

Se vivieron minutos de toma y daca de ambos equipos. Aunque ni unos ni otros acababan de estar acertados. Y superado el primer cuarto de hora Víctor Gómez, que sigue sin dejar indiferente a nadie con sus actuaciones, se asoció muy bien con Matías Vargas para volver a pisar área granota. Poco después, Darder tuvo una clara ocasión, pero su testarazo fue repelido por Vezo en última instancia para desviar de nuevo a córner. Estaba bien el Espanyol, aunque el Levante daba señales de vida con balones largos y a la contra. No se le podía subestimar.

Las llegadas no cesaban y Ferreyra, en una magnífica contra, dejó patente que cuesta volver tras seis semanas de inactividad, porque con todo a su favor, y con la opción de Darder totalmente solo, desaprovechó una inmejorable ocasión para adelantar a los suyos. Aunque su trabajo en la presión fue impagable. Picaba piedra el cuadro perico. La clasificación aprieta y las ganas de reaccionar no faltaron. Eran mejores.Parecía que el gol era cuestión de tiempo. Y así fue. En el 37’ Darder estrelló el cuero en el larguero, pero a la siguiente acción fue la vencida.

La pizarra funciona
Se sabía que los equipos de Machín suelen sacar mucho rédito de sus jugadas a balón parado. Y al tercer partido con él al mando quedó patente. El trabajo de Jordi Guerrero, que es quién diseña y trabaja la estrategia con los jugadores, dio sus frutos. Saque de esquina y Bernardo, renacido con la llegada del nuevo míster, remató con lo que pudo para perforar la meta de Aitor y adelantar a un Espanyol que lo celebró con rabia. No era para menos. Primer gol a balón parado y al descanso por delante y con buenas sensaciones. Algo empezaba a cambiar. El gol era importantísimo.

En la segunda mitad salió el Levante más enchufado y mediante Hernani gozó de dos ocasiones de peligro. En la primera, Diego le detuvo un disparo seco y potente, y en la segunda, estando completamente solo, la mandó fuera. Y tras estos avisos volvió a aparecer un Espanyol que llegaba a tres cuartos de campo con facilidad mediante centros y combinaciones. Se veía a los jugadores seguros, tranquilos y con confianza. Solo les faltaba concretar.

Con ambición
Seguía el Espanyol llevando la batuta ante un Levante que no encontraba soluciones. Todavía se vio un poco de precipitación en algunas fases y algunas lagunas atrás en momentos puntuales, pero la sensación era de que estaba más cerca el segundo gol del Espanyol que el de un Levante que hasta la fecha no conocía la derrota en su feudo este curso. Movió Machín el banquillo y siguió el Espanyol buscando con ahínco su segundo triunfo del curso. Al final tocó sufrir, pero resolvieron satisfactoriamente. Hubo brotes verdes. Hay que creer. Costará sacar la cabeza, pero están en ello. 

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 22/05/2020

¿Cuál es el gol que más recuerdas de la Copa del Rey del 2000?

8.1%
79.9%
12%