Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CRÓNICA ESPANYOL-VILLARREAL (3-1)

Vuelan alto con un fútbol excelente

El Espanyol, que mereció dejar el partido sentenciado en el primer tiempo, acaba con la mala racha ante el Villarreal y sigue ilusionando

Jordi Luengo Jordi Luengo
07/10/2018

 

Madre mía! Impresionante. El Espanyol, seguramente más ilusionante de la era Cornellà, logró una victoria de prestigio ante un Villarreal que aún no había perdido en el RCDE Stadium y que se vio totalmente superado por un conjunto blanquiazul que mereció llevarse un triunfo aún más contundente. Los pericos disfrutaron como nunca, supieron sufrir en algún momento y acabaron logrando una victoria que los deja en los puestos europeos.
El Espanyol saltó al césped con la novedad de David López, tras tres partidos de baja, y la sorpresa de la presencia de Hernán Pérez. Y el paraguayo pronto devolvió la confianza del técnico. Los de Rubi repitieron sus intensos arranques y no tardaron en asediar el área rival. Borja Iglesias era objeto de un más que posible penalti, que el colegiado no quiso ver, y poco después veía como Asenjo evitaba el gol.

Gol no, golazo
Solo se habían disputado siete minutos cuando Hernán inauguró el marcador con un golazo, tras contragolpe de libro. Sergio asistió de primeras a Borja, que vio como entraba Hernán y este la picó con mucha clase por encima del meta visitante. En un suspiró habían superado la meta de un equipo que no había encajado ningún gol en ninguna de sus tres salidas ligueras.
Con el gol a favor, el Espanyol siguió apretando y Asenjo evitó la debacle visitante. Primero sacando un remate de Granero y después evitando dos mano a mano de Borja. El arranque estaba siendo excelente y solo faltaba afinar la puntería ante puerta. En el primer cuarto de hora habían tenido cinco claras ocasiones de gol al encontrar muchas facilidades en la zaga castellonense. Dominaban el centro del campo con autoridad, tenían tiempo para pensar y generaban muchas ocasiones de gol. Habían podido dejar el partido sentenciado ante un rival que sufrió en el inicio y no inquietó hasta 22’ con un disparo de Ekambi. Cada vez que los blanquiazules pasaban al campo rival la sensación era de peligro. Buscaban el segundo tanto con insistencia. Simplemente, la mejor media hora de fútbol que seguramente se ha visto en la historia del RCDE Stadium. Pero el gran fútbol desplegado no acaba de tener todo su premio. Y esto siempre es muy peligroso. En la recta final Marc Roca sacó un remate de Fornals cuando ya entraba, y Borja obligó a lucirse a Asenjo para sacar un disparo lejano. Se perdonó y en el último minuto, con VAR incluido, el Villarreal empató al cazar Ekambi un balón dentro del área. Injusto.

A la vuelta de los vestuarios, tras una buena contra visitante, Javi López buscó fortuna con un remate que salió un poco alto. Era la demostración del gran cambio de mentalidad que ha sufrido este equipo. Todos buscan el gol. Pero a medida que pasaban los minutos, el Villarreal empezó a encontrarse mejor, tenía más el balón y el partido se fue igualando. Los dos equipos querían más premio, pero era el Espanyol el que más insistía.

Darder y Diego, vitales
La mejor manera para poder ganar es apostando por ello. Rubi movió el banquillo para buscar los tres puntos. Y los cambios fueron un éxito. El Espanyol empezó a llegar con más claridad. Tras un par de oportunidades de Sergio y Borja, Darder rompió la muralla. Melendo puso un centro raso y el de Arta, desde dentro del área, remató raso lejos del alcance del meta castellonense. Cornellà estalló, la celebración en el campo fue a lo grande, pero está pudo durar poco. Solo dos minutos después, Gerard Moreno pudo silenciar el estadio plantándose solo ante Diego López, pero el gallego evitó el tanto. Y del sufrimiento se pasó al éxtasis total. Asenjo evitó la sentencia de Baptistao, pero no pudo hacer nada para salvar el remate de Piatti que sentenció el triunfo.
El Espanyol firma cuatro victorias seguidas en casa y, pese a que los resultados son muy importantes, el juego es lo que está ilusionando tanto a la afición.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-VILLARREAL (3-1)
Encuesta del 19/10/2018

¿Cree que el equipo traducirá su buena imagen a domicilio con buenos resultados?

95.1%
4.9%