Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ESPANYOL-R. MADRID (2-4)

Tocados anímicamente

El gol en los primeros compases hizo mucho daño y cuando mejor estaban, tras el tanto de Baptistao, el Madrid les infligió un golpe decisivo

Jordi Luengo Jordi Luengo
27/01/2019

 

Chen Yansheng presenció el año pasado la derrota ante el Leganés (0-1) en el estreno liguero en el RCDE Stadium. Y vio que el equipo necesitaba refuerzos. Solo quedaban cuatro días para el cierre del mercado de fichajes y en esos días llegaron Darder, Dídac y Sergio Sánchez. Ante el Real Madrid, el presidente estuvo en el palco y debería repetirse la historia. O eso es lo que espera el espanyolismo. Este equipo está muy justo, tocado moralmente y necesita urgentemente algún refuerzo que mejore lo que hay. Si no se ficha sufrirá más de lo esperado.

El Espanyol empezó, una vez más, a complicarse la vida muy pronto. Salió dubitativo y con dos graves errores defensivos empezó a facilitarle las cosas a un Real Madrid que en un abrir y cerrar de ojos se encontró con una ventaja de dos goles. Solo se llevaban tres minutos, con muchos espectadores aún fuera por las largas colas en la entrada, cuando la falta de contundencia defensiva les pasó factura. Carvajal robó en banda, cedió a Modric quien condujo hasta la frontal del área sin que nadie le entrara, chutó y el rechace de Diego López lo remató Benzema al fondo de las mallas. Un nuevo error obligaba a remar a contracorriente.

Duro golpe moral
Los blanquiazules, que no atraviesan por un buen momento anímico, sufrían un duro golpe a las primeras de cambio. Flojos en defensa y sin hacerse con el balón en el centro del campo se lo estaban poniendo muy fácil al conjunto de Solari. Pero sin tiempo para asimilar el gol, los blancos volvieron a golpear. En un nuevo desajuste atrás, Ramos, sin oposición, cabeceó al fondo de las mallas. En solo 15 flojos minutos, que recordaron a los partidos ante el Barça y Girona, el Espanyol prácticamente había tirado el partido.

A los espanyolistas solo les quedaba tirar de casta y orgullo para lavar esta pobre imagen. Y en una acción algo afortunada se metió en el partido. Dídac remató desde la frontal del área, el esférico impactó en Lucas Vázquez y cayó en la zona de Baptistao, para que éste no perdonara. En una posición perfecta el brasileño fusiló a Courtois. Los pericos se metían en el partido. Con el gol aumentó su confianza y dieron un paso al frente, empezaron a presionar con más agresividad y llegar algo más a la portería rival. Imprimiendo más intensidad en el centro del campo, Modric empezó a desaparecer y el Espanyol tuvo un poco más el balón. Pero cuando mejor estaba, el destino fue cruel. La zaga volvió a fallar y Benzema no perdonó para volver a superar a Diego López con un disparo ajustado. Todo un jarro frío para los pericos y demasiado premio para los merengues, que sin haber hecho nada del otro mundo se iban al descanso con una gran renta.

Sin reacción
Con 45 minutos por delante, puntuar se presentaba casi imposible. El Madrid iba a tener alguna y la defensa ofrecía muchas dudas. Diego evitó el cuarto a los pocos minutos, al sacarle un remate a Modric, y poco después Vinicius pudo ser expulsado. El brasileño piso a Hermoso dentro del área, pero el colegiado no vio nada. Es más, el VAR ni se pronunció. Y tampoco quiso trabajar en otra acción polémica en la que Leo Baptistao tuvo que abandonar el campo lesionado tras una entrada de Lucas Vázquez. El exespanyolista le robó el balón, tras entrarle con fuerza, cedió a Benzema, este a Bale quien con un remate ajustado superó a Diego López. El Espanyol estaba sufriendo y debía evitar una derrota más dolorosa.
Con todo perdido, coincidiendo con la expulsión de Varane, los pericos intentaron lavar su imagen. Se volcaron sobre el área de Courtois y Rosales, con un gran gol que fue revisado por el VAR, consiguió maquillar un poco la derrota que deja al equipo en una situación complicada. A los de Rubi se les ha juntado todo: una mala dinámica de resultados, muchas lesiones y una falta de confianza preocupante. El domingo, primera final en Villarreal.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 08/11/2019

¿Si el club decide incorporar un delantero en el mercado de invierno, por qué futbolista apostaría?

20.5%
9.6%
69.9%