Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA WOLVERHAMPTON-ESPANYOL (4-0)

Tanto tiempo para esto

El equipo estuvo bien en el primer tiempo, pero se vino abajo en el segundo, y la eliminatoria quedó sentenciada

Jordi Luengo Jordi Luengo
20/02/2020

 

Adiós al sueño europeo. El Espanyol, pese a no realizar un mal partido en algunos momentos, sufrió una dolorosa derrota que le deja con los dos pies fuera de la competición. Una goleada de las que duelen y que deja retratados a algunos jugadores que no estuvieron a la altura de lo que significaba este partido para la afición y que bajaron los brazos mucho antes de que el colegiado pitara. La mala situación en la liga, por culpa de la pésima planificación deportiva de este verano, propició que se tirara la Europa League, que tanta ilusión despertó el pasado mes de mayo, al igual que hace unas semanas sucedió con la Copa. El equipo volvió a estar blando en defensa e inoperante en ataque. Toca levantarse, olvidarse de Europa y recuperar al equipo anímicamente para la final del próximo domingo en Valladolid.

El Espanyol viajaba a Wolverhampton con la intención de aparcar sus penurias ligueras por unas horas, pero las urgencias que atraviesa en el campeonato liguero propiciaron que Abelardo revolucionara totalmente el once respecto al que empató el pasado domingo en Sevilla. Solo repetían Víctor Sánchez y Wu Lei del último partido, por lo que el plan B era una buena oportunidad para que algunos jugadores se reivindicaran y dieran un paso al frente. Pero pocos lo hicieron.

Con un gran ambiente en las gradas, en las que no paraba de escucharse a los 1.200 pericos desplazados, los dos equipos avisaron en los primeros compases. Moutinho disparó alto en el 3’, mientras que solo dos minutos después, Wu Lei pudo marcar. Dídac centró al segundo palo, por donde apareció el delantero chino que obligó a intervenir a Rui Patricio.

El conjunto de Abelardo no estaba pasando apuros, aunque una vez más, pagó muy caro un error defensivo. Primera duda en el área y gol de los Wolves. Raúl Jiménez peinó hacia atrás un saque de esquina y Diogo, al que le perdieron la marca, remató solo desde dentro de la pequeña con la fortuna de que el balón tocó en Víctor Sánchez que lo desvió al fondo de las redes. Un gol que dejó algo tocado a los pericos durante unos compases que pudo aprovechar el conjunto de Nuno con dos buenas oportunidades. Raúl Jiménez se aprovechó de un nuevo error defensivo, pero su recorte se fue demasiado largo y lo atajó Andrés, y, poco después, el meta evitó el segundo sacando un remate de Adama.

Perdona Ferreyra
Pese a ir por detrás en el marcador, y exceptuando estos breves minutos, el Espanyol estuvo bien. Cada vez tenía más el esférico y empezaba a asomarse al marco rival. Melendo lo probó desde la frontal del área y Ferreyra perdonó el empate. En el 32’, el argentino no pudo aprovechar un grave error de Rui Patricio al querer despejar un balón. Cazó un balón en el área pequeña, que le cayó franco, pero el portero se rehizo de su error sacando una mano impresionante que evita el empate.

El Espanyol estaba creciendo. Tocaba bien en el centro del campo y llegaba arriba, aunque no podía descuidarse atrás ya que el Wolves esperaba para salir con velocidad y potencia a la contra. Los blanquiazules habían ido a más, pero se iban a la caseta con desventaja en el marcador.

Un tiempo para olvidar
El Espanyol salió al verde con otro tono y no tardó en meter el miedo al conjunto inglés. Wu Lei, el único que creó peligro, cabeceó y su remate salió rozando el palo. Pero las buenas sensaciones de la reanudación pronto desaparecieron. Del posible empate se pasó al segundo tanto local. Víctor Gómez despejó mal un centro, Vargas no apretó a Neves que bajó el balón con el pecho y de primeras superó a Andrés con un disparo lejano. El tanto llegó cuando mejor estaban los de Abelardo que hasta este momento estaban compitiendo bien. Pero el mazazo, les dejó tocados. En una nueva indecisión defensiva, no cerraron bien un pase filtrado y Diogo afusiló a Andrés anotando el tercero. El portugués también tuvo suerte porque el balón tocó en Víctor Gómez. Con este tanto algunos bajaron los brazos. Neto remató a la escuadra y Diogo Jota anotó el cuarto después de dejar atrás a Naldo.
En una segunda parte desastrosa, el Espanyol fue devorado por unos lobos que lo expulsaron de Europa. Toca levantarse y pensar ya solo en salvar la categoría.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-ATLÉTICO (1-1)
Encuesta del 27/03/2020

¿Cree que Raúl de Tomás está llamado para marcar una época en el Espanyol?

42.5%
9%
48.5%