Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CRÓNICA MÁLAGA-ESPANYOL (0-1)

Sufrimiento con premio

El Espanyol rompió el gafe de no ganar el primer partido del año a domicilio tras 19 y dejará de escuchar que es el único que no ha ganado fuera

Jordi Luengo Jordi Luengo
08/01/2018

 

Por encima de las sensaciones mandan los resultados”, así se manifestaba Quique en la previa del partido. Y el juego ofrecido y el marcacor final confirmaron sus palabras. El Espanyol, tras 19 temporadas logró estrenar un Año Nuevo ganando a domicilio. En un partido con muy poco fútbol y bastante sufrimiento, el conjunto de Quique logró su primer triunfo del campeonato fuera de casa. Tres puntos que no pueden esconder que durante bastante minutos fueron superados por el penúltimo clasificado, pero que le han de dar tranquilidad para afrontar los próximos encuentros.

Darder se estrena
Quique apostó por un 4-4-2 con Sergi Darder en el interior izquierdo, Baptistao en la derecha, y Víctor Sánchez formando pareja con Javi Fuego en el doble pivote. El arranque fue intenso y, tras una falta peligrosa en la que David López vio la tarjeta amarilla, el Espanyol se adelantó en el marcador en su primera aproximación. Un centro de Víctor Sánchez lo dejó de cabeza Sergio García al corazón del área y Darder, llegando desde la segunda línea, superó a Roberto con un remate ajustado al palo. El partido se ponía de cara y había que intentar aprovechar los nervios locales. Pero, el conjunto de Míchel, pese a su mala clasificación en la tabla, no se hundió y no tardó en reaccionar. Se fueron a por la igualada, aunque Sergio García pudo dejar mucho más encarrilado el encuentro, pero su remate desde la frontal fue detenido sin problemas por el meta local. Y tras esta acción, Keko empezó a tener protagonismo por la banda derecha, convirtiéndose en la principal arma malagueña. Chory Castro veía como Víctor Sánchez le desviaba un remate peligroso y Peñaranda remataba a las manos de Pau, en ambas acciones tras dos centros del ex del Eibar.

Los locales aprietan
El Málaga estaba muy metido en el partido, pero el Espanyol, pese a que se había replegado un poco intentando sorprender en la contra, no pasaba demasiados apuros.
Los de Quique estaban bien posicionados ante el conjunto de Míchel, que pecó de precipitación y le faltaban ideas. Y todo esto, unido a las continuas interrupciones por las faltas, hizo que el partido no tuviera ritmo. Y esto siempre beneficia al equipo que va ganando. Pero esta aparente tranquilidad empezó a cambiar sobre la media hora con la amonestación de Hermoso. Los dos centrales tenía tarjeta y eso era peligroso con tanto partido por delante. Y a continuación, el Málaga incrementó su asedio, mientras que el Espanyol no aparecía en ataque. Fueron los minutos de más apuros. Tras el gol de Darder se estaba repitiendo el guión de otros encuentros: marcar y dormir el partido. Se encerró un poco en su campo y abusó de los balones largos. El Espanyol sin hacer nada del otro mundo se iba con ventaja al descanso.

Sufrimiento innecesario
La vuelta de los vestuarios no sentó bien a los dos equipos. Estaban sin ideas y ambos ofrecían un pobre espectáculo. Pero poco a poco, los locales, empujados por su afición, se fueron haciendo con el control del partido y encerrando a un Espanyol que se estaba echando atrás demasiado pronto. Los de Míchel insistían, aunque sin acierto en ataque, ante un Espanyol al que le estaba costando salir de su área. Los de Quique estaban pagando la falta de ambición.
En busca de sus objetivos, ambos técnicos empezaron a mover el banquillo. Dídac, en una contra, tuvo la sentencia, pero su remate desde la frontal lo paró Roberto, mientras que Rosales evitaba un pase de la muerte de Sergio García a Gerard que hubiera sido el segundo. Y poco más tarde, una falta de Hermoso salía fuera por poco. Se perdonó y los últimos minutos fueron de infarto.
Sin proponer casi nada y sufriendo mucho se lograron tres puntos que han de dar confianza al equipo. Un triunfo muy importante, ya que era obligatorio, que ha de ayudar a crecer y creer.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 21/09/2018

Varios jugadores que no tuvieron mucho protagonismo el curso pasado están destacando ahora de la mano de Rubi. De ellos, ¿quién le ha sorprendido más en este inicio de Liga?

20.7%
5.3%
69.5%
4.5%