Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

PREVIA DEPORTIVO-ESPANYOL

Para salir del túnel

Los dos llegan en una crisis de resultados y todo lo que no sea ganar, no les servirá para mucho

Jordi Luengo Jordi Luengo
23/02/2018

 

Espanyol y Deportivo abrirán la jornada 25 con muchas necesidades, aunque sin las urgencias de otros momentos ya que aún resta bastante calendario. Todavía queda mucho camino por recorrer hasta final de temporada, pero los dos equipos se encuentras sumidos en una complicada situación por los últimos resultados. Necesitan la victoria para empezar a ver la luz al final de un túnel que les está dificultando sus objetivos y evitar que la crisis estalle. El triunfo sería, sin duda, un gran balón de oxígeno para cualquiera de los dos equipos.
El Espanyol llega al partido tras sumar dos empates en los últimos compases ante Celta y Villarreal, pero dejando malas sensaciones en ambos encuentros y encadenando una racha de seis jornadas sin lograr la victoria. Por su parte, el conjunto gallego arrastra un racha de ya nueve partidos ligueros sin sumar los tres puntos, lo que le costó el puesto al experico Cristóbal Parralo, y ha perdido los dos partidos desde la llegada de Clarence Seedorf al banquillo. Así que para los gallegos, que han mejorado sus prestaciones con la llegada del técnico holandés, sí que será casi una final. Y esto les hace más peligrosos.

Conjura para reaccionar
El conjunto de Quique afronta el duelo con algo más de moral tras el arreón final ante el Villarreal y con la esperanza de poner fin a su mala dinámica de juego. Pero, pese a ese empate in extremis con el gol de Granero, la realidad es que en la tabla clasificatoria no se encuentra en la posición que se esperaba al inicio de curso.
Los pericos están situados en la, siempre peligrosa, tierra de nadie, por lo que necesitan reaccionar ya, al empezar a mirar más los puestos de descenso que los de la zona noble de la clasificación. Aún es pronto para hablar de finales para los pericos, pero todo lo que no sea ganar en Riazor ayudaría muy poco a mejorar la situación del cuarto peor equipo a domicilio, con ocho puntos, y que solo mejora a los tres conjuntos que están en puestos de descenso.
La plantilla es consciente de que en tierras gallegas se juegan mucho, ya que una derrota apretaría más la soga y dejaría claro que se sufrirá hasta final de curso. No se fían del mal momento gallego, pero saben que necesitan un triunfo para no mirar hacia abajo, y más teniendo en cuenta que el martes les visita el Real Madrid. Se podrían encender casi todas las alarmas. Aún no hay urgencias, pero si realismo. Y la situación no es cómoda ni gusta a nadie.

No se prevén cambios
Con la novedad en la lista de Mario Hermoso, que entra en lugar de Javi López que al igual que Marc Roca no ha podido entrenar por culpa de las anginas, no se esperan grandes novedades en el once. La principal podría estar en el lateral derecho, donde Marc Navarro y Víctor Sánchez se disputan un puesto, lo que indirectamente condicionaría el doble pivote. Habrá que ver si el técnico apuesta por tres puntas o prefiere dejar a uno en el banquillo.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)