Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

intrahistoria de un cese inesperado

Rufete seguirá el próximo curso suceda lo que suceda

En el club tienen claro que el director deportivo será el encargado de reconstruir la plantilla perica

Jordi Luengo Jordi Luengo
03/07/2020

 

El curso está siendo muy complicado en el Espanyol y ha habido momentos críticos que han hecho tomar algunas decisiones importantes. Y el encuentro ante el Levante fue el inicio del último cambio que se ha vivido en el primer equipo blanquiazul. Esa derrota dolió mucho a todo el espanyolismo y dejó heridas que no han podido cicatrizar. El conjunto de Abelardo afrontaba el duelo ante los granotas con cierto optimismo. En la anterior jornada había abandonado la posición de colista, tenía la salvación a tres puntos y solo dependía de él para seguir en Primera. Y con ese inesperado tropiezo todo se torció. Empezó a cambiar el futuro del equipo y, sobre todo, el de Abelardo.

Contactos para renovar
Antes de que se decretara el Estado de Alarma, los responsables deportivos del Espanyol hablaron con el técnico asturiano para ofrecerle la renovación. La intención de Abelardo era seguir independientemente de si se conseguía la salvación o no. Así que ambas partes se citaron para seguir negociando en las siguientes semanas. Pero estalló la crisis sanitaria. Todo se paró. Y con ello, las conversaciones para ampliar el contrato del ‘Pitu’.

Con la vuelta a la nueva normalidad, antes del partido contra el Levante, se reactivaron las conversaciones. Todo pintaba bien, pero se perdieron las dos siguientes jornadas. Tras regresar de Sevilla, los dirigentes pericos se reunieron con Abelardo para ver qué estaba pasando, pero también escucharon a algunas voces del vestuario. Las impresiones que les dejaron algunos comentarios hicieron que saltaran todas las alarmas. La tónica general era que el técnico quería reconducir esta situación, pero que estaba tocado anímicamente y no sabía cómo darle la vuelta a las malas sensaciones ofrecidas ante Levante y Betis. Y en una conversación entre el presidente Chen Yansheng, el director general José María Durán y el consejero y subdirector general Mao Ye Wu se decidió que era necesario un cambio en el banquillo. Y así se lo comunicaron al director deportivo Francisco Joaquín Pérez Rufete. Este expresó que él era partidario de que el técnico siguiera en el cargo, pero, dadas las circunstancias, lo aceptaba.

A falta de siete jornadas, los dirigentes consideraron que Rufete debía hacerse cargo del equipo. Él, que no se había postulado para el banquillo, lo aceptó y les comunicó que intentaría sacar adelante el reto, asumiendo un desgaste y protagonismo que no quería. Pese a que se ha comentado que esta decisión podría ser una invitación a que se fuera a final de curso, ya que el objetivo es muy complicado, la realidad es totalmente distinta.

Según ha podido saber La Grada, Rufete seguirá en el Espanyol el próximo curso pase lo que pase de aquí a final de temporada. Está haciendo un equipo de trabajo que está planificando la próxima temporada. Pero no solo está centrado en el primer equipo, sino también en otros asuntos deportivos del club. Tiene claro lo que quiere hacer y la confianza de los dirigentes en él es total. Le consideran la persona que ha de reconstruir al Espanyol. Y lo hará sin intermediarios, ya que hasta hace poco tenía un superior con el que debía consultar y valorar todas las decisiones. Ahora es el hombre fuerte del club y nadie se plantea que no pueda seguir. 

What do you want to do ?
New mail
Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 31/07/2020

De los jugadores que pueden salir del equipo, ¿cuál cree que debería quedarse?

6.8%
15%
4.1%
3.5%
58.9%
11.6%