Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA HISTORIA SE REPITE TRAS 20 AÑOS

Rubi protagoniza una nueva ‘espantá’

Desde 1998 con Bielsa marchándose a la selección argentina no se recordaba algo igual en el Espanyol

Marta Mendoza Marta Mendoza
03/06/2019

 

Quique el pasado curso casi protagoniza una gran ‘espantá’ tras la oferta que recibió por parte del Stoke City, pero finalmente no alcanzó un acuerdo económico con el conjunto inglés. Y en los primeros años en Cornellà, Pochettino convocó a los medios de comunicación para desmentir su marcha a la Sampdoria, que le hizo una oferta millonaria, lamentar los rumores y manifestar que seguiría siendo el entrenador del Espanyol con todo “orgullo”. Los dos continuaron, aunque con una implicación muy distinta. Habíamos tenido dos amagos últimamente, hasta que el tercero ha sido el certero. El de Rubi, quien ha puesto fin a un largo periodo de 20 años en el que los inquilinos en el banquillo eran cesados, como fue el caso de Miguel Ángel Brindisi, Juande Ramos, Ramón Moya, Javier Clemente, Tintín Márquez, José Manuel Esnal Mané, Mauricio Pochettino, Sergio González y Quique Sánchez Flores, o se marchaban porque o ellos o el club decidieron no mantener su vínculo como sucedió con Paco Flores, Luis Fernández, Miguel Ángel Lotina, Ernesto Valverde Javier Aguirre o Constantin Galca.

Con una mezcla de sorpresa e incredulidad, el de Vilassar hizo temblar esta semana los cimientos de la entidad blanquiazul con una marcha más que inesperada a la altura de la de Bielsa. Salvando las distancias claro, ya que en su caso, en 1998 vino a llamarle la mismísima selección argentina, su “sueño” y estaba estipulado en su contrato. Y ahora en el caso de Rubi ha sido el Betis, un equipo con proyecto y pudiente económicamente sí, pero un polvorín para cualquiera que se siente en el banquillo y con un plantel que este año no jugará en Europa. Además, el Espanyol del argentino había sido confeccionado por él, y ahora hay margen para que el nuevo inquilino en el banquillo pueda llevar a cabo la nueva planificación. De ahí a que los ‘daños’ sean menores, aunque no por ellos un mazazo doloroso.

En el caso del ‘loco’ Bielsa, solo dos meses después de firmar como nuevo técnico espanyolista la AFA vino a por él y empezó un calvario que acabó el 13 de octubre con su cese tras tres derrotas y dos empates. Pese a que cuando el 8 de junio firmó su contrato con el Espanyol se contempló en su contrato que si se le presentaba una oportunidad así podría salir, cuando esto fue una realidad se trató de llegar a un acuerdo para que siguiera hasta diciembre y poder buscar una alternativa, pero los malos resultados acabaron antes con él.

Adiós pese a la euforia
Pero teniendo en cuenta que no hace ni dos semanas que Rubi logró meter al equipo en Europa casi contra todo pronóstico, hay dos casos que indudablemente nos pueden venir a la cabeza, el de Camacho y el de Luis Aragonés. Ya que inexplicablemente decidieron cambiar de aires cuando parecía que aquí lo tenían todo, especialmente el primero. En la temporada 1995-96 José Antonio Camacho logró clasificar al equipo en cuarto lugar y lo dejó en Europa, pero antes de alcanzar dicho objetivo su decisión de no seguir ya estaba tomada y su relevo, Pepe Carcelén, determinado. A los pocos días anunció su fichaje por el Sevilla, que había sido duodécimo. Un cambio ‘a priori’ a menos en cuanto a la siguiente temporada, como Rubi ahora. Aunque la gran diferencia fue que Camacho terminaba contrato, era su tercer año en la entidad perica y antes de finalizar dicho curso ya comunicó que no seguiría. De hecho, la afición pudo despedirse de él. Y años antes Luis Aragonés, que como Rubi sobrevivió a seis derrotas seguidas sin perder el puesto, duró solo una temporada. Corría el año 90 cuando el Madrid se lanzó a por él, antes de que finalizara su vínculo como perico el 30 de junio, y Pardo mostró su negativa a que se subiera “a ese tren que solo pasa una vez en la vida”, dijo el Sabio de Hortaleza. Pero también recibió una propuesta de Villar para la Selección de cara a la siguiente temporada, pero el presidente espanyolista también obstaculizó la operación aseverando que ya había renovado contrato cuando esto no era cierto. Así que finalmente, pese a dejar muy buenas sensaciones en cuanto a juego tras recuperar la categoría, hizo las maletas y puso rumbo hacia el Atlético de Madrid cuando la parroquia perica veía en él al técnico que podía ofrecerles un futuro esperanzador.

Y dos casos más que se podrían destacar son el de Lotina (2004-2006) y el de Valverde (2006-08). Y es que ambos técnicos metieron al Espanyol Europa y llegaron a dos finales. Pero pese a ello, decidieron no continuar tras un último año en el que todo se enrareció a marchas forzadas. El primero dijo adiós por desgaste tras salvar al equipo en la última jornada en un curso en el que se ganó la Copa del Rey. Y el segundo rescindió su contrato alegando los mismos motivos.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 13/09/2019

A qué daría prioridad ¿a LaLiga o la Europa League?

27.2%
3.3%
69.5%