Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ESPANYOL-ZORYA (3-1)

Remontada para creer

La casta, fe y orgullo de Javi y la calidad del ‘Monito’ cambiaron la eliminatoria en un final loco

Marta Mendoza Marta Mendoza
22/08/2019

 

¿Quién dijo miedo? El Espanyol no entiende su existencia sin la emoción y el duelo de ayer fue una clara muestra de ello. Y es que en cuestión de muy pocos minutos el conjunto perico logró que se pasara del hastío, los silbidos y los semblantes serios a la locura y la alegría. En cinco minutos dinamitaron el partido y demostraron que si este equipo quiere, puede. Se levantaron tras dos duros golpes, el gol de Kochergin antes del descanso y el penalti fallado por Granero con 1-1 en el marcador y Javi López, con un trallazo con el alma, con un gol de orgullo, y con un beso en el escudo inició la revolución que acabó con triunfo y con una nueva demostración de que Matías Vargas vale lo que se ha pagado por él y más. ¡Qué talento el suyo! Se encajó, sí, pero el Espanyol demostró que quiere estar en esa fase de grupos. Acabó desatado. Volcado por completo en busca del cuarto. Dio gusto ver al equipo en los minutos finales.

No empezó el cuadro perico el duelo como se esperaba ante un atrevido conjunto ucraniano que salió mordiendo y presionando muy arriba y firmando ya en el minuto dos la primera acción comprometida en el área del Espanyol. Y casi sin tiempo para asimilarlo suerte Kabayevun no logró controlar un pase en profundidad cuando ya se quedaba solo. Demasiadas imprecisiones y pérdidas del Espanyol ante un equipo valiente al que no se inquietó hasta el 6’ cuando Wu Lei remató a la media vuelta pero el balón impactó en la defensa del Zorya. Y tras él fue Granero el que lo intentó con un disparo lejano desde la frontal tras un regalo visitante que no acabó en nada.

Con el Zorya bien plantado y haciendo su partido, el ‘Chuky’ disfrutó de la mejor ocasión por parte del cuadro perico, pero pese al delicioso centro de Dídac y a estar libre de marca, incomprensiblemente mandó fuera su testarazo. Le costaba al Espanyol y el ambiente se iba enrareciendo. Y por si no fuera suficiente, fuerte golpe a Iturraspe en un encontronazo en la clavícula y lesión. No pudo seguir y antes del minuto 20 Gallego ya tuvo que hacer el primer cambio y dar entrada a un Marc Roca que pareció darle otro aire al equipo. En el 26’ Puado lo probó con una rosca que se marchaba muy desviada. Y a todo esto el debutante Calero dejaba buenas sensaciones resolviendo con criterio las acciones que le llegaban.

Tremendo mazazo
No carburaba el Espanyol como debía, el Zorya sí daba la sensación de que en una contra podía liarla y así fue. En el minuto 37 Kocherhin culminaba con un remate seco y ajustado a la cepa del palo de la meta de Diego López que significaba el 0-1. Saltaba la sorpresa. Se encendían las alarmas. Granero, en un gesto de capitán, trataba de animar a un equipo que en el 42’ en una jugada embarullada pudo empatar, pero nadie atinó a rematar. Aunque antes de enfilar hacia el túnel de vestuarios le pudieron hacer un destrozo. El Zorya quería el segundo y los nervios de los jugadores pericos, que reclamaron mano en el área visitante, no ayudaban.

Pareció salir con otro aire el Espanyol en la reanudación consciente de la situación. Para empezar Gallego tomó cartas en el asunto y realizó la segunda sustitución dando entrada a Víctor Sánchez por Dídac Vilà. Salieron a presionar y a buscar el gol del empate que en el 50’ se resistió. A la salida de un córner Wu Lei voló más que nadie para conectar un remate de cabeza que acabó con el balón estrellándose en el travesaño y con una serie de rechaces que ningún espanyolista atinó a remachar. Imprimía el Espanyol más intensidad y velocidad en la circulación, algo clave para despertar del letargo. Pero para acabar de dar un pase al frente había que remediar unas pérdidas que cerca estuvieron de salir muy caras en el 55’. Despejó Lluís López en el último momento evitando un mayor desastre.

¡De locos!
Cuando mejor estaba el Espanyol, demostrando que si le apretaba al Zorya en defensa se ponía nervioso, apareció Ferreyra para hacer gala de ser un ‘killer’ del área alaprovechar un remate de Puado que golpeó en un defensor y mandar el balón a besar las mallas de la meta visitante para firmar la igualada de cabeza. Despertó el RCDE Stadium, se vino arriba el conjunto perico, que empezó a encerrar a su rival.

Dio un claro paso al frente el Espanyol con un Javi López que empezó a prodigarse en ataque y poner varios centros. Wu Lei gozó de dos buenas oportunidades que desaprovechó, pero en el 75’ provocó un penalti por mano de Mykhaylichenko. Granero se lo pidió y lo tiró de forma tan horrible que Shevchenko lo paró. Era el momento para enderezar el partido y acabó siendo un nuevo golpe para los pericos. Pero en los momentos delicados apareció él, el capitán. Obra de arte en forma de centro de Darder y trallazo de Javi López con el alma para firmar el 2-1. Enloquecía el RCDE Stadium, se besaba el de Osuna el escudo orgulloso. Creía el Espanyol. Y queriéndose sumar a la fiesta irrumpió un Monito que se sacó de la chistera un gol de crack que lo acabó de poner todo patas arriba. ¡Menuda rosca y sangre fría! ¡Menuda calidad! Resolvieron en tres minutos y el cuarto se mascó.

Este es el camino a seguir en Ucrania. Los grupos, más cerca. ¡Solo quedan 90 minutos!

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 13/09/2019

A qué daría prioridad ¿a LaLiga o la Europa League?

26.4%
4.2%
69.5%