Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ENTREVISTA SERGI DARDER

“Queremos ser un equipo ilusionante”

Sergi Darder reconoce que el pasado curso ni él ni el resto del equipo estuvieron al nivel esperado y opta por dar un paso al frente a todos los niveles

Carlos Fanlo @Fanlillo
22/07/2018

 

Sabe Sergi Darder que esta campaña tiene que dar mucho más que la anterior. El de Artà reconoce que el pasado curso ni él ni el resto del equipo estuvieron al nivel esperado y opta por dar un paso al frente a todos los niveles. En este aspecto, la llegada de un entrenador como Rubi, que quiere que el balón sea el protagonista del juego del equipo, sin duda le favorece. Darder quiere superar la temporada que significó el regreso a su casa: está con ganas de hacerlo y muy ilusionado ante una temporada que, a priori, no tendrá nada que ver con la pasada. El Espanyol pasará de defender su portería a hacer del ataque su mejor defensa.

¿Qué tal las dos primeras semanas con Rubi?
Muy positivas. Ya sabíamos a lo que veníamos, lo que nos esperaba, lo conocíamos un poco de ver jugar sus equipos. He coincidido con jugadores que ya han trabajado con él y ya me habían contado un poco cómo es. En pretemporada toca físico, ya nos habían dicho que es un entrenador que quiere el balón y para ello has de estar a un buen tono: para ofrecerte, para dar apoyos, para recuperar el cuero rápido…

Los primeros días en el stage de la Garrotxa os dio bastante caña…
Sí, ya me habían dicho que con él las pretemporadas eran duras. Es cierto que existen momentos durante el entrenamiento que estás un poco cansado tanto a nivel físico como mental, pero todo eso después se agradece.

¿El míster os ha explicado un poco lo que quiere del equipo?
Queda muchísimo por conocer, tanto nosotros de él como él de nosotros, pero sí que es verdad que trabajo no va a faltar por su parte y por la nuestra evidentemente tampoco. El tema táctica y video está muy perfeccionado; él quiere que todo esté controlado, ya hemos hecho muchas sesiones de video y cuanto más cosas tengamos a nuestro favor, mejor. Rubi en este aspecto es una persona muy trabajadora que nos va a ayudar muchísimo y nos va a poner las cosas más fáciles.


Tú no estuviste, pero imagino que tus compañeros lo compararán de manera inevitable con la pretemporada anterior…
Sí, me dicen que hay bastante cambio, que el año pasado había muy pocas dobles sesiones y que era todo mucho más con balón. Este año desde el primer día estamos haciendo muchísima fuerza; los primeros días tienes la cabeza un poco más nublada por el cansancio, pero en un equipo como nosotros que este año queremos tener el balón, ser protagonistas y tener nuestra propia identidad hay que estar bien físicamente para llevarlo a cabo.

En cuanto a idea futbolística es evidente que no tiene nada que ver con Quique Sánchez Flores…
Está claro. Rubi ya dijo en su presentación que prefiere ganar 3-2 que 1-0; pocos entrenadores se atreven a decir eso, pero ni él ni nosotros somos tontos y sabemos que cuantas más veces dejemos la portería a cero más opciones tendremos de ganar. Sabemos que habrá partidos en los que nos toque sufrir y no siempre va a ser fácil tener el 50 o 60% de posesión porque hay muchos equipos muy buenos, pero queremos ser un equipo que ilusione a la gente y que domine los encuentros. Aún tenemos que crecer muchísimo, pero los conceptos y la identidad del equipo es clara.

Hacía falta un cambio de chip tras una temporada en la que no acabaron de salir las cosas…
Sí, tanto el míster como nosotros éramos conscientes de que las cosas no funcionaban. Él lo dio todo y nosotros lo dimos todo por él por mucho que desde fuera se digan muchas cosas; en el vestuario teníamos claro que estábamos todos juntos en el mismo barco, estuviese Quique o David, porque al final nos debemos a un club y a un escudo. Pero sí que es verdad que el cambio era necesario; a todos los equipos les gusta tener el balón cuanto más tiempo mejor, pero tampoco hemos de engañarnos ya que la posesión no gana partidos. Sin ir más lejos, tenemos el ejemplo de España en este Mundial. De todos modos, tenemos claro que queremos jugar un fútbol en el que el balón sea el protagonista e intentaremos ganar todos los partidos, pero con nuestra identidad.

Para acabar con el pasado curso, Quique se mostró crítico recientemente con el equipo.
Cada uno es libre de opinar lo que quiera. Yo no tengo nada en contra de Quique, ni mucho menos; él me dio muchísimos minutos, mucha confianza e hizo mucho para que viniese aquí. Sí que es cierto que fue una temporada difícil, ya lo hablé con él en su momento, no fue lo que nos esperábamos. Él tenía la idea de que el equipo creciese a base de consolidar lo que hizo el año anterior, aumentar el hecho de tener más posesión y crear más ocasiones, pero cuando te metes en dinámicas negativas es mucho más difícil pasar página. Puede que él esté un poco quemado al no haber dado nosotros lo que él esperaba de la plantilla, pero a lo mejor también era porque no podíamos o no éramos capaces. Al final tenemos que hacer autocrítica todos, tanto él como nosotros, porque todos queremos mejorar.

Una de las mejores noticias hasta el momento es la llegada de un futbolista que ha ilusionado a la afición como Borja Iglesias.
Es una persona que ha venido aquí como uno más, a trabajar y sin creerse mejor que nadie por haber marcado el pasado curso 22 goles o haber costado el dinero que costó, todo lo contrario. Es un chico muy humilde y muy trabajador que se ha integrado muy bien en el vestuario. Lo poco que le hemos visto en los entrenamientos es gol, en los partidillos que hemos hecho pelota que tiene pelota que va para dentro. Tiene muchas otras virtudes y por algo se ha pagado lo que se ha pagado por él, pero lo principal en un delantero es el gol y de momento nos ha demostrado que lo tiene.

Sergi Darder regresó al Espanyol la pasada temporada en una nueva línea de refuerzos que afecta a todos los estamentos de la entidad: la vuelta de jugadores y exjugadores del club. Como canterano, es algo que a buen seguro apoyarás.
Y tanto, cuantos más pericos haya dentro del club mejor. El aficionado también lo valora mucho; es muy complicado que haya en la primera plantilla 25 tíos del filial, ni el Athletic de Bilbao consigue tener toda la gente de la cantera y hay que mirar fuera porque en esta liga hay un nivel muy alto y tienes que reforzarte. Pero sí que es verdad que sentir los colores te da un extra.

Esta es tu segunda campaña en el Espanyol tras tu vuelta al club. Después de una difícil temporada para ti y para todo el equipo, ¿te exiges un poquito más?
Por supuesto, muchísimo más. El año pasado ninguno o casi ninguno estaba al cien por cien y este año no hay excusas. El sistema va a ser más favorable a mi estilo de juego, va a haber mucho más toque de balón y voy a participar mucho más. Tengo que dar un paso adelante y voy a intentar hacerlo: tengo que mejorar respecto a la temporada anterior. Soy consciente de que no puedo quedarme encallado en lo que soy, sino que tengo que dar siempre más. Este año lo tengo que hacer, el siguiente aún más que este y así siempre.

Quieres dar más. ¿Y el equipo, también?
Evidentemente, no vale con lo que hicimos el año pasado. No queremos ponernos metas a principios de temporada, queremos ser un equipo ilusionante y tener muchísima ambición. Soy y somos capaces de dar muchísimo más que el curso anterior.

Has dicho en más de una ocasión que te sientes más cómodo jugando por el centro. ¿Has hablado ya con el míster sobre qué posición ocuparás sobre el terreno de juego?
Supongo que a lo largo de la pretemporada hablaremos un poco más entre todos, pero creo que él ya sabe que, aunque por jugar si hace falta lo hago de portero, la posición de 6 y la de 8 son los dos puestos en los que me encuentro más cómodo. A partir de ahí también me desenvuelvo bien de mediapunta, pero mucho mejor en las posiciones del centro.

Uno de los puntos en los que es importante incidir es en la aportación goleadora de los jugadores de segunda línea.
Es una cosa muy mejorable, pero el año pasado el sistema, pese a que tenía muchas cosas buenas, en ese sentido a los mediocentros nos ayudaba poco. Prácticamente vivíamos de vigilancias, llegábamos muy poco al área; se basaba en otras cosas, en jugar con cuatro delanteros. Al final cuando juegas así los medios e incluso el tercer banda que a veces era yo teníamos que proteger un poco más el centro y no teníamos esa libertad. Esta campaña, por el contrario, Rubi ya nos lo dijo casi el primer día: hay que meter muchísimos más goles que el año pasado y no solo la parte atacante. Tiene que aumentar la cifra de goles de los mediocentros y los bandas.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-VILLARREAL (3-1)
Encuesta del 19/10/2018

¿Cree que el equipo traducirá su buena imagen a domicilio con buenos resultados?

92.7%
7.3%