Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA JAVI MÁRQUEZ

“Que nadie dé por muerto al Espanyol”

El experico, ahora en el Nàstic, aconseja a la actual plantilla que estén tranquilos

Jose S. González
28/03/2020

 

Tras más de una década entre Primera y Segunda, Javi Márquez ha vuelto este año a Segunda B de la mano del Nàstic, su equipo desde enero del 2018. El experico está teniendo una temporada complicada por las lesiones, pero cuando ha estado bien, ha demostrado ser un hombre importante en el conjunto grana. Hablamos con él sobre su año y sobre el Espanyol.

¿Cómo llevas esta situación de confinamiento en casa?
Estamos con la familia, intentando disfrutar de la parte que nos toca. Es una situación que nos ha cogido por sorpresa a todos. No esperábamos que pudiéramos llegar a este punto. Dentro de lo malo, hay que intentar mirar el lado positivo, pasando más tiempo con los tuyos y disfrutar de ellos al máximo.

¿Cómo crees que se acabará resolviendo esta situación respecto a la liga en Segunda B?
Quieren que se termine la temporada. Veremos hasta qué punto llega el virus. Personalmente no creo que sea algo que se solucione de la noche a la mañana. Espero que todo se arregle pronto y que podamos volver a la normalidad.

¿Cómo valoras tu temporada en el Nàstic?
Está siendo una temporada con muchas situaciones adversas. Ya sabíamos lo que iba a ser jugar en Segunda B con un equipo como el Nàstic, el ‘coco’ de la categoría y en la que todos los equipos nos iban a esperar. Sí que es verdad que a principio de temporada tuvimos muchos contratiempos. En mi caso, por la lesión casi no pude jugar hasta diciembre. Aún así, con la llegada de Seligrat y los fichajes el equipo mejoró mucho. Es una categoría con campos difíciles, a los que no estamos acostumbrados, pero todavía confiamos en nuestras opciones.

¿Tenéis esperanzas de llegar a la promoción?
Tenemos la obligación de ganar todos los partidos. Hemos tenido momentos en los que el equipo ha hecho muchas cosas buenas para llevarse los tres puntos y no lo ha conseguido. Esto ha hecho que no podamos enlazar con los de arriba. Veremos cómo acaba.

¿Cómo te sientes llevando el brazalete de capitán?
Llevar el brazalete no significa nada, si tu no correspondes a tus compañeros en el campo. Hay muchos que son capitanes y no llevan el brazalete. El capitán es el que más ejemplo da y yo intento aportar mi experiencia.

¿Cómo ha sido volver a Segunda B después de tantos años, desde tu etapa en el filial?
Han sido muchas temporadas en fútbol profesional y el cambio se nota. La diferencia de calidad es grande, aunque eso no quiere decir que no haya buenos jugadores. También hay mucha presión, porque donde no te llega el fútbol, muchos lo suplen corriendo y con esfuerzo. También se nota mucho la diferencia en los campos, aunque tenemos la suerte de jugar cada dos semanas en un gran estadio como es el Nou Estadi. En el Nàstic se portaron muy bien conmigo desde el principio y el pasado verano decidí quedarme. No quería irme fuera o cambiar de aires solo por dinero. En este momento de mi carrera, valoré más el tema familiar.

Entiendo entonces que tuviste ofertas el pasado verano.
Sí, de Segunda y del extranjero. Pero ya viví esa experiencia en Nueva York y personalmente no me apetecía irme fuera. Tengo mujer e hijos que tienen una edad en la que es importante la estabilidad.

¿Cómo ha sido el cambio de entrenador?
Con Xavi Bartolo jugábamos un fútbol que nos atraía muchísimo, muy vistoso, muy bonito para el futbolista. Pero para el juego de Segunda B hay que alternar, porque los equipos nos esperaban. Hay que tener un plan A y un plan B y con Seligrat hemos encontrado ese equilibrio. Saber en qué momento tenemos que jugar al fútbol y cuándo hay que replegarse y que el rival salga.

Explícanos ese gol desde el centro del campo en Castellón (el pasado 23 de febrero).
El entrenador de porteros me comentó que su portero jugaba adelantado. Ya lo tenía en mente y en el momento que pude, lo hice.

Hablemos ahora del Espanyol. ¿Cómo ves al equipo para salvarse?
La temporada no está siendo la que todos esperábamos. La última derrota ante Osasuna fue un palo duro, porque era un partido en que podías empezar a verlo todo de otra manera. Viví en mis propias carnes una situación similar en el 2009. Creo que hasta el final, hasta que la clasificación no diga lo contrario, hay que seguir creyendo. Que nadie nos dé por muertos. El Espanyol ha salido de situaciones más complicadas.

¿La salvación del 2009 es el espejo en el que mirarse?
Aquel fue un momento muy crítico. La mayoría nos daban por muertos y teníamos un calendario difícil, pero de los diez últimos partidos, ganamos ocho. La sensación que tuvimos siempre es que lo íbamos a sacar desde dentro. A la plantilla actual la veo comprometida. Los jugadores no están cómodos con la situación y yo les diría que tengan tranquilidad y serenidad para afrontar este último tramo de la temporada. Tienen una buena plantilla y la afición va a estar con ellos hasta el final.

Imagino que también estarás siguiendo a otros de tus ex, como Granada o Mallorca.
Estoy muy contento con el Granada. Hay un trabajo muy bueno con una base muy sólida. Del Mallorca, no me gustaría verlo en Segunda... ojalá se puedan salvar tanto ellos como el Espanyol. Hay que meter ahí a otros equipos, como Eibar o Valladolid.

Volviendo a tu situación, ¿cómo ves tu futuro?
Termino contrato este año y no he tomado una decisión al respecto. Ya tendré tiempo de sentarme. De momento, no pienso en la retirada. Es un tema personal, de ilusión. En el momento en que pierda la ilusión diré ‘se acabó’.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 29/05/2020

¿Qué le parecen las medidas que ha anunciando el club para compensar a los socios y abonados por la crisis del Covid-19?

81.9%
5.4%
12.7%