Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

CRÓNICA BARÇA-ESPANYOL (2-0)

Pagamos el mal primer tiempo

Se sabía que era dificil, pero el Espanyol se lo puso muy fácil al conjunto azulgrana, aunque reaccionó tras el descanso y llegó vivo al final

Jordi Luengo Jordi Luengo
26/01/2018

 

Se sabía que era dificil, pero el Espanyol se lo puso muy fácil al conjunto azulgrana en el primer tiempo. Regaló una primera parte en la que no salió mentalizado de que la clasificación era posible. Falto creérselo y pronto se desperdició la ventaja del partido de ida. Pero, a diferencia de otras ocasiones, en el segundo tiempo no se vino abajo. Mejoró sus prestaciones. Sabía que un gol les daba el pase y no renunció a intentarlo. Llegó vivo hasta el final de un partido en el que por el Camp Nou planeó el Tamudazo. Pero esta vez no pudo ser, y el espanyolismo se despertó de su sueño copero.

Pronto se rompió el plan
El Espanyol salió con el mismo planteamiento que en la ida, renunciar al esférico para intentar sorprender a la contra, pero con unas sensaciones distintas. La apuesta era clara, pero cuando recuperaban el esférico no tenían efectivos suficientes para salir a la contra. No conseguían salir de atrás y se les veía algo nervioso. No estaban enchufados como hay que estarlo en un derbi. Y en un error defensivo, la clasificación empezó a complicarse. Messi le robó un esférico a Aarón, cedió a Aleix Vidal quien centró al segundo palo para que Luís Suárez superara a un Pau que se quedó a media salida. A la primera llegada culé eran golpeados con dureza. La primera desconexión se pagó muy cara. Lo que nadie quería.

Con el gol ya no valía esperar solo atrás porque quedaba mucho. Era peligroso. Y Gerard Moreno y Granero no tardaron en dar los primeros avisos. Parecía que el Espanyol empezaba a dar señales de vida. No quería irse del partido, pero en una nueva indecisión en la zaga todo empezó a ponerse muy cuesta arriba. Una falta de entendimiento permitió a Messi recuperar un balón en la frontal, disparar desde la frontal con la mala suerte de que su remate, al impactar con Naldo, despistó a Pau que nada pudo hacer para evitar que el esférico acabara en el fondo de las redes. Volvió a faltar contundencia. Ser más expeditivo. La apuesta defensiva no había salido bien y en solo 25 minutos, el conjunto de Ernesto Valverde ya había volteado la eliminatoria.
El Espanyol parecía muerto, pero cuando peor pintaban las cosas dio un paso al frente. Conscientes de que un gol les daba el pase se fueron a por él, aunque les faltó más presencia arriba.

Un paso al frente
Al Espanyol no le quedaba otra que arriesgar tras el descanso. Quique dio entrada a Leo Baptistao por Darder. Sacrificaba un medio para ponerle un acompañante a Gerard, mientras que el Barça salió a templar el encuentro. Y con más presencia ofensiva hubo partido. Los blanquiazules estaban vivos y solo Messi podía ‘matarlos’. Todo podía pasar y el técnico perico apostó por meter más pólvora con Sergio García. Tenía a sus tres hombres más peligrosos en el verde. Y con más pólvora arriba, el Espanyol empezó a acercarse a las inmediaciones de Cillessen. Estaban mejor, mientras que el Barça no sufría pero tampoco creaba demasiado peligro. Daba la sensación que el conjunto de Valverde se creía que lo tenía todo hecho, mientras que el Espanyol aún tenía mucho que decir. Y en una llegada Gerard y Víctor se molestaban al rematar un centro de Sergio.

La jugada polémica
En el minuto 75, Pau López permitió que el equipo siguiera vivo al evitar que Luis Suárez y Rakitic le superaran con dos remates a bocajarro. Se entraba en los últimos diez minutos con el Espanyol vivo. Había eliminatoria. Y esta pudo empezar a tener un tono blanquiazul en la acción polémica de casi todos los derbis. En una contra muy peligrosa, tras una gran acción Sergio, Baptistao centró al corazón del área, y Gerard no pudo rematar ante la oposición de Alba. Mateu Lahoz no quiso ver nada, pero debía señalar falta en la frontal y expulsar al azulgrana. Era la ocasión esperada, pero faltó acierto y valentía arbitral. Se intentó, pero no fue posible. Pero el equipo demostró tener orgullo, aunque pagó su mal inicio de partido. 2

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-ATHLETIC (1-0)
Encuesta del 16/11/2018

¿Considera que el club debería reforzarse en este mercado de invierno para poder llegar al tramo final con más garantías?

7.1%
62.1%
2.9%
27.9%