Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

HAY QUE REVERTIR LA MALA RACHA

Ante un mes de enero cargado y decisivo

El conjunto de Rubi afrontará cuatro partidos de liga además de los cuartos de final de la Copa del Rey

Marta Mendoza Marta Mendoza
01/01/2019

 

El Espanyol volverá a la competición con el nuevo año a lo grande. Con un mes de enero bien cargado de partidos y con una máxima exigencia. Y es que además de tener que revertir la mala racha de seis derrotas consecutivas con las que el equipo cerró 2018, los de Rubi tienen ante sí una complicada eliminatoria copera en octavos de final. Por lo que los próximos seis partidos, ocho en el caso de seguir adelante en la competición del K.O., pueden ser determinantes en el devenir del equipo. Por lo tanto, no sería nada exagerado asegurar que este mes de enero puede marcar gran parte de sus aspiraciones, pues ha llegado la hora de demostrar de qué es capaz este equipo y a qué quiere aspirar. Sin duda este es un mes clave que puede marcar donde se puede estar a final de temporada y si realmente la Copa puede volver a ilusionar a la pericada.

Momentos poco propicios
A priori, los encuentros que tienen por delante no serán nada sencillos, pues se estrenarán ante un Leganés que llega lanzado (el viernes día 4 a las 21h) y que no trae buenos recuerdos tras el 0-1 del curso pasado. Pero hay que levantar cabeza y es ante este tipo de rivales contra los que no se puede fallar bajo ningún concepto. Y es que el destino es caprichoso y ha querido que toque desplazarse a Anoeta (el lunes 14 a las 21h) para medirse a la Real Sociedad justo cuando ha habido cambio en el banquillo y eso puede actuar de revulsivo para los donostiarras, ante los que se cerrará la primera vuelta del campeonato. Y para añadir exigencia y cansancio, entre estos dos compromisos se estrenarán en los octavos de final de la Copa del Rey en la Cerámica ante el Villarreal (el miércoles día 9 a las 20.30h). Un partido de ida en el que hay que tratar de encarrilar el pase a cuartos para así tratar de asegurarse una buena entrada en el RCDE Stadium de cara a la vuelta, que tendrá lugar el jueves 17 con horario todavía por determinar.
Y es que además de levantar la situación deportiva y tratar de volver a ser el equipo que maravilló en el arranque, la asistencia al templo perico es otro de los retos, aunque en este caso para el club. Pero ya se sabe que cuando las cosas van bien, es más fácil poder enganchar al aficionado perico. Así que la reacción debe ser doble, en el verde y en la grada.
Ya en la segunda mitad de enero, la exigencia para los espanyolistas se incrementará con los compromisos correspondientes a las jornada 20 y 21, las cuales se disputarán en días y horas todavía por determinar y habrá que ver si ambos se disputan en fin de semana a diferencia de las dos anteriores.
El fin de semana del 19 y 20 de enero tocará visitar Ipurua, feudo en el que el Eibar se está mostrando muy solvente, ha sustentado gran parte de su rédito de puntos y donde el Espanyol cayó por 3-1 la temporada pasada. Y para finiquitar este cargado primer mes del año, Cornellà se vestirá de gala para recibir al Real Madrid, un conjunto que no acaba de despejar las dudas y al que la temporada pasada ya se le ganó por la mínima (1-0). En el Bernabéu ya se les plantó cara, y ese es el camino a seguir de cara a la segunda vuelta, en la qua hay muchas expectativas puestas. Desde el seno del equipo últimamente han querido mandar un mensaje de tranquilidad y confianza, y es por ello que ahora es cuando hay que demostrar que el movimiento se demuestra andando. Que todo no se quede solo en palabras, sino que los buenos resultados puedan volver y ser una tónica habitual, puesto que eso significará haber dado carpetazo a los fantasmas que hace semanas que planean en el vestuario y poder volver a mirar hacia arriba como sucedió en las primeras jornadas, cuando el equipo se acostumbró a ocupar puestos europeos.

Habituales en la zona noble
Lo curioso es que pese a este gran bache, el Espanyol ha estado más jornadas ocupando zona de competición europea que fuera de ella. En concreto ha dormido nueve semanas soñando con Europa League o Champions y ocho lejos de esas posiciones. Es más, la mejor clasificación fue tras ganar al Huesca y al Athletic, cuando el cuadro espanyolista se alzó hasta la segunda plaza. Incluso, en algunos minutos del encuentro contra el Valladolid, fueron líderes provisionales de Primera, pero el conjunto pucelano terminó empatando en el tiempo de descuento.
¿Volverán a hacernos soñar?

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-ATHLETIC (1-0)
Encuesta del 11/01/2019

¿Por quién apostaría junto a Borja Iglesias y Baptistao en ataque tras las lesiones de Sergio García y Hernán Pérez?

11.9%
20.1%
68%