Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El espanyol apenas ha logrado seis

Merecen bastantes más puntos como visitantes

Solo en dos ocasiones el equipo había sumado menos tras diez salidas en la era Cornellà-El Prat. Merecieron mejor suerte en bastantes desplazamientos, pero desconexiones puntuales han pasado factura

Roger Macías Roger Macías
20/01/2019

 

El Espanyol ha cerrado la primera vuelta sumando solo seis puntos a domicilio, un pobre bagaje. De hecho, es el tercer peor registro en los primeros diez desplazamientos de una liga en la era Cornellà-El Prat, solo por delante de los cinco puntos obtenidos en la temporada 2009-10, la del estreno del campo con Mauricio Pochettino, y la 2014-15, con Sergio González en el banquillo. Pero lo cierto es que los de Rubi han merecido bastante más lejos de casa. No saber cerrar los partidos, errores de concentración en momentos puntuales o la falta de suerte han perjudicado al equipo.
El propio Rubi afirmó esta semana, en la previa del partido contra el Villarreal de la Copa, que “el equipo siempre es valiente y va a por los partidos. La pena es que fuera de casa hemos jugado así para ponernos por delante o remontar y el botín ha sido demasiado escaso por lo que hemos hecho”. Analizando los partidos, lo cierto es que hubieran podido sumar bastantes más puntos. De hecho, de los diez partidos solo de uno se puede afirmar con rotundidad que merecieron perder, el de Getafe (3-0).
Hasta la fecha el Espanyol solo ha ganado una vez como visitante. Fue en el campo del Huesca, equipo en el que Rubi hizo historia, por 0-2. Pero en otros perfectamente hubiera podido ganar. Tras una pretemporada sensacional, ya en la primera jornada parecía que la racha continuaría ganando en Balaídos, después del gol marcado por Hermoso. Pero un infortunado tanto en propia meta de David López, al anticiparse a un posible remate de Iago Aspas, propició el empate.

En otros dos partidos el equipo también hubiera podido ganar. En Vallecas los de Rubi tuvieron la capacidad de remontar el tempranero tanto de Raúl de Tomás con los goles de Borja Iglesias y Granero. Hicieron lo más difícil, pero un penalti cometido por Dídac impidió ganar. Y aún más rabia dio el empate a uno de Valladolid. Borja adelantó al Espanyol en un primer tiempo en el que merecieron marcar más goles. De todas maneras parecía que la victoria no se escaparía, lo que además permitía dormir como líderes en un encuentro que se jugó en viernes. Pero en el maldito descuento llegó el tanto del empate de Verde de falta directa.

Por otra parte, hay dos partidos en los que el Espanyol se fue de vacío por culpa de unos minutos puntuales de desconcierto. En la tercera jornada los de Rubi tenían encarrilado el duelo de Vitoria. Baptistao adelantó al equipo de penalti (su único tanto de la campaña, por cierto). Y ya en la segunda, Sergio García marcó el segundo. Pero el maldito VAR lo anuló por fuera de juego posicional de Borja, después de que los jugadores celebraran el tanto. De la euforia del 0-2, que acercaba mucho la victoria, se pasó a la decepción por el gol anulado y eso causó unos minutos de desconcierto letales. Del 56 al 58, en un abrir y cerrar de ojos, los locales, reanimados por verse de nuevo en el partido con el gol anulado, le dieron la vuelta al marcador. Derrota por 2-1.
El pasado lunes, en Anoeta, el Espanyol también se fue de vacío por culpa de falta de concentración en unos pocos minutos, al empezar el choque (3-2). Concretamente, en el minuto ocho los de Rubi ya perdían por 2-0. Eso marcó el partido, por mucho que luego llegaran a empatar momentáneamente.
Por otra parte, hay que tener en cuenta que el Espanyol ha visitado al segundo, tercer y cuarto clasificado en un exigente calendario como visitante. Es comprensible no sumar en esos campos y de hecho tiene mérito la imagen que dejaron los de Rubi en estos duelos contra el Real Madrid, Sevilla y Atlético. En el Santiago Bernabéu y en el Wanda Metropolitaron cayeron por la mínima y en el Sánchez Pizjuán fueron por delante en el marcador hasta el minuto 70, cuando empató el Sevilla. Y el gol de la derrota no llegó hasta el 89.
Incluso en los dos partidos de Copa merecieron más. En Cádiz acusaron algún error individual (2-1), mientras que en Villarreal sufrieron una desconexión en los minutos finales, similar a los despistes de Anoeta o Mendizorroza aunque en tramos distintos.
Si el equipo mantiene ese nivel como visitante, solo con unas pequeñas mejoras, debería cosechar muchos más puntos como visitante. Por supuesto es imprescindible empezar los partidos con intensidad, saber acabarlos bien y, en definitiva, mantener la concentración los 90 minutos. Los pequeños despistes han castigado demasiado. También sería importante, por supuesto, mejorar en las jugadas de estrategia defensiva.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 08/11/2019

¿Si el club decide incorporar un delantero en el mercado de invierno, por qué futbolista apostaría?

21.2%
9.6%
69.2%