Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA A SERGIO SÁNCHEZ

“Me gustaría ganar este derbi por la afición, los jugadores y Rubi”

El canterano, que jugó en el último triunfo en el Camp Nou, explica su salida del club

Jordi Luengo Jordi Luengo
30/03/2019

 

El espanyolismo no olvida el ‘Delapeñazo’. Ha llovido mucho desde ese 21 de febrero de 2009 y en La Grada hemos querido rememorarlo con uno de los protagonistas, que el año pasado aún defendía la blanquiazul. Sergio Sánchez recuerda lo que significó ese triunfo y también se despacha a gusto sobre el ostracismo que le tocó vivir el curso pasado. El canterano vuelve a sentirse jugador después de vivir su peor año como profesional en el Espanyol tras regresar a su casa.

¿Vuelves a disfrutar del fútbol en Cádiz?
He tenido la suerte de haber disfrutado en todos los equipos en los que he estado a excepción del curso pasado, que fue el punto negro en mi carrera. En Cádiz me he reencontrado con la normalidad y estoy muy contento de cómo me van las cosas. Estoy disfrutando cada semana e ilusionado con la posibilidad de clasificarnos para el ‘play-off’ de ascenso a Primera.

¿Lo vivido el curso pasado duele más por ser en tu casa, en tu equipo de siempre?
Sí. Mucho más. El Espanyol es mi casa y dejé muchas cosas en el camino para regresar, pero me encontré una situación de club extraña y con un entrenador atípico para la filosofía del Espanyol, ya que no iba acorde con lo que siempre ha sido la entidad. Con mi trayectoria y edad había ciertas cosas que no compartía; se las hice saber al entrenador y estas tuvieron consecuencias.

Pero ya sin Quique, y con un año más de contrato, a última hora del mercado de fichajes rescindes con el Espanyol. ¿Qué pasó para no seguir?
Mi temporada fue muy difícil, ya que prácticamente no fui convocado. Los motivos por los que no contaba para el técnico no eran profesionales, sino personales con él y, en algunos momentos, me hubiera gustado tener el apoyo del club. Hice saber a los responsables que no me sentí respaldado ante esa situación, por lo que poder continuar, pese a tener un año más de contrato, era muy complicado. Cuesta encontrar un caso donde un club fiche a un jugador y no le dé la oportunidad de poder jugar ni media parte en su posición. Hay situaciones que un futbolista no puede controlar, ya que no pertenecen al mundo del fútbol, sino al de los despachos. Me fui muy dolido porque había regresado para ser feliz en casa. Nunca me dieron la posibilidad de demostrar si podía jugar o no.

El Espanyol es tu casa y viviste grandes momentos como ese último derbi ganado en el Camp Nou. ¿Cómo lo recuerdas?
Aunque la temporada estaba siendo mala fuimos con ilusión, convencidos de que se podía sacar algo. Y así fue. Encontramos un Iván muy inspirado y ese día disfrutamos mucho. Teníamos jugadores contrastados como Luis García, De la Peña, Kameni, Dani (Jarque)…

¿Qué significó ese triunfo?
¡Buff! Imagínate. Muchas cosas. Era la gran revalida. En Barcelona por mucho que algunos nos consideren un rival pequeño, siempre hemos sido un dolor de cabeza para ellos.

Para un perico como tú, ¿qué significó ganar en su campo?
Una inmensa alegría. A parte de la satisfacción personal, fue increíble poder ofrecerle ese triunfo a los pericos. Los espanyolistas sufrimos más que disfrutamos en estos partidos, por lo que dedicarle a nuestra afición esa victoria no tenía precio. Todo el equipo éramos conscientes de lo que significaba. Yo he tenido la suerte de jugar muchos derbis, ya que llegué al club con 11 años y estuve hasta los 21, y en las categorías inferiores ganábamos la mayoría, pero hacerlo con el primer equipo fue algo muy grande, ya que no solemos vencer en su campo.

¿Qué significaría sacar algo positivo este sábado?
En un derbi puede pasar de todo, porque se sale de lo normal. Es un partido único que se juega con mucho sentimiento y muchas veces la clasificación poco importa. Me gustaría que se lograra un buen resultado primero por la afición, después por los jugadores y finalmente por Rubi. Es un técnico que ha llegado en un momento en el que el Espanyol había perdido sus señas de identidad y ha devuelto unos valores como cuidar a los jugadores. Lo tuve en el filial y es un tío que vive para el fútbol. Me alegro de sus éxitos, ya que se merece que las cosas le vayan bien. Trabaja con mucha humildad y creo mucho en su fútbol.

Hablas muy bien de Rubi, pero te fuiste siendo él ya el entrenador. Cuesta de entender, ¿no?
Desde que regresé al Espanyol hasta que me fui creo que es de las pocas personas honestas que me hablaron cara a cara. Creo que antes de empezar la pretemporada la decisión ya estaba tomada y él poco podía hacer. De hecho en verano ya se veía cuando jugué casi todos los partidos de medio centro. Me hubiera gustado tener una oportunidad, mi frustración es que no pude demostrar nada. Pese a todo, al Espanyol lo he llevado, lo llevo y lo llevaré siempre en el corazón por todo lo que he vivido. Me lo enseñaron todo y viví y disfruté de momentos inolvidables. Es imposible no quererlo.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 19/07/2019

¿Qué le parecen la segunda y tercera equipación del Espanyol?

81.1%
18.9%