Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PREVIA ESPANYOL-ALAVÉS

Luchad por nosotros

El fútbol, aunque no el que todos esperamos, vuelve al RCDE Stadium en un encuentro que dejará atrás tres tristes meses y en el que al Espanyol solo le vale llevarse la victoria

Jordi Luengo Jordi Luengo
13/06/2020

 

Cuando la crisis del coronavirus paralizó todo el país, el Espanyol se vio obligado a suspender de inmediato un pequeño stage que estaba realizando en Navata. Los responsables deportivos habían decido salir de Barcelona para que la plantilla desconectara, se sobrepusiera al duro golpe moral sufrido en Pamplona y encarara con las máximas garantías posibles, y la moral reforzada, la final ante el Alavés. Tres meses después de que el Gobierno declarara el Estado de Alarma, los espanyolistas, hoy a las 14h, volverán a competir con las mismas urgencias de conseguir los tres puntos que en ese momento, aunque con los ánimos totalmente renovados. Quieren hacer borrón y cuenta nueva. Por eso, este esperado regreso será determinante en las aspiraciones de los pericos. Es obligado empezar ganando.
En el RCDE Stadium vuelve el fútbol, aunque todo será muy distinto. Para empezar, sin aficionados en las gradas no será fútbol puro. Será algo muy extraño. Con la decisión de LaLiga de reanudar la competición sin la pasión que dan las hinchadas, el Espanyol, al igual que el resto de equipos, volverá en soledad. Como si fuera una cita a ciegas, pero con la esperanza de saber que en el otro lado habrá alguien importante esperándole. Igual que la afición, que sabe que los jugadores se lo dejarán todo para seguir aspirando a la permanencia. Y si en los últimos partidos disputados en el RCDE Stadium, donde el equipo empezó a ofrecer una mejoría, hubo una gran química entre grada y jugadores, esta llama no se ha apagado. Y será vital que siga ardiendo con fuerza para, entre todos, conseguir el complicado objetivo.

Arengas emotivas
Todo el espanyolismo sabe, como bien ha manifestado la Federació Catalana de Penyes del RCD Espanyol, que ‘no son 11 partidos lo que quedan, son los 11 partidos’. No hay vuelta atrás. Es el momento de hacer historia. Y, como no podrán estar en las gradas animando, le piden a sus futbolistas que defiendan este escudo. Les dicen que confían en que lograrán el objetivo, que creen en ellos y que cuando vean las gradas vacías piensen que el corazón de la afición estará allí para llevarles hacia la victoria.

Un mensaje que ha llegado a todos, al igual que el de la plantilla que, formando un número 12 en el césped, le dice a sus hinchas que se lo van a dejar todo por salir adelante: “Siempre habéis sido y seréis el jugador número 12 y ahora, aunque no podáis estar en el estadio, os sentimos más cerca que nunca. No os fallaremos. Lucharemos por vosotros”.

Tres meses de previa
Las últimas horas antes de que vuelva el fútbol al RCDE Stadium se han hecho largas e intensas. Mejor dicho, esta previa se ha hecho interminable. Ha durado tres meses. Tiempo en el que prácticamente nadie ha pensado en ver rodar el balón. Una etapa en la que todos hemos visto con rabia, dolor e impotencia como la cifra de fallecidos no se detenía y era imposible de digerir. Meses con el corazón encogido, con graves consecuencias sanitarias y económicas. Tres meses con muertos y ERTES en todas las conversaciones.
Ahora estamos en el camino de tener una nueva normalidad y el fútbol regresa, aunque no como a todos nos hubiera gustado. Pero es un primer paso. Y es que, amigos pericos, si importante es derrotar al Alavés, aún más decisivo es vencer juntos a este virus que nos ha cambiado la vida a todos.

Doble reto
En cuanto al aspecto deportivo, los futbolistas están ante un doble reto: físico y psicológico. Por lo que se refiere al aspecto competitivo, han tenido poco tiempo para recuperar la forma y hay dudas de cómo responderán. Y después, en lo psicológico, tendrán que sobreponerse a la extraña situación de ver las gradas desiertas, sin cánticos ni banderas… Solo se escucharán sus gritos y las órdenes de los entrenadores. Y para esto habrá que estar bien preparado mentalmente. El que sepa llevarlo mejor partirá con cierta ventaja.

Con este panorama, el Espanyol retoma la competición y lo hará con una baja de peso: Diego López, que vio la roja en el último encuentro antes del parón. Abelardo deberá decidir entre Andrés y Oier, ambos inéditos en LaLiga este curso. El ex del Levante, con más experiencia en Primera, parece que será el elegido. Por lo que respecta al resto del equipo, no se esperan sorpresas y el ‘Pitu’ apostará por su once habitual, en el que estará Raúl de Tomás, pese a que ha arrastrado unas pequeñas molestias.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 07/08/2020

¿Ante la buena campaña de renovaciones, se hará abonado este año a pesar del descenso y de no poder acceder al campo?

67.9%
1.7%
15.1%
15.4%