Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

entrevista a ángel martínez

“Lo vivido en el Espanyol fue un sueño”

El mediocentro rememora su etapa como perico

Carlos Fanlo @Fanlillo
10/01/2018

 

Está recogiendo los frutos de tanto y tanto trabajo y, gracias a él, el Sabadell sueña con poder disputar un 'play-off' de ascenso que actualmente tiene a tan solo tres puntos. Ángel Martínez (1986) nos explica cómo está viviendo su etapa en el cuadro arlequinado, lo que ha sufrido los últimos años por culpa de las lesiones y su paso por el primer equipo del Espanyol, del que salió hace nueve años.

No han sido fáciles para tí las últimas campañas.
Tras fichar por el Chesterfield en verano de 2015, caí lesionado durante el tercer entrenamiento: una rotura de ligamento cruzado anterior y menisco por la que tuve que pasar por quirófano hasta en cuatro ocasiones. Me planteé dejarlo, ya que con 31 años y con tres hijas te pasa de todo por la cabeza, pero mi mujer me convenció para que siguiera intentándolo. Al final, tras 18 meses, me recuperé y este pasado verano, ya libre, he trabajado por mi cuenta y actualmente me encuentro muy bien físicamente, mejor incluso que cuando debuté con el Espanyol. Salió la posibilidad de recalar en el Sabadell, me hablaron muy bien del proyecto y no me lo pensé.

A pesar de tu vía crucis final, no todo fue malo en tu experiencia en Inglaterra.
Al principio me costó por el idioma, pero con el tiempo mejoró. El primer año, con el Blackpool, jugué la final del play-off por el ascenso en Wembley ante el West Ham y, aunque perdimos, fue una gran experiencia que me situó en el mapa de varios equipos. Hubo interés de algún conjunto de la Premier, pero no cristalizó.

Y ahora en el Sabadell, pensando en el ascenso.
No tenemos presión, trabajamos muy a gusto, hay un gran equipo y somos autoexigentes. He venido aquí para ascender al Sabadell a Segunda A y seguir muchos años aquí.

Mirando al pasado, debutaste con el primer equipo del Espanyol en la temporada 2006-07. ¿Qué recuerdos tienes?
Lo recuerdo como un sueño. Kameni, Jarque (qepd), Zabaleta, De la Peña, Luis García, Riera, Tamudo, Pandiani... creo que teníamos uno de los mejores equipos que ha tenido nunca el Espanyol. Fruto de ello llegamos a la final de la UEFA, hubo un ‘Tamudazo’, un ‘Delapeñazo’... Fueron muy buenos tiempos con jugadores espectaculares. Con el tiempo valoras más haber estado en ese gran equipo.

Cuando hablas de esa UEFA a más de un perico aún se le ponen los pelos de punta.
Recuerdo cuando Valverde me hace calentar en Bremen, un chaval que perfectamente podía ser un socio que acude allí con su entrada. Ahora pienso en lo que viví y no me lo creo. Fue una experiencia inolvidable. Todavía se me pone la piel de gallina cuando recuerdo el gol de Jonatas en la final, a pesar de saber cómo acaba la historia.

¿Alguna anécdota de esa competición que no se haya explicado todavía?
El día antes de la final soñé que si cortaba un tomate y lo repartía por el campo, ganábamos. Me lo estuve pensando, pero al final lo hice: cogí un cuchillo y un tomate del hotel y antes del partido me dediqué a repartir la hortaliza por el césped. ¡Imagínate que no lo hago y perdemos! Tamudo me vio y me amenazó con contarlo si lográbamos la victoria. Al final, no sirvió.

Días antes, casi la liáis en el Bernabéu.
Salimos con la libertad del que no tiene nada que perder, y eso es peligroso. Salimos con mucha gente del banquillo, pero ¡vaya banquillo! El Rifle lo enchufó todo, pero el Madrid tenía un equipazo, se puso las pilas tras el descanso y nos remontó.

Se nota que ese equipo te marcó.
Los Jarque, Corominas, Torrejón, David García, Moisés... Éramos la ‘colla’, íbamos a todos lados juntos. A cenar, al karting... A ellos hay que añadirle a Rufete, que era un sabio y te aconsejaba en todo; Kameni, que tenía mucho carácter pero era muy directo y siempre te echaba un cable en todo; el ‘Pelao’, que en el campo era muy exigente y muy pesado pero fuera de el terreno de juego era el primero que te aconsejaba... Había muy buen feeling entre noveles y veteranos, era un gran vestuario.

Dos cursos después de debutar, tuviste que salir...
No acabé de conectar con Pochettino y decidí, con todo el dolor de mi corazón, que lo mejor era separar nuestros caminos. Ahora me arrepiento, porque creo que tenía sitio en ese equipo y podía haber estado muchos años más.

Siempre has seguido mucho al Espanyol y en las redes sociales demuestras tu amor a unos colores siempre que puedes. ¿Cómo ves al equipo?
Creo que hay mucho potencial y solo falta que los resultados acompañen. Tenemos un proyecto apasionante, un buen entrenador y mucho potencial. Hay que apuntar alto y creo que, tras muchos años hablando de ello, hay que mirar a Europa de manera definitiva. 

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 21/09/2018

Varios jugadores que no tuvieron mucho protagonismo el curso pasado están destacando ahora de la mano de Rubi. De ellos, ¿quién le ha sorprendido más en este inicio de Liga?

22.1%
3.4%
71.6%
2.9%