Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PREVIA EIBAR-ESPANYOL

Llegó la hora de rebelarse

El Espanyol quiere acabar con el gafe fuera, ya que solo ha logrado 6 puntos de 30 posibles. Tras varios desengaños, pues muchas veces han merecido más, Ipurua debe ser el punto de inflexión

Marta Mendoza Marta Mendoza
21/01/2019

 

Tras darse una buena alegría en la Copa, en la competición regular no queda otra que volver a empezar de nuevo. Hay que hacer un reset y presentarse en Ipurua con la mente limpia y ganas de rebelarse. Con la convicción de que mejorar a domicilio es posible y una prioridad máxima, ya que por mucho que se esté resistiendo, el equipo ya ha demostrado en muchas ocasiones que ha merecido mejor suerte y llevarse algo más en sus desplazamientos. Pero la cruda realidad es que el cuadro de Rubi solo ha sumado seis puntos en diez salidas, lo que supone estar firmando el tercer peor registro como visitante de la era Cornellà. Algo que este lunes, a las 21h, quieren empezar a enmendar para poder ir hacia arriba y acabar de despejar dudas. Aunque para eso deben quedar atrás los errores garrafales que tan caros están saliendo. Así como la bipolaridad mostrada en las últimas semanas, pues este equipo, tristemente, se ha convertido en un especialista a la hora de tener lagunas puntuales que les ponen en seria desventaja y tiran por tierra el trabajo hecho durante muchos minutos.


Dicen que de los errores se aprende, pero también aseguran que el movimiento se demuestra andando. Y eso es lo que se le pide a este equipo que tanto nos hizo soñar a principio de curso y que sigue muy vivo en la Copa. Un plantel que dejó un buen sabor de boca y demostró de todo lo que es capaz. Así que llegados a este punto, volvamos a los origines y conectémonos. Los puestos europeos todavía están muy a tiro, al alcance si se puede firmar una buena racha de resultados de nuevo. Si bien es verdad que todo está muy apretado y que la zona caliente está casi a la misma distancia, por lo que demostrar cierta solvencia será clave para no generar incertidumbre y nerviosismo de ahora hacia adelante.


El problema es que las lesiones se han convertido en un importante contratiempo para el míster. Y es que tras el duelo ante el Villarreal, David López y Pedrosa entraron en una enfermería en la que se espera que empiecen a darse altas. Hernán Pérez está totalmente descartado casi para el próximo mes por un esguince de grado dos en la rodilla derecha, pero en cambio, y Óscar Duarte, tampoco ha llegado a tiempo. En cambio sí que lo han he,cho dos hombres importantes en el plantel perico, Mario Hermoso, que no estaba desde principios de diciembre, y Sergio García. A día de hoy la realidad es que se desconoce si Mario está para ser de la partida y jugar con total normalidad, por lo que Naldo es el único central al 100%. Así que el canterano Lluís López, que ya tuvo minutos en la Copa, se postula como su posible acompañante en defensa en caso de que finalmente el madrileño no esté para empezar de inicio.
En cambio, por lo que respecta al resto del equipo, Rubi podría casi repetir en el resto de posiciones con Diego bajo palos, Rosales y Dídac en las bandas, Granero, Marc Roca y Darder en la sala de máquinas, y Melendo, Leo Baptistao y Borja buscando el gol.
Por su parte, el conjunto armero, que no logra la victoria desde finales de noviembre y coquetea ya con los puestos de descenso, solo contará con una baja: la de Pedro León, lesionado de larga duración.

Un campo que se atraganta
Los precedentes en Ipurua entre ambos conjuntos son pocos debido a la corta trayectoria armera en la máxima categoría, pero pese a ello, se trata de un feudo que al cuadro perico no le trae muy buenos recuerdos, todo lo contrario. Las visitas a Ipurua empezaron bien en la campaña 2014-15, cuando se ganó por 0-2 con tantos de Stuani y Sergio García, pero a partir de entonces, la situación empezó a torcerse y el feudo eibarrés se le ha atragantado. En la 2015-16 se cayó por 2-1 con gol de Jordán en el bando perico. Una temporada más tarde se firmaron tablas gracias a Jurado, pero en el último desplazamiento allí los azulgrana le endosaron a los de Quique un contundente 3-1 y el experico Joan Jordán contribuyó a ello con el gol de penalti, el segundo que se le ha señalado al Espanyol en el citado feudo.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 13/09/2019

A qué daría prioridad ¿a LaLiga o la Europa League?

31.1%
0.8%
68.2%