Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PREVIA GIRONA-ESPANYOL

En juego, calma y honor

El peor local de Primera División, el Girona, recibe al peor visitante de la competición, el Espanyol, en un duelo catalán que puede ser clave en la lucha por la permanencia de ambos

Marta Mendoza Marta Mendoza
06/04/2019

 

Dice el refranero popular que ‘Girona té mala entrada i mala sortida’, pero esperemos que para el Espanyol tenga buena salida tras una batalla en la que hay mucho en juego. Quizás demasiado teniendo en cuenta su situación en la tabla, ambos quieren certificar cuanto antes la salvación, y por si fuera poco a eso hay que añadirle el orgullo y el honor. Y es que pese a que el aterrizaje del Girona en Primera es muy reciente, la rivalidad entre ambos ya es más que notable por distintos motivos, pero por favor, no hablen de derbi. ¡No lo es! ¿O me dirán que tienen esos nervios/ganas típicas en la previa de un derbi? Aunque es innegable que unos y otros ‘se tienen ganas’, y más en plena guerra por la hegemonía histórica en Catalunya. Por ello, los pericos, con 119 años de historia, desean hacer valer su peso institucional ante los gerundenses, que ascendieron en 2017.

La situación está un poco enrarecida en una entidad blanquiazul en la que definitivamente por un motivo u otro nunca puede haber calma y tranquilidad. El conjunto de Rubi llega a este envite en un nuevo bache de juego y sensaciones coincidiendo con un exigente tramo del calendario. Llevan ya cuatro jornadas sin sumar de tres y es por eso que tienen Montilivi marcado en rojo. Tal y como han ido asegurando todos los protagonistas que han pasado por sala de prensa durante la semana, pese a todo están con confianza y desean que ante el Girona se pueda volver a enderezar todo. De lo contrario, realmente sí que habrá que empezar a desempolvar la calculadora y asumir que todo puede convertirse en un auténtico polvorín. Así pues, una victoria se antoja tanto vital como moral, ya que no hay que perder de vista que la derrota en casa de la primera vuelta fue de esas que escoció. Por lo que hay ganas de revancha en un duelo de extremos, ya que frente a frente estarán el peor equipo local de Primera División, el Girona, y el peor visitante de la competición junto al Huesca, el Espanyol. Pues si los de Eusebio no ganan en Montilivi desde el 27 de octubre, los pericos no vence lejos de su feudo casi desde la misma fecha, el 21 de octubre. Ha llovido demasiado ya para ambos y por ello este debe ser un choque que pueda acabar de un plumazo con ello y dejar al perdedor muy tocado. Además, las cifras de ambos equipos son muy parejas en todos los aspectos, solo les separa un punto en la tabla -son los espanyolistas los que están por encima-, y en cuanto a registros en las dos áreas el Girona lleva un gol menos a favor y tres en contra. Por lo tanto, el Espanyol tendrá ante sí el mejor rival para romper con este gafe y tratar de tener un tramo lo más plácido posible.

En el limbo
Por la dinámica en la que llega el Espanyol y el ambiente enrarecido que se palpa, no es así por lo que respecta al vestuario, que sí hace autocrítica pero se muestra esperanzado, puede parecer que esta es una final por la permanencia, pero la realidad es que pese al último empate ante el Getafe, que no dejó contento a nadie, la realidad es que todas las opciones siguen abiertas en esa tierra de nadie tan odiosa. La tendencia es la de ir mirando hacia abajo, algo lógico teniendo en cuenta que los equipos que están en zona pantanosa están enseñando las uñas y reaccionando y que la distancia es de solo seis puntos. Pero no es menos cierto que al hilo del discurso del míster, Europa sigue ahí. Jornada tras jornada quizás un poco más lejos, ahora la séptima plaza que ocupa el Alavés -el siguiente rival para los pericos- está a nueve puntos. “Es una última oportunidad de acercarte a los equipos de arriba”, aseguró Rubi en la previa. Pero la gran pregunta, tras dinamitar incontables oportunidades, es: ¿Esta la aprovecharán? Porque la realidad es que nadie concibe otra cosa que no sea la victoria.

¿Déjà-vu?
El precedente del pasado curso en Montilivi debe ser el espejo en el que mirarse, pues las circunstancias con las que se disputó ese duelo fueron muy parecidas. El partido también fue en el tramo final del curso y curiosamente el conjunto blanquiazul llegó a él también habiendo ganado un solo partido de visitante. Pero dos goles de Gerard Moreno rompieron el maleficio y le permitieron al Espanyol devolverles la moneda de la primera vuelta. Justo lo que desean hacer hoy. Aunque en este caso los goles deberán correr a cargo de otro.

En este sentido, tras acabar con una sequía de dos partidos, todo hace indicar que Rubi, que se ha llevado a 20 futbolistas y la gran novedad es la vuelta de Óscar Duarte tras tres meses, alineará a Borja, Wu Lei y Hernán Pérez en ataque. Diego seguirá bajo palos, Rosales en la banda derecha, Javi López apunta a la titularidad por la izquierda por la baja por sanción de Dídac, y Naldo y Mario Hermoso serán la pareja de centrales. En la medular, repetirán Marc Roca y Darder, mientras que Granero apunta a volver a ser de la partida.

Por su parte, la principal novedad en la convocatoria del Girona es el regreso de Bono, Juanpe y Raúl García Carnero y la baja, por descanso, de Pedro Alcalá, así como la presencia de Stuani. Ya recuperado de las molestias que le impidieron jugar en el Wanda, el experico, que decantó el encuentro de la primera vuelta con un doblete en los primeros seis minutos (1-3), podría volver a ser la gran referencia ofensiva.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 13/09/2019

A qué daría prioridad ¿a LaLiga o la Europa League?

27.1%
3.4%
69.5%