Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TOCA MACHADA

Hazaña, no queda otra; peor que con Poche

El Espanyol está a ocho puntos de la permanencia con solo 21 por disputarse

C. Fanlo @Fanlillo
27/06/2020

 

Drama en Sevilla. El día que el rival de la inauguración del RCDE Stadium, el Liverpool, se proclamó campeón de la Premier League, el Espanyol firmaba su sentencia de muerte. No oficial, pero virtual, ya que a falta de 21 puntos para la conclusión del campeonato liguero, los blanquiazules están a ocho de la salvación. Y el domingo llega a Cornellà-El Prat un Real Madrid que se está jugando el título. Que Dios nos coja confesados.

Porque el Espanyol está al borde del abismo después de 26 años seguidos en Primera división y lo que tiene por delante es una misión imposible. El equipo se desangra poco a poco y se pasea por los campos de la categoría reina como alma en pena. Sin hambre, sin alma. Como si hubiera bajado los brazos sin apenas luchar. Parecía que el equipo reaccionaba tras el parón y tanto míster como jugadores nos convencieron mediante palabras y juego en los dos primeros encuentros tras la reanudación liguera, pero los de Abelardo volvieron a ser los de antes de la pandemia ante Levante y Betis. Poco le duró el orgullo a los blanquiazules.

Hacer historia
Solo queda eso. Confiar en que este equipo tiene agallas y amor propio como para hacernos sentir orgullosos en las últimas siete jornadas. Siete partidos que no van a ser nada fáciles -Real Madrid y Barça entre ellos-, pero que hay que sacar adelante si el equipo quiere tener algún tipo de posibilidad de mantener la categoría. Eso que a día de hoy parece un imposible en un equipo que ha tenido tres entrenadores y solo ha estado una jornada de las 31 disputadas fuera del descenso. La fortuna que permitía estar cerca de la salvación debido a los malos resultados de los rivales se ha acabado, y ellos han empezado a reaccionar. El Espanyol se ahoga y necesita un desfibrilador.

Los números de Champions se le quedan cortos al cuadro perico, que lo tiene más difícil que en la campaña 2008-09 con Maurcio Pochettino. Por aquel entonces, el equipo estaba a cuatro puntos de la permanencia tras la disputa de la jornada 31; el equipo, al contrario de lo que pasó ante el Betis, hizo los deberes contra el Racing de Santander. Fue el primer triunfo de cuatro seguidos, racha cortada por el Atlético de Madrid (3-2) y que prosiguió tres duelos más tras la derrota en el Calderón. Solo algo parecido, seis victorias en siete partidos, podrían dar la campanada. Algo que, a día de hoy, parece inasumible en un equipo que no ha sumado dos jornadas consecutivas ganando en toda la liga y que, una vez más, se vino abajo con un gol rival. Hasta en 18 veces se le han avanzado al Espanyol en el marcador y solo ha logrado voltear el marcador en una de ellas, sumando un punto en otras cuatro y mordiendo el polvo en las 12 restantes. Es el momento de olvidar todo ello, apretar los dientes más que nunca y dejarse la piel en el campo. Recen todo lo que sepan. 

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 14/08/2020

¿Qué le parecen las camisetas de esta próxima temporada 2020-21?

43%
3.5%
53.5%