Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ENTREVISTA A PABLO PIATTI

"Ganar al Villarreal nos daría más confianza y ambición de cara al futuro"

El argentino, que está ilusionado y con ganas de volver a disfrutar en el campo y ser el del primer año, apunta que los tres puntos de hoy impulsarían al equipo

Jordi Luengo Jordi Luengo
07/10/2018

 

Entre el Piatti del primer año y el del curso pasado hubo un abismo, como también sucedió con el equipo. Ahora con la ilusión renovada en el espanyolismo, el argentino quiere volver a ofrecer su mejor versión. Considera que la apuesta atractiva de Rubi le beneficia. A sus 29 años, y con contrato hasta el 2020, está motivado para volver a ser el de su llegada y que su fútbol ‘enamore’ de nuevo a los pericos. Tras no pasarlo bien la temporada anterior, quiere volver a disfrutar en el campo. El ‘19’ perico, que mira al futuro con optimismo, no tiene reparos en reconocer que no estuvo a la altura durante el curso pasado y se sinceriza para La Grada.

Once puntos en siete jornadas y situados en la séptima posición…
Ha vuelto la ilusión, la pasión y esos sentimientos por encontrar una buena dinámica. Y si todo esto lo acompañamos con buenas ideas de juego y sensatez las cosas han de salir bien. Desde el principio el equipo entendió lo que el míster quería transmitirnos y, poco a poco, hemos ido enganchando a la gente.

Me hablas de dinámicas y en Cornellà llevamos una muy positiva. ¿Hacerse fuerte en casa es clave para poder disfrutar un gran año?
Conseguir que nuestro campo sea un fortín es fundamental para aspirar a objetivos importantes. Fuera de casa, lógicamente, hemos de dar un pasito adelante y sumar de tres en tres, y creo que hay materia prima para lograrlo pronto.

Para jugar un fútbol como el que estáis practicando se necesita una buena preparación física. ¿Se os apretó mucho durante la pretemporada?
Sí, pero esta ha tenido un sentido. Cuando no tenemos el balón se ve que queremos recuperarlo rápido, presionando tras pérdidas… y estos aspectos son los que después te hacen ser protagonistas al volver a tener el balón. Esto es lo bonito y atractivo de este Espanyol. En verano trabajamos duro para agarrar esa chispa que en los partidos puede marcar diferencias.

Has jugado en seis de las siete jornadas, siendo titular en tres. ¿Qué te pide Rubi?
Como a todos, ser competitivo, agresivo con el balón hacia adelante, buscar siempre el gol, asistir a los compañeros y ese plus de trabajo a la hora de no tener el balón.

¿Os sedujo rápido con su filosofía futbolística?
Sí, porque esta plantilla tiene muchos jugadores que caracterizan la idea que él tiene. La gente se siente cómoda, y esto se nota y se ve sobre el campo. Para jugadores de mis características es muy importante este estilo de juego, aunque después intervienen más factores como una buena preparación física, creer en lo que se hace y, a partir de ahí, ser constantes. Y nosotros creemos. Después, durante la temporada habrá momentos complicados en los que deberemos sacar nuestra personalidad y tener recursos para sacar los partidos adelante cuando se compliquen.

¿Ha de ser esta la temporada del resurgir de Piatti?
Eso espero. Soy consciente que el año pasado no terminé de encontrar mi nivel y las sensaciones no fueron positivas, aunque en algún partido sí que lo logré, pero no tuve continuidad. No salió como esperaba por diferentes motivos. Afronto este año muy ilusionado, con muchas ganas de trabajar y aportar lo máximo.

Tras un primer año en el que enamoraste a los pericos con 10 goles y diez asistencias, ¿cómo se explica lo del año pasado?
Ese curso arrancó de una manera muy rara, ya que empecé la pretemporada con un problema en la rodilla. Cuando estaba entrando en el grupo aparecieron algunas lesiones musculares que se fueron repitiendo. Lo intenté, pero no fue posible. Y así uno nunca puede agarrar el ritmo. Esto me mermó mucho a nivel psicológico, ya que dudas de todo, de lo que estás haciendo bien y mal. Y esto es muy jodido en un futbolista. A esto le sumamos que la dinámica grupal no era la que estábamos buscando, hizo que todo lo que se respiraba fuera negativo.

Además la gente se había quedado con la gran imagen de tu primer año. A un atacante, ¿se le debe juzgar por los goles?
Es cierto que un atacante tiene que aportar goles, crear situaciones de peligro y dar asistencias. Pero el fútbol de hoy en día es más complejo y hay muchos otros aspectos dentro del juego. Por ejemplo a un extremo se le pide recorrer la banda para defender y atacar, y hay que estar preparado para ello.

¿Te planteaste en algún momento tu futuro?
Solo acabar el año me rebelé conmigo mismo. Sabía que no había acabado bien y no tenía buenas sensaciones, por lo que solo quería empezar la pretemporada para volver a reencontrarme conmigo y disfrutar de esto. Acá estoy muy feliz. Estoy encantado con el club, la afición, tenemos un estadio maravilloso… En definitiva, tengo muchos alicientes para sentirme cómodo y cuando te sientes bien, esto te ayuda a rendir mejor en el campo.

Este verano se habló mucho del límite salarial y tu nombre aparecía entre las fichas más altas. ¿Te dolió que se rumoreara que tenías que salir por este motivo?
No diría que fue dolor. Lo que está claro es que el fútbol ya no es solo el balón, sino que hay más aspectos como el tema del fair play y hay que convivir con ello. A veces escuchas rumores, cosas que no son ciertos, pero mi mentalidad estaba en centrarme en entrenar para aprovechar las oportunidades que me dé el míster.

El pasado ya es historia y lo que importa es el presente y el futuro. ¿En qué apuesta táctica de Rubi te sientes más cómodo?
El míster tiene muchos recursos en la plantilla y puede variar el sistema, pero si he de escoger uno me quedo con el 4-3-3, aunque con el 4-4-2 también me siento cómodo. Un futbolista se puede amoldar a muchas posiciones y si tengo que jugar a pierna cambiada tampoco tengo problema en hacerlo.

¿Cómo pueden cambiar las sensaciones y la ambición tan rápido?
Creyendo en lo que haces. El primer cimiento que has de poner es creer en lo que haces y, a partir de ahí, trabajar muy duro y dedicarle muchas horas ya sea a nivel de campo, videos… Y después tener el atrevimiento y personalidad para poderlo plasmar dentro del campo. La gente cuando nos ve sabe que este equipo está trabajado e incluso los rivales nos lo reconocen.

¿Os costó entender la filosofía de Rubi?
Al principio fueron muchos conceptos nuevos, pero en el momento en que empezamos a sentirnos cómodos con el balón los asimilamos muy rápido.

¿A qué puede aspirar este Espanyol?
Al arrancar el año lo único que nos propusimos fue pensar en el siguiente partido. Este es nuestro objetivo más claro y ambicioso. Focalizamos todos nuestros esfuerzos en el día a día. En nuestras manos está pensar en el siguiente partido y ser ambiciosos.

Y el siguiente encuentro es ante el Villarreal. Un partido con muchos motivos para que la afición vaya al campo y atractivo de jugarlo, ¿no?
Es un rival muy bonito y en Cornellà se respira muy buen ambiente y eso se nota. Queremos salir a jugar, a ser protagonistas y tenemos muchas ganas de conseguir esos tres puntos. Ganar nos daría más confianza y ambición de cara al futuro.

Y un aliciente más será el regreso de Gerard. Menuda sociedad formasteis hace dos cursos.
Gerard, uff. El fútbol tiene estas cosas y a veces uno cambia de aires. Gerard era y es un jugador al que se recuerda mucho en Cornellà por todo lo que hizo. Estoy más que convencido que la afición se lo va a saber reconocer el domingo.

Aquí se le echa de menos, seguramente él también a nosotros, pero al que debe extrañar es a ti, ya que le diste unos cuantos goles…
El primer año fue muy bonito y los dos encontramos una gran versión, también Leo participó en ese ataque. Creamos muy buenas migas. Gerard tiene una gran facilidad para encontrar el gol que te pone las cosas más fáciles.

Y después de ese partido, no deberías tardar en alcanzar los 300 partidos en Primera División. ¿Qué significaría eso?
Muchos años dedicados al fútbol con mucho esfuerzo y sacrificio. Es un número que representa muchas cosas, como que estoy haciéndolo bien y dedicando tiempo a algo que me apasiona mucho. Creo que es un reconocimiento a la disciplina, al buen comportamiento, ser profesional.

Tras diez años en España, en el Espanyol se te ve feliz. ¿Se puede decir que es como una segunda casa?
Sí, porque entre todos me lo habéis hecho sentir así. En mi primera rueda de prensa, recuerdo que transmití que al llegar noté que me estaban esperando con los brazos abiertos, con mucha emoción. No hay nada más bonito para un jugador que cuando llegas a un sitio nuevo te hagan sentir como uno más. Y aquí he sentido ese calor desde el primer día y esto te ayuda a conseguir un buen rendimiento. En el Espanyol soy muy feliz.

¿Te ves retirándote dentro de unos años con la blanquiazul?
Soy una persona que se guía mucho por los sentimientos. El día que me levante y no sienta este cosquilleo en la barriga me retiraré porque ya no me seducirá esta profesión. Hoy en día sigo con esa llama muy latente y me parece hasta extraño hablar de retirada porque creo que me quedan años de fútbol por delante.

Antes hablamos de Gerard, pero enfrentándonos al Villarreal hay otro nombre especial para ti. ¿Has podido hablar con Javi Fuego estos días?
Sí. Está pasando un momento complejo porque no termina de encontrarse después de las lesiones. Con él tengo una amistad pura; es un tío que tiene unos valores impresionantes que a pocos se les ve en el mundo del fútbol. Es un profesional 100%, le deseo lo mejor y sé que ofrecerá un buen rendimiento en el Villarreal.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-VILLARREAL (3-1)
Encuesta del 19/10/2018

¿Cree que el equipo traducirá su buena imagen a domicilio con buenos resultados?

95.1%
4.9%