Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

una de las claves para no ganar a domicilio

Fuera de casa, destensados tras el paso por vestuarios

En tres de las cuatro salidas se ha encajado en el primer cuarto de hora tras la reanudación

Carlos Fanlo @fanlillo
03/10/2018

 

Una vez más el Espanyol no pudo conseguir la victoria lejos del RCDE Stadium, y ya van cuatro salidas sin hacerlo. Parecía que esta vez sería la definitiva, pero no. El equipo tan solo pudo sumar un punto en su visita a Vallecas.
De los cuatro encuentros que el conjunto espanyolista ha disputado a domicilio, tres de ellos tienen algo en común: el momento en el que el cuadro dirigido por Rubi ha encajado los goles. A excepción del partido en el Santiago Bernabéu, en el que los blanquiazules recibieron el único tanto del duelo en la primera mitad, cuatro de las cinco dianas restantes encajadas han llegado en los primeros 15 minutos tras la reanudación. Curiosamente, tras esos goles recibidos el Espanyol no ha vuelto a marcar.
Ante el Rayo Vallecano fue el último ejemplo, al recibir un gol en el 48’ tras una pena máxima de Dídac Vilà que era evitable. Al menos no fue tan grave como en Mendizorroza, cuando el equipo recibió dos goles en tan solo dos minutos, en el 56’ y en el 58’, que supusieron la derrota frente al Alavés. El tercer caso, en la primera jornada: el Celta igualó el tanto inicial de Mario Hermoso en el 50’ gracias a un gol de David López en propia puerta.
Sin lugar a dudas, uno de los peros de este Espanyol: su actitud después de pasar por vestuarios tras el pitido final de la primera mitad. Cuatro goles encajados que han supuesto la pérdida de siete puntos, con los que ahora los pericos contarían con 18 y serían líderes destacados de la categoría. Y a buen seguro que se trata más de un aspecto mental que de otro tipo.

El rival despierta
Encajar goles a los pocos minutos de la reanudación es un arma potente para el rival, que coge moral y comienza a apretar en busca de un nuevo tanto. Por el momento, tan solo se ha tenido que lamentar la pérdida de un partido por este motivo frente al Alavés, que aprovechó la ‘empanada’ del Espanyol para voltear el marcador en dos minutos. Contra los de Míchel y en Balaídos los rivales también gozaron de ocasiones para anotar uno más, pero por fortuna los tantos de Celta y Rayo Vallecano que significarían que el Espanyol tuviera dos puntos menos no llegaron. Aún así, hay que tener cuidado con la relajación tras el descanso, que solo trae malas noticias. A buen seguro que Rubi tiene muy presente este dato y ha tirado de las orejas en más de una ocasión a sus jugadores. Hay que salir al terreno de juego más enchufados tras el descanso, que si no, pasan estas cosas.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 09/07/2020

¿Una vez consumado el descenso, a quién señala como máximo responsable?

9.7%
28.7%
61.6%