Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ESPANYOL-FERENCVAROS (1-1)

Al final se mereció más

El Espanyol no empezó enchufado, volvió a tirar un primer tiempo y pudo ganar tras el descanso

Jordi Luengo Jordi Luengo
20/09/2019

 

El soñado regreso a Europa dejó una sensación agridulce. En la cita más esperada y deseada por todos los pericos el Espanyol no pudo debutar como se esperaba. En su estreno, los de David Gallego volvieron a tirar un primer tiempo y tuvieron que ir a remolque durante muchos minutos, pero al final lograron empatar e hicieron méritos para ganar. Se regalaron dos puntos. La buena segunda parte no impidió empezar con el pie cambiado, pero sí sirvió para hacer historia al superar la racha de 21 partidos consecutivos sin perder que tenía el Ajax de Van Gaal. Nadie ha sido capaz de encadenar 22 partidos sin perder en una competición europea, aunque esto no puede esconder el tropiezo perico ante un rival inferior.

Pese a la importancia del partido, Gallego volvió a demostrar que no le tiembla el pulso al alinear al canterano Pol Lozano de inicio. Y acertó. Con esta decisión confirmaba sus palabras de que todos son importantes y que el que se lo gane tendrá su oportunidad.

Sorprendidos de inicio
El Espanyol salió con ganas de agradar y presionando bastante arriba con una dupla de velocidad formada por Matías Vargas, que adelantaba su posición, y Wu Lei, y con un centro del campo tocador con Marc Roca, Pol Lozano, Melendo y Granero. Querían tener el esférico ante un rival que, pese a ser el de menor coeficiente de todos los que participan en la Europa League, en los primeros compases dejó claro que no había venido a Barcelona de turismo. Y muy pronto Zubkov, con un latigazo desde la frontal del área, avisaba de sus intenciones y obligaba a Diego López a estirarse para despejar el esférico a córner. Y, tras el saque de esquina, Isael desde la frontal disparaba al lateral de la red. Dos serios avisos del Ferencvaros que servían para demostrar que lograr la victoria no sería fácil.

Los húngaros estaban llegando con mucha facilidad y en una contra con tres pases, Isael le ganó la espalda a Bernardo, se sacó un centro horizontal buscando a Nguen y Javi López, en su intento de despejar el esférico, lo introdujo en su portería. Los de Rebrov estaban llegando casi con el mismo peligro que tenía el técnico ucraniano cuando en la década de los 90 goleó y triunfó en las filas del Dinamo de Kiev formando una histórica dupla con Shevchenko, siendo uno de los grandes delanteros del momento.

Con el marcador en contra el Espanyol seguía con un juego muy plano, moviendo el balón en horizontal, sin velocidad ni profundidad. Tenía la posesión, pero sin crear peligro a un Ferencvaros que se replegaba muy bien y no dejaba espacios en su cobertura. Sin desborde y creando muy poco peligro, la afición empezaba a impacientarse. Wu Lei, en una acción individual, puso a prueba a Dibusz en la única llegada con intención del primer tiempo. El juego era pobre y el rival seguía complicándole la vida. A la media hora volvió a plantarse en el área perica con tres pases y Zubkov remató ajustado al palo y, posteriormente, Kharatin cabeceó fuera por poco. Con cada aproximación húngara los blanquiazules dudaban y eso daba confianza a los de Rebrov. El Espanyol estaba atascado y se iba al descanso con el marcador en contra tras un primer tiempo muy gris en el que tuvo la posesión, pero sin crear peligro.

Al Espanyol le tocaba echar el resto en el segundo tiempo. Necesitaba marcar para meterse en el partido y casi sucedió todo lo contrario, ya que el Ferencvaros volvió a inquietar seriamente. En una jugada con dos atacantes en fuera de juego, que el colegiado, incomprensiblemente, no vio, Diego evitó el tanto. Y poco después Isael, en una acción de picardía en un lanzamiento de falta, cuando todos esperaban el centro intentó sorprender a Diego y mandó el balón a la cruceta.

De menos a más
Los blanquiazules cada vez estaban más entonados y Wu Lei y Vargas empezaban a acosar la meta rival. Los pericos estaban con más mordiente, mientras que los húngaros empezaban a tener problemas en defensa. Una falta de Granero la desvió la defensa a córner y Balzic sacaba un remate de Calleri con Dibusz en el suelo. Las sensaciones habían mejorado y Vargas hizo rugir a Cornellà. En un córner despejado por la zaga, balón de nuevo al área, Vargas apareció con un cabezazo picado que sacó Dubosz, pero el ‘Monito’ siguió la jugada para meter el pie y empatar el partido.

El gol dio alas a los de David Gallego que se fueron a por la remontada, mientras que los de Rebrov empezaron a sufrir. Achicaban balones como podían ante un Espanyol que cada vez llegaba con más claridad, pero no estaba acertado en el remate final. Y cuando estuvo acertado, como en el remate de Granero, la fortuna no acompañó. El ‘Pirata’ remató desde la frontal a la madera en la mejor ocasión para lograr el triunfo, Calleri y Campuzano lo intentaron con sendos remates, pero el marcador ya no se movió y el retorno a Europa no pudo ser a lo grande. La vuelta a Europa dejó una sensación algo agridulce, ya que había mucha ilusión por empezar con un triunfo.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 11/10/2019

¿Cree que la plantilla del Espanyol se puede ajustar al esquema y al estilo de juego de Pablo Machín?

79.4%
11.2%
9.4%