Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

once futbolistas ya saben lo que les espera

Expertos en la categoría de plata

Los cuatro fichajes del mercado de invierno son los que acumulan más partidos en Segunda

José S. González
02/08/2020

 

Al Espanyol le interesa mantener en el equipo a los jugadores que llegaron el pasado mercado de invierno por múltiples razones. En primer lugar, por su rendimiento deportivo, de las pocas cosas salvables en la segunda mitad de la temporada. También porque el club hizo una fuerte inversión por ellos y, a no ser que llegue una buena oferta, no querrá perder dinero tan solo seis meses después. Pero hay una razón más que quizá ha pasado algo desapercibida, aunque no por ello es menos importante. Y es que los cuatro futbolistas que el Espanyol fichó el pasado enero son, ahora mismo, los que acumulan más experiencia en la categoría de plata de todos los integrantes de la plantilla perica.

El que cuenta con más ‘horas de vuelo’ en la división de plata -y con mucha diferencia- es Leandro Cabrera (224 partidos). El charrúa aterrizó en España de la mano del Atlético en la temporada 2009-10, pero tras una primera campaña como rojiblanco inició un periplo por la segunda categoría del fútbol nacional que le llevó a algunos de los clubes más habituales de esta división como son Recreativo, Numancia, Hércules o Zaragoza. Jugó siete campaña en Segunda entre los años 2010 y 2017 y excepto en el primero en Huelva, siempre superó los 30 partidos por temporada. Curiosamente, el entrenador que empezó a darle continuidad en el fútbol español fue alguien con quien no coincidió en el Espanyol por muy poco: Pablo Machín en el Numancia de la 2011-12.

El segundo con más experiencia en la ahora llamada Liga Smartbank es Raúl de Tomás (126), que jugó cinco temporadas entre 2012 y 2018 en cuatro equipos distintos. Tras brillar en el filial del Real Madrid, en 2015 inició un periplo de cesiones a Córdoba, Valladolid y Rayo Vallecano en las que fue creciendo de forma progresiva hasta llegar a la cima de la mano de los madrileños, con los que se proclamó campeón de la categoría en 2018 y fue el segundo máximo goleador solo por detrás de Jaime Mata, entonces en el Valladolid.

También en el Rayo ha hecho su carrera hasta llegar a la élite Adrián Embarba, con dos temporadas y media en la división de plata, siempre con la elástica vallecana. Cabe destacar que en la 2017-18 jugó todos los partidos de liga (42) y que el curso pasado, ante de llegar en enero al Espanyol, estaba firmando unos números excelentes, con siete goles y 11 asistencias en apenas 23 partidos.

Finalmente, el cuarto fichaje invernal del Espanyol, Oier Olazabal, es también el cuarto jugador de la plantilla que más encuentros suma en Segunda (62). En su caso, empezó a ganar experiencia con el filial del Barça entre 2010 y 2013 y también disputó algunos encuentros con el Levante en la 2016-17, campaña del último ascenso granota. Desde entonces, ha seguido en Primera, aunque sin mucha continuidad, tanto en Levante como en Espanyol.

David y Calero
Con menos partidos en su cartilla de Segunda, pero con experiencias positivas en la categoría hay otros dos jugadores pericos. David López se marchó al Huesca en la 2012-13. El equipo oscense bajó a Segunda B, pero el de Sant Cugat fue un fijo toda la temporada y el Espanyol ejerció su asequible opción para repescar al jugador. También muy joven, Calero empezó a brillar en el Valladolid el mismo año del último ascenso blanquivioleta. Tras dos cursos en Primera (uno en Pucela y otro en el Espanyol), ahora parece destinado a volver a la categoría de plata para dar un impulso a su carrera.

Capítulo aparte merecen las recientes cesiones de jugadores jóvenes que provienen de la cantera perica y que acaban en algún equipo de Segunda para coger experiencia. Es el caso de Pipa la temporada pasada en el Nàstic (aunque solo fue medio curso), y de Álex López, Puado y Lluís López (también desde enero) esta campaña en Lugo, Zaragoza y Tenerife respectivamente. Los cuatro vivieron una etapa en la división de plata que les permitió foguearse con el objetivo de llegar al primer equipo perico. Ahora, con el Espanyol en Segunda, esta experiencia adquirida les puede venir muy bien para hacerse un hueco en el cuadro blanquiazul y demostrar de qué son capaces.

Y es que a nadie se le escapa que la competición en Segunda división será equilibrada y dura. El Espanyol sale con el cartel de rival a batir y un factor determinante puede ser el grado de conocimiento que jugadores, y también técnico, tengan de la categoría. Que la nueva realidad de los blanquiazules no les pille por sorpresa en las primeras jornadas será crucial para determinar la suerte del equipo a lo largo de la temporada.

En los últimos días se ha hablado de ofertas por jugadores como Cabrera o RDT. La voluntad de los jugadores y la economía mandan en el actual contexto perico, pero si sale alguno de ellos, será importante que los que lleguen también cuenten con experiencia en la división de plata. Y es que muchos jugadores de la plantilla, pese a ser ya veteranos, entrarán en septiembre en la dimensión desconocida de Segunda.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 07/08/2020

¿Ante la buena campaña de renovaciones, se hará abonado este año a pesar del descenso y de no poder acceder al campo?

68.2%
1.5%
14.9%
15.4%