Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ESPANYOL-MALLORCA (1-0)

El Espanyol vence y se quita un gran peso de encima

Los de Abelardo no acabaron de tener el control del partido, pasaron algunos apuros en ciertos momentos, pero lograron un triunfo que les da vida

Jordi Luengo Jordi Luengo
09/02/2020

 

No hay mal que cien años dure, ni portería que De Tomás no tumbe. Un gol del goleador perico permitió romper con la mala dinámica en casa y lograr el primer triunfo liguero en el RCDE Stadium, tras 11 jornadas sin lograrlo. El fichaje más caro de la historia acabará convirtiéndose en el más barato. Ante el Mallorca, el Espanyol se quitó un gran peso de encima y se inyectó una dosis extra de confianza para afrontar lo que queda de campeonato. De momento, la salvación está algo más cerca, pero aún, como en bastantes fases del partido ante el conjunto bermellón, queda mucho sufrimiento.

Tenía que ser el día. Y los instantes previos lo presagiaban. Mosaico en las gradas y ambientazo para recibir al equipo. La sensaciones eran positivas y el Espanyol, que salió con la novedad de Embarba en la izquierda y Darder en la derecha, empezó fuerte. En el 3’, el ex del Rayo se fue por la izquierda, centró raso al primer palo donde Darder de tacón remató fuera por muy poco. Si la dejaba pasar estaba De Tomás detrás para empujarla. El inicio prometía, pero los de Vicente Moreno también querían decir la suya. Solo 4 minutos después, Lago Junior empezó a hacer daño por su banda. Ganó la línea de fondo, levantó la cabeza y asistió a Budimir que tuvo el gol, pero la defensa logró despejar a córner. Y en la siguiente acción, Calleri remató raso de rosca, Reina se estiró y, con una mano salvador, despejó el esférico que llegó a R.D.T. que remató fuera. En solo diez equipos ambos equipos habían podido marcar.

El corazón a mil
Con el paso de los minutos, el Mallorca empezó a penetrar con facilidad por su banda izquierda. Y en una de sus llegadas todo pudo empezar a complicarse, ya que tras un centro lateral, el colegiado señaló el punto de penalti por un empujón de Marc Roca a Budimir. Tras muchas protestas, Mateu consultó al VAR y rectificó, ya que el balón había superado la línea de fondo. El Espanyol acababa de salvar casi una bola de partido, ya que un marcador en contra hubiera sido muy peligroso. Pero esta acción dio confianza a los visitantes que empezaron a sentirse más cómodos. Se hicieron con el dominio en el centro del campo. Jugaban de tú a tú, poniendo en aprietos a los de Abelardo y no renunciaban a ponerse por delante en el marcador, mientras que el Espanyol no se sentía cómodo, aunque en acciones puntuales podía hacer daño. Y en el 28’ pudo ponerse por delante.
Un error de Raíllo lo aprovecharon los blanquiazules, pero Valjent cortó un pase raso a De Tomás cuando se disponía a empujarla al fondo de las mallas con Reina fuera de la portería. Así acababa un primer tiempo en el que el Mallorca fue mejor, pero las oportunidades más claras fueron para los pericos.

En la vuelta al verde, el Espanyol debía dejar los nervios en el vestuario. Solo servía la victoria y para ello debía apretar arriba y cerrar atrás, ya que el Mallorca había llegado con facilidad en el primer tiempo. Pronto, Lago Junior dejó claro que los de Abelardo tendrían que sufrir para ganar, pero se encontró con un Diego López que tapó muy bien el espacio. Y poco después, el meta gallego volvía a intervenir con acierto ante una falta peligrosa de Salva Sevilla.

Apareció el de siempre
El acierto que les faltó lo tuvo poco después R.D.T. Dídac se fue por su banda, asistió atrás para Darder que de primeras centró para que el ‘11’ perico rematara al fondo de las redes. Pese a que el gol debía dar cierta tranquilidad, no fue así. Al Espanyol le costó hacerse con el balón y no acababa de aprovechar los espacios que dejaba atrás un Mallorca que se estiró en busca de la igualada. Y cuando los encontró, como en una acción entre Vargas y Darder, Reina sacó el remate del de Artà. Se acercaba el final y no estaba nada cerrado. Había tensión. Y miedo. Todo podía pasar. Caer el segundo o el empate. El Espanyol no estaba fino arriba. Pudo sentenciar, pero la toma de decisiones no era correcta. Y en el 90’ el RCDE Stadium enmudeció viendo como un remate de Budimir salía rozando el palo. Pero volvió a rugir para empujar más que nunca en busca de una victoria que acabó llegando. ¡Aleluya!

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-MALLORCA (1-0)
Encuesta del 14/02/2020

¿Qué equipo pondría en liza ante el Wolverhampton?

31%
55.9%
13.1%