Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ATLÉTICO-ESPANYOL (1-0)

Al Espanyol no le sonrió la suerte

Los de Rubi ya habían tenido cinco buenas ocasiones para marcar antes del minuto 30

Jordi Luengo Jordi Luengo
22/12/2018

 

Acabar con la mala racha de resultados ante un rival como el Atlético no era sencillo, pero en el día del sorteo de la lotería quisimos creer en la suerte. Y el equipo también confió en sus posibilidades. Pese a llegar con cinco derrotas seguidas, salió con actitud y confianza, y eso tiene mucho mérito viendo la entidad de su rival. Sin embargo, la fortuna no sonrió porque se perdonó ante puerta. El Espanyol, que recuperó las sensaciones del inicio de liga, mereció más en el Wanda Metropolitano, pero se encontró con un Oblak que demostró ser uno de los mejores porteros del mundo y evitó en varias ocasiones que los de Rubi se adelantaran en el marcador. Al final un penalti impidió que se llevaran un premio que habían merecido.

Simeone tenía claro que, pese al mal momento blanquiazul, no sería fácil superarles. Así se lo transmitió a sus jugadores que salieron con la intención de inaugurar pronto en el marcador. Y entre Kalinic y Griezmann pronto pudieron lograr el objetivo, pero Duarte estuvo rápido y sacó un balón muy peligroso. Tras este susto, y el del duro pisotón de Thomas a Darder en el 4’ que hizo temer por la continuidad del balear y dejó sin amonestación al ghanés, el Espanyol no tardó en empezar a funcionar.

Grandes minutos pericos
En su primera aproximación con criterio, Granero tuvo el gol. El madrileño picó el balón con mucha clase desde la frontal del área, pero este salió rozando el palo. Los de Rubi cada vez tenían más el control y empezaban a recordar al equipo del inicio del campeonato. La ocasiones de peligro se repetían y Borja Iglesias pudo anotar uno de los goles del campeonato. El `Panda’ salió al contragolpe y desde 25 metros la picó, obligando a Oblak a recular para estirarse y evitar el gol. Se llegaba al ecuador del primer tiempo con el partido abierto, siendo el Espanyol el que más peligro estaba generando. Solo 10 minutos después, en el 25’, Borja se fue de Savic, en otra gran acción del gallego, pero su remate forzado fue atajado por el meta esloveno sin grandes apuros. Los pericos se estaban gustando. Seguramente estaban ofreciendo sus mejores minutos a domicilio del curso. Lo estaban haciendo todo bien, pero seguían evidenciando, como en otros partidos, su falta de gol. Y Baptistao seguía gafado. El brasileño le pegó de primeras desde la frontal, Oblak despejó con problemas su trallazo, pero su segundo remate se estrelló en la madera. No se había llegado a la media hora cuando los blanquiazules ya habían disfrutado de cinco buenas ocasiones de gol.

El Espanyol estaba siendo bastante superior al Atlético, pero se encontraba con un Oblak que salvaba a su equipo. Pese a no poder transformar sus ocasiones de gol, los blanquiazules habían hecho lo más importante: recuperar las sensaciones del inicio de campeonato. El planteamiento funcionaba ante un conjunto colchonero que sufría para mantener su portería a cero y que solo creó algo de peligro en los últimos minutos con dos remates de Griezmann que despejó con seguridad Diego López.

Tras una gran primera parte espanyolista, en la segunda parte pronto todo empezó a torcerse.

Solo pudieron de penalti
Después de una oportunidad de Dídac, en la siguiente acción el Atlético marcó de penalti. Granero derribo a Koke dentro del área. Ante las protestas, el colegiado consultó al VAR, por si había fuera de juego de Kalinic, pero no cambió su decisión. El tanto de Griezmann fue todo un mazazo para los pericos. No se estaba haciendo justicia.

Con el marcador en contra Rubi movió el banquillo buscando la igualada, mientras que Simeone se decantó por un once más conservador. Con el Atlético replegado en su campo, el Espanyol no acababa de encontrar espacios. No había manera de superar la poblada defensa rojiblanca y, pese a intentarlo no tuvo las ocasiones del primer tiempo. En Madrid se volvió a perder, pero jugando de la misma manera que se hizo ante un rival de Champions que acabó pidiendo la hora, los resultados no tardarán en volver.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 21/06/2019

¿Bajo qué concepto contemplaría una hipotética marcha de Borja Iglesias?

27.5%
68.1%
4.3%