Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ESPANYOL-BETIS (1-1)

Un Espanyol bipolar se complicó la eliminatoria

Los de Rubi jugaron un gran primer tiempo en el que se adelantaron en el marcador, pero fueron conformistas en el segundo con el 1-0 a favor y lo acabaron pagando. El próximo miércoles, la vuelta de los cuartos en el Benito Villamarín

Roger Macías Roger Macías
24/01/2019

 

Decepción la vivida en el segundo tiempo este jueves por la noche en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey contra el Betis y que acabó propiciando el empate a uno. Un resultado que complica la eliminatoria, aunque aún puede pasar de todo en el Benito Villamarín el próximo miércoles. El Espanyol cuajó un muy buen primer tiempo, reconociendo a ese equipo de Rubi del principio de temporada. Borja Iglesias, como no, adelantó al equipo blanquiazul. Pero en el segundo se echaron demasiado atrás y permitieron que el Betis tuviera demasiado el balón. Es cierto que durante varios minutos el partido estuvo sin ocasiones y el 1-0 no era nada malo, pero poco a poco el Betis creció, creó peligro y acabó empatando a través de Sanabria. Entonces el Espanyol despertó de su letargo y volvió a parecerse al del primer tiempo, pero ya estábamos en los últimos diez minutos y el marcador no se movió más. El equipo no fue fiel a los principios de Rubi en esos segundos 45 minutos, buscando asegurar el 1-0 en lugar de buscar el segundo.

Rubi ya dejó claro con la alineación del pasado lunes ante el Eibar que apostaba por la Copa. Así, ante el Betis, Darder y Borja salieron de inicio. En defensa, debido a las lesiones de David López, Duarte y Naldo, Lluís, del filial, volvió a ser titular, acompañando a Hermoso. El centro del campo estuvo formado por tres jugadores de casa, Roca, Darder y Melendo. Álex López, que destacó en la eliminatoria de octavos ante el Villarreal, se quedó en el banquillo. Arriba, Borja estuvo acompañado en las bandas por Piatti y Baptistao. Por cierto, sin ninguno de los capitanes en el campo, Dídac lució el brazalete. El Betis, con bastantes bajas, salió a pesar de todo con un once de garantías, siendo Canales su hombre más peligroso. Y si en el banquillo perico destacaba la presencia de dos jugadores del filial, Iago, que se estrenaba con el primer equipo, y Campuzano, en el verdiblanco estaba el joven experico Édgar González. Curiosamente, los tres hijos de futbolistas, Alejo, Felipe Campuzano y el experico Lluís, respectivamente.

El partido empezó impreciso, con los dos equipos, eso sí, demostrando que querían el balón, tal y como era de esperar. En el minuto 5, un mal pase horizontal en defensa de Bartra estuvo apunto de aprovecharlo PIatti, pero controló mal el balón. Dos minutos después, Rosales resbaló y por suerte Lluís impidió que Tello sacara provecho de ello.

La primera acción de verdadero peligro del partido no llegó hasta el cuarto de hora, en un buen remate de cabeza de Baptistao que obligó al portero Joel a estirarse. En la siguiente acción, Canales disparó con mucha intención y fuerza desde lejos, pero Roberto, sobrio todo el partido, despejó.

Y en el minuto 27 llegó el primer gol del partido. Hermoso le dio un pase largo a Baptistao, que de primeras conectó con Darder. El balear penetró en el área por la derecha y centró hacia Borja, pero tocó en un rival y acabó en Piatti. El argentino, en su intento por disparar en una situación muy ventajosa, le salió muy mal pero con la fortuna de darle una excelente asistencia al de siempre, el 'Panda', el que debe ser internacional ya mismo.

El gol animó al Espanyol ante un Betis sin reaccionar. En el minuto 33 volvimos a ver al equipo de Rubi que nos enamoró al principio de temporada, madurando una acción ofensiva con paciencia a base de combinar. Roca para Darder, Melendo, Baptistao de espaldas a portería bajó el balón y se la dio a un atrevido Roca, que entró dentro del área caracoleando. Lástima que en el último regate se la quitó Mandi, porque se masticaba el segundo.

En la parte final del primer tiempo, el Betis se hizo más con la posesión pero sin crear peligro. De hecho, fue el Espanyol el que lanzó una peligrosa contras tras una buena conducción por el centro de Piatti. Se la dio a Baptistao en buena posición, pero su disparo fue despejado por un defensa.

Y ya sobre la bocina, un par de acciones para las que va bien contar con el VAR. El Betis sorprendió sacando una falta con rapidez y dejando solo a Sanabria ante Roberto entrando en el área por la derecha. Por fortuna, en lugar de disparar se tiró al notar el brazo por detrás de Dïdac en un mínimo contacto. Debió ser amarilla para el delantero visitante por simular, pero al menos el árbitro no señaló penalti. Y ya en el descuento, Borja y Bartra tuvieron un encontronazo que por fortuna acabó en nada, porque ambos hubieran podido ver una amarilla que no convenía. Borja es imprescindible.

En la segunda parte el Betis dominó territorialmente ante un Espanyol que empezó sin conceder espacios pero que, demasiado conformista, acabó cometiendo errores atrás. Guardado, en el minuto 50, disparo de muy lejos sin peligro. Al Espanyol, por eso, le faltaba hacer daño a la contra. El primer disparo perico de ese periodo no llegó hasta el minuto 86. Ese conformismo se acabó pagando.

En el minuto 64 llegó un serio aviso. Sanabria marcó de cabeza tras un pase, también de cabeza, de Feddal a la salida de un córner. Por suerte el paraguayo estaba en fuera de juego. Apenas un minuto después llegó otra ocasión muy peligrosa del Betis. En otro córner, Sanabria remató ajustado al palo izquierdo de Roberto, quien despejó a córner haciendo gala de unos grandes reflejos.

A la media hora del segundo tiempo, Roberto, sobrio a lo largo del choque, volvió a estar muy acertado desviando a córner un fuerte disparo de Bartra, solo por la izquierda después que Rosales se comiera un balón por arriba. Estos errores a veces se pagan.

La segunda mitad se inclinaba hacia el Betis y al final llegó el tanto del empate, en una contra que no se supo frenar. Carvalho galopó por el medio con fuerza sin apenas notar el agarrón de Melendo en el estéril intento por cortar la jugada, se la dio en profundidad a Sergio León, quién, por la izquierda, centró al segundo palo para que rematara a placer Sanabria ante un Dídac que no llegó a tiempo.

El Espanyol adelantó líneas consciente que el 1-1 no era bueno. Y entonces llegaron los disparos del segundo tiempo para los de Rubi. Primero Darder en un chut desde fuera del área. Luego el propio jugador balear se la robó a un despistado Kaptoum para dársela a Borja. El disparo del 'Panda', en buena situación, fue despejado a córner por Joel. En el saque de esquina, Hermoso lo probó de cabeza.

Y ya en el 90' llegó en una muy buena ocasión, con el balón rondando sin éxito la portería bética. Sergio García se la dio a Borja, quien, de espaldas a la portería, no acertó a rematar rodeado de defensas. El balón despejado le llegó a Rosales, que la volvió a mandar hacia el 'Panda', pero la defensa acabó despejando a córner.

Al final un empate a uno que deja la eliminatoria abierta pero con cierta ventaja para el Betis, que jugará la vuelta en casa. El Espanyol desperdició más de media hora de la segunda parte y lo pagó caro. Faltó ambición con el 1-0 a favor.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 20/09/2019

Con la baja de Corchia, ¿daría la alternativa a Víctor Gómez?

86.1%
5.7%
8.2%