Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA FERRAN COROMINAS 'CORO'

“Ese gol fue vida para el Espanyol”

Su gol en el descuento ante la Real es historia al evitar el descenso

Jordi Luengo Jordi Luengo
13/01/2019

 

La afición del Espanyol siempre recordará el gol de Ferran Corominas (Girona, 1983) a la Real Sociedad el 13 de mayo de 2006. Cuando todo parecía encaminado a que el conjunto de Miguel Ángel Lotina bajara a Segunda División, aquel milagroso tanto de Coro en el minuto 91 evitó la tragedia. El Espanyol inició la jornada dos puntos por encima del descenso, que marcaba el Alavés, por lo que solo dependía de sí mismo para salvarse. Todo pasaba por ganar. Pero hubo mucho sufrimiento, ya que tras el gol de Bodipo, a poco para el final, se temió lo peor. Durante diez minutos estuvo en Segunda. Por eso ese gol, seguramente, es el más importante de la historia del club, ya que permitió seguir en Primera en un momento en que un descenso hubiera podido tener unas consecuencias muy graves. En plena construcción del RCDE Stadium, con el endeudamiento que conllevó debido a que el precio se fue disparando, el club no podía permitirse perder la categoría. Algunos han llegado a decir que si ese balón no llega a entrar, el club, quizás, no existiría. Coro le dio vida al club.

Ya ha transcurrido más de una década de ese inolvidable gol, pero cada vez que el Espanyol se enfrenta a la Real Sociedad, ese recuerdo vuelve a estar muy presente. En la previa del duelo ante el conjunto donostiarra, en La Grada hemos querido revivir, con el protagonista de ese partido, esa sufrida jornada que acabó en una inmensa alegría. Con un Coro que poco después de atender nuestra llamada emprendía viaje a la India para reincorporarse a la disciplina del FC Goa. Y se marchaba con un deseo: “Ojalá vaya más gente a Cornellà”. Ese día ante la Real Sociedad, Montjuïc rugió como nunca con 48.950 pericos en las gradas que los llevaron en volandas durante los 90 minutos. El conjunto ‘txuri-urdin’ siempre estará en la historia de Coro y las casualidades de la vida quisieron que el último encuentro liguero que disputó el delantero de Banyoles con la camiseta blanquiazul fuera ante el cuadro donostiarra un ya lejano 2 de octubre de 2010.

Han pasado casi 13 años desde aquel histórico gol ante la Real Sociedad que evitó el descenso, pero sigue estando presente entre los pericos. ¿La afición sigue recordándotelo y agradeciéndotelo?
Siempre que estoy por aquí, que ahora no es muy a menudo, la afición del Espanyol me saluda y me comenta ese gol. Muchos pericos me cuentan anécdotas de cómo lo vivieron. Me dicen cómo sufrieron ese día y que si ese balón no llega a entrar el futuro hubiera sido muy complicado. En ese momento, seguramente, no valoré lo que significó, ya que solo pensaba en ganar para salvarnos. Pero con el paso de los años he ido viendo lo importante que fue para el club. Durante este tiempo muchos directivos de la entidad me han dicho que si no llego a marcar y habría sido un palo muy grande para el club.

Hay pericos que han llegado a decir que sin ese gol, posiblemente el club no existiría. ¿Qué piensas al respecto?
No puedo saber si existiríamos o no. Creo que lo hubiéramos pasado mal, ya que en el aspecto económico no se acababa de ver la luz y el futuro no estaba del todo claro, pero hubiéramos salido adelante. A cualquier club que tenga problemas de tesorería, y más en nuestro caso que estábamos con el proyecto del nuevo campo, si le quitas los ingresos que proporciona estar en Primera no es que le mates, pero le complicas bastante su existencia. Pese a todo eso, el Espanyol es una entidad muy grande y creo que entre todos hubiéramos salido de esa difícil situación, aunque fuera difícil.

El gol significó mucho para el Espanyol, pero, ¿y para Ferran Corominas?
También mucho y por eso lo sigo teniendo muy presente. Era un momento muy importante para el equipo, pero también para mí, que quería tener protagonismo. Buscaba más minutos, aunque años después no pudo ser y tuve que irme. Ese gol se recuerda mucho más que el de la final de Copa en Madrid u otros también importantes.

¿Cuántas veces has visto esa jugada?
Muchas. No te podría decir un número. Hace poco la volví a ver porque me la pasó un amigo. Me la van mandando de vez en cuando. No me canso de verla.

¿Se te sigue poniendo la piel de gallina al visionarlo o hablar de ese gol?
Sí, sin duda. Aún me emociono. En las caras de los compañeros se ven reflejadas todas las emociones; muchos medio llorando. Es un momento inolvidable. Durante el partido tuvimos bastantes ocasiones, pero en la segunda parte tuvimos un momento de bajón al ver que el gol no llegaba, aunque al final fue una explosión de alegría increíble.

¿Te acuerdas de la jugada?
Perfectamente. Ya era un poco a la desesperada. Jarque colgó un balón al área desde nuestro campo, Pandiani la peinó y un defensa la despejó. El balón cayó casi en el punto de penalti, lo controlé con la derecha y sin pensar, ya que el partido acababa, chuté con la izquierda. No me lo creía. Era el minuto 91 y todos nos volvimos locos. Nos acabábamos de salvar. Menos mal que marqué, porque bajar con ese equipo hubiera sido muy duro. Nos sacamos un gran peso de encima.

El Espanyol solo dependía de sí mismo, pero había que ganar. ¿Cómo vivió el vestuario las horas previas al partido?
Todos estábamos confiados, pero a la vez algo tensos. Desde fuera se comentaba que ganaríamos, ya que el rival no se jugaba nada, pero fue todo lo contrario. Nos lo pusieron muy complicado. El final se acercaba y el gol no llegaba, nos lanzamos al ataque y la Real tuvo el triunfo en una contra, pero Gorka sacó un uno contra uno. Si llegan a marcar hubiera sido el final. Sabíamos que era difícil que bajáramos, pero lo vivimos tensos y más a medida que se acercaba el final del partido.

¿Y la celebración? Creo que hasta tiraste una silla...
Tras ver cómo entraba el balón, enloquecí, como muchos compañeros, cuerpo técnico, afición… Salí corriendo, mi rostro estaba blanco… Lo celebramos a lo grande.

Bodipo marcó en Vitoria en el minuto 78’ y, en esos instantes, estábamos en Segunda. ¿Cómo os enterasteis del gol del Alavés?
De repente el campo se quedó en silencio. La afición llevaba todo el partido animando sin parar y de repente enmudeció. Enseguida nos dimos cuenta de que había pasado algo. Preguntamos al banquillo, pero no nos decían nada hasta que alguien insistió mucho y le dijeron que el Alavés había marcado. Cuando el campo se quedó en silencio supimos que algo negativo había pasado.

¿En esos minutos pensasteis que era el final?
Sí, claro. Quedaban unos diez minutos. Habíamos perdonado algunas ocasiones y parecía que el gol no llegaría. Por suerte marcamos y cambió la historia. El fútbol siempre tiene dos caras y ese día nos tocó la buena. Ese partido siempre lo recordaré.

¿Guardas la camiseta de ese día?
Tengo una de cada temporada en el Espanyol y la de esa tenía que ser la del último partido. No podía faltar, ya que era muy especial; como también la de la Copa del Rey en Madrid, aunque por un motivo distinto.

Hubiera sido extraño que el reciente campeón de Copa bajara a Segunda, ¿no?
Seguramente. Teníamos un equipazo, pero en la historia del fútbol encontramos grandes equipos que entran en una dinámica negativa de la que no saben salir. Te vas metiendo abajo y al final no logras reaccionar. Además, en el currículum nos hubiera quedado que descendimos.

Al cabo de unos años, Marc Raymundo publicó tu biografía autorizada titulada ‘Coro és la vida’. ¿Es la frase que mejor define lo que significó ese tanto?
Sí, porque en ese momento fue la vida para el club. Significó respirar, poder volver a coger aire y mirar al futuro con mucha más tranquilidad. Se pudo crear el estadio, ir mejorando y ahora poder tener un club con una buena situación económica.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 13/09/2019

A qué daría prioridad ¿a LaLiga o la Europa League?

27.1%
3.4%
69.5%