Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

OPINIÓN DE QUIQUE IGLESIAS

El ERTE, el ‘Monito’ y el viaje a Torremirona

La rebaja del sueldo (que no de la ficha) de un puñado de profesionales que no van a perder demasiada capacidad económica de todos modos, se va a quedar en una mera anécdota

Quique Iglesias Quique Iglesias
01/04/2020

 

El ERTE ya está aquí. A todos nos sobrevuela en nuestro día a día porque casi nadie está a salvo de esta pandemia, ni en lo físico ni en lo material. Y al fútbol le ha tocado también su dosis de recortes en previsión de la escabechina que se puede montar si LaLiga no se reemprende y los 500 millones de euros que quedan por ingresar de los derechos de televisión del fútbol profesional se quedan en el limbo. Porque el ERTE del Espanyol, la rebaja del sueldo (que no de la ficha) de un puñado de profesionales que no van a perder demasiada capacidad económica de todos modos, se va a quedar en una mera anécdota si eso sucede.

El Espanyol, con las medidas tomadas por el club desde la cúpula de Rastar en China, ha tenido la fortuna de toparse con un vestuario que no pasa por ser ese entorno pesetero como tildan a los vestuarios de equipos profesionales de hoy en día (generalización). En una reunión entre la dirección y los capitanes, vía telemática, claro, no me cabe ninguna duda de que el entendimiento fue bastante inmediato. Otra cosa serán los flecos de siempre y si el ambiente en general es favorable. Van a bajar el 70 por ciento del sueldo de los jugadores y aquí no va a pasar nada. Y si se vuelve a jugar, todos a cobrar de nuevo.

Durante esta semana hemos conocido que uno de los positivos por coronavirus fue ‘Monito’ Vargas. Curioso que los tres que conocemos hasta el día de hoy sean extranjeros (Vargas, Wu Lei y Cabrera). Con el paso de las semanas nos hemos ido convenciendo de que lo que pasó en España en la semana posterior a la jornada 27 fue un despropósito. Como el partido en Mestalla con el viaje de italianos libres por las calles de Valencia sin posibilidad de entrar en el estadio, como el viaje de 3.000, sí tres mil, seguidores del Atlético de Madrid a Liverpool al día siguiente, el mismo miércoles 11 de marzo en que el Espanyol decidió que lo mejor para preparar la final del Alavés era encerrar dos días a su plantilla en un hotel de Navata (Girona). Fue una evidente imprudencia, una temeridad de la que espero que sean conscientes desde todos los estamentos que fueran responsables de la decisión. Pero claro, si los que gobiernan este país estaban de manifestación o de ‘mascletá’, qué les vas a pedir a la gente del fútbol.

What do you want to do ?
New mail
Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 22/05/2020

¿Cuál es el gol que más recuerdas de la Copa del Rey del 2000?

8.1%
79.9%
12%