Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

HISTORIAS DE LA UEFA (CAPÍTULO I)

Décima participación en competición europea

La historia por el viejo continente empezó en 1961, en la ya desaparecida Copa de Ferias, eliminando al Hannover alemán

Jordi Luengo Jordi Luengo
05/06/2019

 

El Espanyol volvía a Europa el pasado 18 de mayo, justo cuando se cumplían 31 años de la final en Leverkusen. La mayor alegría de la época de Cornellà coincidía en día con la mayor decepción espanyolista en las anteriores nueve ocasiones que ha participado en Europa. Además de estas, los colores blanquiazules también han lucido por el viejo continente dos veces más, en la ya desaparecida Copa Intertoto, una competición que, por cierto, significó un punto de inflexión en la cantera blanquiazul en la primera participación espanyolista.

Estas presencias no son demasiadas teniendo en cuenta el dilatado historial deportivo del club, pero es una competición que siempre ha enganchado a los pericos que se movilizan para viajar acompañando al equipo. En las semanas que quedan hasta el debut en la previa de la Europa League, en La Grada iremos haciendo un repaso histórico de todas las participaciones pericas en las competiciones europeas.

De Alemania a Glasgow
La historia de esta andadura por Europa empezó en Hannover en el año 61, en la ya desaparecida Copa de Ferias, hoy convertida en la Europa League, tras llamarse Copa de la UEFA hasta 2009. Y, de momento, su caminar se cerró en Glasgow, en una de las jornadas más tristes que ha vivido el espanyolismo, pero de la que también más orgullosa salió la afición al ver el comportamiento de sus jugadores en Hampden Park, donde llegaron a la final sin perder ningún partido.
Ahora, 12 años después el espanyolismo espera escribir un nuevo capítulo de una historia que tiene sus momentos más álgidos en las dos finales que se escaparon en la tanda de penaltis: Leverkusen en 1988 y Glasgow en 2007. Europa nos debe una.

Copa de Ferias
En su estreno en el viejo continente, el Espanyol ganó en Hannover con gol de Camps (temporada 61-62) y llegó hasta los cuartos de final en los que cayó contra el potente Estrella Roja. Ese curso también eliminó al Birmingham.
Su siguiente participación no se hizo esperar mucho y cuatro años después volvía a competir en la Copa de Ferias. Tras eliminar al Sporting de Lisboa y al Bandera Roja Brasov volvieron a caer en los cuartos de final, en esta ocasión contra el Barcelona.
En la década de los 70, durante las siete temporadas que José Emilio Santamaría ocupó el banquillo de Sarrià, el Espanyol participó en dos ocasiones en la ya denominada Copa de la UEFA. La experiencia no fue positiva en su primera aventura, ya que no pasaron de la primera ronda después de que la derrota en casa ante el Racing White (0-3) les condicionara para la vuelta, donde, pese a vencer 1-2 con goles de Amiano y Roberto Martínez, no fue suficiente. En la siguiente presencia ganaron dos rondas, contra el Niza y Eintracht Braunsweick, pero cayeron en los octavos ante el Feyernoord. Una edición en la que destacó el duelo contra el Niza, en el que el Espanyol se llevó un partido muy comprometido.

La inolvidable UEFA del 88
La primera gran alegría europea y, a la vez, la decepción más grande fue en la UEFA de la temporada 87-88. La afición perica nunca podrá olvidar aquellas grandes noches vividas en Sarrià contra el Borussia Mönchengladbach, AC Milan, Inter de Milán, Vitkovice, Brujas y Bayer Leverkusen. El Espanyol mereció levantar el título y todas las apuestas le daban por ganador cuando viajó a Alemania con un 3-0 a favor. El sueño, tras llegar al descanso con empate a cero, se escapó tras una decepcionante segunda parte. El 1-0 anotado por Tita, en el 57’, fue el principio del fin y en el 81’ Bum Kun Cha igualaba una final que se acabó decidiendo en la fatídica tanda de penaltis. Increíble.

Caídas en dieciseisavos
Las tres siguientes presencias en la Copa de la UEFA fueron en la 96-97 con Pepe Carcelén; en la 2000-01 con Paco Flores y en la 2005-06 con Miguel Ángel Lotina. En la de mediados de los 90, tras eliminar al Apoel de Nicosia, el Espanyol cayó, al igual que en la edición de la 76-77 ante un Feyenoord que ganó con autoridad el primer partido en Sarrià.
Con Flores, el año después de ganar la Copa, tras eliminar al Olimpia de Ljubljana y al Grazer Ak los pericos fueron eliminados por el Oporto. Mientras que con Lotina tras clasificarse en la fase de grupos (Lokomotiv, Palermo, Maccabi Petah y Brondby) no se pudo superar al Schalke 04.

Glasgow, última parada
En su última presencia en Europa, el Espanyol alcanzó la final después de acceder a ella invicto. Llegaron a Hampden Park, donde el 16 de mayo de 2007 se midieron al Sevilla, sin haber perdido ninguno de sus 14 partidos en la competición y con un Walter Pandiani como máximo realizador de esa edición con 11 goles.
Tras superar al Benfica en cuartos y al Werder Bremen en la semifinal, otra vez la tanda de penaltis privó al conjunto de Valverde de tocar la gloria europea. Precisamente el técnico, junto a Tommy N’Kono y ‘Tintín’ Márquez, también habían estado en la final de Leverkusen como jugadores. 

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 08/11/2019

¿Si el club decide incorporar un delantero en el mercado de invierno, por qué futbolista apostaría?

20.2%
10.1%
69.7%