Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA JOSÉ MARÍA CALZÓN

“De peores hemos salido, y esta no será menos”

“Los inicios marcan mucho y el nuestro fue muy malo. pero ahora con Abelardo se ve una mejora y los fichajes que se han hecho han sido clave”

Marta Mendoza Marta Mendoza
22/03/2020

 

El mítico exdelegado perico está convencido de que “nos vamos a salvar y con antelación. Solo hace falta que los jugadores se lo crean del todo. Esa es la clave, que se sacudan la presión”.
Con un ritmo más sosegado tras 41 intensos años al pie del cañón siendo el delegado del primer equipo blanquiazul. Pero con la misma implicación de siempre y con la firme convicción de que vamos a salir de esta en todos los sentidos. Primero de la delicada situación actual por culpa del coronavirus, y segundo de la achuchada realidad deportiva por la que atraviesa el equipo, que sigue como colista. “La situación, en ningún caso, es sencilla, pero como siempre digo, de peores hemos salido. Por eso estoy plenamente convencido de que en ambos casos viviremos un final feliz, pese a que no será sencillo”, asegura.

¿Pero qué sería el Espanyol sin sufrimiento?
¡Eso mismo digo yo! No me canso de recordárselo a mis compañeros. Ahora por ejemplo, cuando nos comunicaron que había seis integrantes de la plantilla y staff técnico afectados por el coronavirus, muchos decían, solo nos faltaba esto... Y ya se lo dije, en el Espanyol somos especialistas en situaciones complicadas, así que tranquilos. Sabemos de qué va esto.

Corren días complicados...
Sí, y ahora lo que nos toca es ser fuertes y responsables. Si seguimos todas las pautas que nos plantean los profesionales todo irá bien. La vida se trata de eso, de adaptarse a las situaciones y poner todo lo que está en nuestra mano para salir de ello y todavía más reforzados. Y esta crisis del coronavirus servirá para ello. Para ser más conscientes de todo. Ahora es tiempo de estar en casa ante algo sin precedentes y seguir, en la medida de lo posible, una vida ‘normal’ confinados en casa. Los jugadores con un plan de trabajo y el resto del club con el teletrabajo. El ritmo cambia, pero hay que seguir para estar preparados cuando todo termine, que espero que sea pronto. Salvo por la Guerra Civil nunca se había paralizado todo de tal manera, por ello, lo que está sucediendo es nuevo y sorprendente.

¿Y qué me dices de los seis afectados que tenemos?
Que todo marcha bien. Ojalá nadie se hubiera contagiado, pero las noticias que tenemos son positivas. Se están destinando todos los esfuerzos para que se pongan bien cuanto antes. Aunque está claro que cuando se reanude todo, a los jugadores afectados quizás les cuesta un poco más.

Me hablas de reanudar. ¿Crees que volverá a haber competición?
Sí, de hecho es lo que creo que debe suceder. Evidentemente, como perico, el corazón me dice que lo mejor, para nuestros intereses y no sé hasta que punto por responsabilidad y timming, que se suspenda y no haya ni descensos ni nada. Pero la cabeza me dice que lo lógico y normal es que, siempre y cuando haya una seguridad para todos, todo vuelva a la normalidad en la medida de lo posible y se termine la competición. No hay que tener miedo y hay que confiar en que nos salvaremos. A diario estamos muy pendientes de lo que puedan decidir los máximos estamentos futbolísticos. Pero el hecho de que se haya anulado la Eurocopa, creo que ya nos indica que la idea es que se juegue sin la presión de las fechas.

Pero, ¿y los contratos que finalizan el 30 de junio?
Es algo complejo, pero siempre puede haber excepciones por causas de fuerza mayor como la actual y todo es cuestión de que todo el mundo se ponga de acuerdo. Supongo que se podría crear algún tipo de prórroga de contratos, aunque eso sería algo que atañe a los departamentos jurídicos, y jugar hasta que sea necesario por un motivo extraordinario como este. Aunque con jornadas cada 3 ó 4 días, en función de cuando se reanude, y teniendo en cuenta que los equipos deberán volver a hacer casi una pretemporada, quizás se podría tener todo terminado a 30 de junio. Veremos. Pero estoy seguro que si dicen de jugar tendrán ya la fórmula para solventar este tipo de contratiempos contractuales, ya que son varias las competiciones afectadas.

Lo que está claro es que nunca llueve al gusto de todos, ¿no?
Por supuesto. En situaciones así cada uno mira por sus intereses. Unos reclamarán el título si no se juega, otros no descender, otros como Zaragoza o Cádiz ascender... Todos se juegan mucho y por lo tanto, se decida lo que se decida, siempre habrá alguien que no esté contento. En toda decisión siempre hay beneficiados y perjudicados. Pero repito, sería bueno que se acabara jugando.

Incidiendo en el plano deportivo, ¿cómo ves la salvación?
Para nada imposible. Quizás un poco complicada, pero dos triunfos seguidos lo cambiarían todo. Estoy convencido. Confío plenamente en nuestras posibilidades. De verdad. Si fuera lo contrario también lo diría, pero como comentaba antes, de peores hemos salido. Y pese a lo mal que nos ha ido, hemos llegado ‘vivos’ a este punto crucial. En las últimas jornadas se crea una liga diferente dentro del mismo campeonato. Ahí es cuando puede pasar de todo y la necesidad aprieta y propicia que haya sorpresas. Si nos manejamos bien en este escenario, como ya hemos hecho anteriormente, lo lograremos. Todavía pueden pasar muchas cosas. Nadie está desahuciado y por ello la lucha por escapar de abajo promete.

Como tú mismo dices, has conocido a más de 40 entrenadores en el Espanyol. Y algunos de ellos llegaron para obrar el milagro. ¿Cuál fue el más complicado que recuerdas?
Se habla de muchos casos, pero, para mí, la salvación más difícil fue cuando llegó Clemente tras cesar a Petrovic, sustituyendo a Sabaté, que dirigió al equipo en diez jornadas, en la 91-92. Acabaron la primera vuelta con solo diez puntos -cuando las victorias valían dos-, pero con Clemente hicieron una segunda vuelta de Champions. Se fichó a los rusos, y pasamos de estar hundidos a salvarnos. Y tampoco me olvido de la de Pochettino, que puede ser una situación muy parecida a la actual. Ya que por ejemplo, entonces se optó por hacer el stage y ahora se quiso emular, pero la crisis del coronavirus lo impidió.

¿Cuál es la clave para salvarse?
Que los jugadores se crean que pueden lograrlo. Así de simple y a la vez tan complejo, ya que los nervios y la presión suelen jugar malas pasadas. La confianza lo es todo y esta plantilla debe creer en que es posible. De hecho, mi confianza en lograr el objetivo de mantener la categoría es total. Lo vamos a conseguir, pero para ello hay que dar un poco más del primero al último. Esto se saca en equipo. Hay que convencerse de que en las jornadas que faltan se va a ganar todo. Luego evidentemente eso será imposible, pero la mentalidad debe ser esa.

¿Costará?
Pues creo que no, la verdad. Estamos a dos triunfos seguidos de ver las cosas con más optimismo. Son seis puntos, sí, pero a estas alturas no es una distancia mortal. No estamos, ni mucho menos, desahuciados como muchos equipos en temporadas anteriores a estas alturas. La distancia es más que alcanzable. Y por el calendario que queda, creo que la salvación se puede certificar hasta a cuatro jornadas del final y no acabar con un último partido agónico a vida o muerte.

¿Crees que hay plantilla para lograrlo?
Por supuesto, y más con los fichajes que se han hecho este invierno, que le han dado un salto importante al equipo. Ha sido lo más acertado que han podido hacer. Porque más vale esto que acabar en Segunda, eso sí que puede salir caro, no gastar algo más de 40 millones. Además, hoy en día todos los equipos tienen buenas plantillas y la competición es más feroz y complicada. Y si no, que se lo digan a los Barça, Madrid, Atlético... que este año se están dejando más puntos que nunca por el camino. Aquí todo el mundo compite, y si no te quieres quedar atrás, tienes que invertir y apostar. Ahora, salvo los de arriba, las distancias entre el resto de equipos es mínima en cuanto a rendimiento, pero las dinámicas son las que acaban marcando un poco.

Así pues, ¿los millones en el campo?
¡Siempre! Sin duda. Ya lo dijo Durán no hace mucho. Esto es fútbol y hay que invertir en jugadores. Por suerte, parece que la época de penurias, gracias a la llegada de Chen Yansheng, ya es historia.

Antes hablabas de las dinámicas. ¿Empezar tan mal fue determinante?
Totalmente. El hecho de haber estado toda la temporada en descenso es un signo inequívoco de ello. Los inicios marcan mucho y el nuestro fue muy malo. No sé si las eliminatorias europeas pesaron, pero las cosas no salían como debían y los jugadores se empezaron a poner nerviosos. Tenemos futbolistas de una calidad inmensa y a veces no preguntamos cómo puede fallar en depende de qué acciones, por qué nadie quiere tener el balón... y la respuesta es que los nervios y falta de confianza es muy traicionero. Por ello es imprescindible sacudirse de todo ello y cambiar por completo el chip, aunque con la llegada de Abelardo ya lo han hecho.

Ya que le mencionas, ¿qué me puedes decir de él? ¿Crees que fue la opción acertada traerle?
Sí rotundo. De verdad que con él estoy tranquilo, confío en su trabajo y en que va a sacar adelante al equipo. Con ello no quiero decir que con los otros dos entrenadores no lo estuviera, pero creo que Abelardo es el indicado en este momento. A Gallego le pasaron factura las previas de la Europa League, a Machín, pese a ser un buen técnico, quizás su forma de jugar y sus ideas le llevaron a equivocarse. No supo dar con la tecla con un equipo que ya estaba hecho y que no se adaptó. Mientras que Abelardo ya dijo desde un primer momento que iremos con lo que tenemos. Tiene claro como hay que jugar, parece que el equipo lo ha entendido y, pese a dos o tres partidos en los que no ha salido nada, en el resto el equipo ha demostrado ser otro y tener esperanza. Estoy convencido de que nos va a salvar.

Recordando todas esas ocasiones en las que se tuvo el agua al cuello, ¿qué tipo de entrenador se maneja mejor? ¿El duro, el psicólogo...?
Yo recuerdo especialmente a Luis Fernández por su forma de hablar y de convencer a sus jugadores de que se podía salir. De que no estaba todo perdido y que aún tenían que decir la suya. Que tenían capacidad de sobras para salir. Él era un motivador, un técnico con las ideas muy claras. No se complicaba y sabía enchufar a la gente. Y otro maestro en ello es Javier Aguirre. Lo demostró aquí y ahora en el Leganés. Él es de aquellos que son capaces de hacer competir bien al fútbol a un frutero o a quién sea. Tienen un gran palique y capacidad de empatía. Saben sacar lo mejor de cada jugador. Y creo que Abelardo va un poco en esa línea.

¿Descender sería un gran desastre?
Totalmente. Y más hoy en día. Históricamente hemos tenido la suerte de que siempre que hemos bajado, a la temporada siguiente se ha logrado recuperar la categoría, pero hoy en día eso ya no es tan sencillo. Y un claro ejemplo es que al Atlético le costó dos años volver a Primera, al Sevilla, que le cuenten al Zaragoza lo que es Segunda, o a otros históricos como el Deportivo, el Sporting... En Segunda hay mucho nivel y recuperar la categoría cada vez es más y más complicado. Por ello creo que sería un desastre. Y más ahora, que volvíamos de regresar a Europa, de acabar con la deuda del club... Cuando parece que todo estaba bien un descalabro así sería duro. Pero la posibilidad está ahí. Aunque, personalmente, es algo en lo que no pienso. No por no ponerme nervioso, sino porque sinceramente creo que es algo que no va a suceder. Ahora que ya no viajo fuera con el equipo y que he cambiado un poco mi rol, pese a que sigo yendo a cada día a mi despacho en el estadio, reconozco que me lo están haciendo pasar un poco mal esta gente, pero sé que al final me van a sacar una sonrisa. Hay que confiar en ellos. Lo sacarán.

What do you want to do ?
New mail
What do you want to do ?
New mail
Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-ATLÉTICO (1-1)