Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

la mala racha en cornellà, una condena

Cuando jugar en casa es un lastre

El Espanyol está siendo de lejos el peor equipo como local, perdiendo contra rivales directos

Jose S. González
07/07/2020

 

Una parte importante del fracaso de esta temporada se puede entender mejor por los resultados del Espanyol como local. A falta de dos partidos, con las visitas de Eibar y Celta, el balance de los blanquiazules en el RCDE Stadium es demoledor: dos victorias, cinco empates... ¡y diez derrotas! Los pericos son, de lejos, el peor equipo de la categoría jugando en casa, con solo 11 puntos sumados, cinco menos que el Leganés (16) y menos de la mitad que equipos como el Mallorca (24), el Eibar (23) o el Alavés (26). Si estos conjuntos se acaban salvando, seguramente será gracias a su buen hacer como locales.

De hecho, ahí ha estado la diferencia entre los pericos y prácticamente la totalidad de equipos que están metidos en la pelea por la salvación. En cualquier clasificación de Primera, solo hay que mirar hacia el otro lado del cuadro, donde aparece la puntuación como visitante. Ahí, el Espanyol (13) tiene a cinco equipos con peores números (Eibar y Leganés con 12; Betis con 10; Alavés con 9; y Mallorca con 5) y está empatado con otros dos: Celta y Valencia. Si vamos a las cifras en detalle, vemos además que uno de los lastres del equipo jugando en casa ha sido el número de goles encajados (hasta ayer, 29), siendo el que más recibe en su domicilio de toda la categoría.

La razón que explique unos guarismos tan negativos es difícil de encontrar. Quizá al equipo le pudo la presión jugando en casa, pero tampoco es un argumento sólido teniendo en cuenta que los últimos choques contra Levante, Real Madrid y Leganés se han jugado sin público. Al final, jugar en el RCDE Stadium se ha acabado convirtiendo para el equipo en un auténtico calvario, cuando en otras temporadas había sido el principal punto fuerte del Espanyol.

Hasta febrero
La debacle como locales se ha venido produciendo desde los primeros compases de la temporada. De hecho, hay que recordar que el equipo empezó el curso en Liga con un balance de seis derrotas en los primeros seis partidos como local, con dos goles a favor y 13 en contra. Se perdió ante Sevilla, Granada, Real Sociedad, Valladolid, Villarreal y Valencia. Ante el Getafe se logró el primer punto en casa (de 21), pero justo la jornada siguiente llegaría Osasuna para endosar aquel sonrojante 2-4. Los empates ante Betis, Barça y Athletic precedieron al primer triunfo liguero que vio el RCDE Stadium ante el Mallorca. Fue el 9 de febrero, casi seis meses después de empezar la competición.

Antes del parón se volvió a empatar ante el Atlético y tras este se ganó al Alavés, pero luego llegaron las derrotas ante Levante y Leganés, dos rivales de la zona baja, y entre ellos, el Real Madrid. Y es que la mala racha en casa todavía es peor si vemos qué equipos han logrado sumar de tres en Cornellà. Los blanquiazules han sido capaces de empatar contra algunos de los ‘grandes’, pero luego caían contra equipos más pequeños, dando alas a otros conjuntos que podían estar en la pelea por la salvación.

Última hora
Galerías de fotos
COPA DEL REY DEL 2000
Encuesta del 31/07/2020

De los jugadores que pueden salir del equipo, ¿cuál cree que debería quedarse?

6.8%
15%
4.1%
3.5%
58.9%
11.6%