Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA DARDER (PARTE I)

“Cuando alcanzas una meta has de ir a por más; no te puedes estancar”

Espera que sea un año ilusionante y avisa de la importancia de las previas

Jordi Luengo Jordi Luengo
16/07/2019

 

En una temporada que ha de ser ilusionante y ambiciosa, en La Grada hemos querido hablar con uno de los jugadores que mejor ejemplifica esta idea, Sergi Darder. Estos días en el stage de Torremirona se respira una calma que contrasta con la intensidad de los entrenamientos. Todos trabajan duro sin perder de vista ese 25 de julio en el que volverán a disputar un partido europeo. Tras una de estas duras sesiones, nos reunimos con el ‘10’ perico para hablar de lo que puede ser este año, recordar ese sufrimiento ante la Real Sociedad que al final valió la pena, y mucho más. Ambicioso como siempre, Darder se muestra orgulloso y ansioso por defender la camiseta del Espanyol por Europa, un sueño por el que regresó al club. Sabe que en ningún sitio estará como en casa y prueba de ello es que hará todo lo posible para seguir muchos años y que el proyecto siga creciendo. Pero para que éste vaya a más, avisa y deja claro que aún no estamos en la fase de grupos.

Viniste para jugar en Europa y, de momento, ya estamos en las previas de la Europa League…
No me gusta ser un flipado, pero cuando estás en un equipo que participa en Champions y encima tienes la oportunidad de seguir jugando en él, no es fácil irte a uno que no juega competiciones europeas. Pero mi intención siempre fue volver al Espanyol para poder jugar en Europa con esta camiseta. Espero que sea una temporada ilusionante.

¿Qué significa para ti volver a jugar una competición europea tras dos años?
Al hacerlo con el Espanyol es cumplir un objetivo, un sueño. Pero todos hemos de ser conscientes de que lo que jugamos ahora son las previas; esto lo tenemos que tener muy claro. Si en algún de estos partidos hacemos el tonto, todo lo que logramos el año pasado no servirá para nada. Somos conscientes que por nivel, siempre que hagamos las cosas bien, hemos de pasar estas eliminatorias, pero nos costará y no serán fáciles. Y para lograr este objetivo tenemos que adaptarnos lo antes posible a lo que nos pide el míster.

¿Cómo se afronta una pretemporada teniendo ya un partido oficial el 25 de julio?
Todo va más rápido al tener que adaptarse lo antes posible. Si esta situación sucede manteniendo el mismo técnico del curso anterior, quizás, puedes insistir más en el aspecto físico, ya que el táctico lo tienes más automatizado. Pero no es el caso y lo primero que hemos de hacer, sin olvidar evidentemente el aspecto físico, es coger lo antes posible la manera de jugar del técnico. Pese a que ésta es parecida a la de Rubi, al final cada entrenador tiene sus matices y en Primera División cualquier pequeño detalle es muy importante. Gallego está intentando que cojamos lo antes posible su filosofía, pero ante la proximidad de un partido tan importante, el aspecto táctico coge mucha más importancia.

¿Seguir con un estilo parecido al del curso pasado es el primer paso hacia el éxito?
Sí, sin duda. El Espanyol quería un proyecto con Rubi y cuando él decide marchar, creo que, correctamente, se apuesta por un proyecto con su estilo, con el mismo perfil de entrenador. Gallego también ha trabajado en la cantera, sabe cómo es el fútbol base del Espanyol y lo que significa este sentimiento. Además, sabe que esta plantilla está confeccionado para jugar con el balón. Si ahora viniera un entrenador que tuviera como objetivo defender y meter balones largos, creo que nos equivocaríamos o habría que fichar a otro perfil de jugadores. Gallego es un entrenador ideal para seguir con el crecimiento que todos queremos.

¿El Espanyol conservador que jugaba al contragolpe ya es historia?
Sí, espero que sí, aunque no hay que olvidar que en Primera División cada vez hay más equipos que quieren ser protagonistas con el balón. Los cuatro o cinco conjuntos que están en las primeras posiciones de la tabla siempre quieren tener la posesión, y los de media tabla que aspiran a entrar en Europa también lo quieren. En la máxima categoría si no tienes un equipo bien trabajado, difícilmente te harás con la posesión. La idea principal ha de ser la que tenía el míster con el filial; atacar con balón, intentarlo conservar el máximo tiempo y tenerlo para hacer daño. Gallego intenta que los pequeños detalles nos salgan de memoria; saber qué hacer en cada momento.

El año de la final de Glasgow al poco tiempo fichaste por el Espanyol. ¿Te influyó para venir?
No exactamente. Cuando llegas con 13 años no miras si el equipo está en Europa, aunque evidentemente si juega una competición europea esto hace que todo tenga más repercusión y pueda ser más fácil convencerte. Lo que me hizo decidir a esa edad fue el tema familiar que se me transmitió y la oportunidad de que pudiera llegar al primer equipo.

Con el tiempo, ¿Europa empezó a ser un objetivo?
Mi sueño desde que llegué siendo un niño, y siempre lo he dicho, era llegar al primer equipo del Espanyol. Soy de los que piensa que cuando alcanzas una meta, has de ir poniéndote más; no te puedes estancar. Cuando regresé al club hace dos veranos mi objetivo era jugar en Europa con el Espanyol; cuando estaba en el filial con 17 y 18 años no pensaba en esto, sino en jugar en Primera. Al regresar, tras pasar por el Lyon, tenía claro que no venía para acabar el 15 en la liga, sino para ir a Europa, aunque sabía que sería complicado. Somos optimistas y hemos de seguir creciendo; hay que luchar para que el nombre del Espanyol se empiece a relacionar más con Europa que con la tierra de nadie de la tabla.

Siempre has sido ambicioso y tu mensaje del pasado verano ha calado y dado resultados. ¿Este año ha de estar más vivo que nunca el darderismo?
No solo es darderismo. El mensaje que se nos transmitió desde el cuerpo técnico era que teníamos que ser ambiciosos. Si piensas en positivo, las cosas pueden ir a mejor, pero cuando dudas, piensas que al temporada será difícil, que se irán muchos jugadores… entonces, al final, suelen salir mal. Soy de los que prefiere ver el vaso medio lleno antes que medio vacío, ya que creo que así llegan más alegrías que tristezas.

¿Un buen mensaje ambicioso para este curso sería ‘Europa nos debe una’?
Podría servir, pero somos conscientes de los equipos que hay en la competición. Con todos los respetos para nuestro equipo, aún hemos de demostrar que estamos en Europa y para eso hay que pasar las fases previas. Una manera de motivarnos es pensando que si queremos estar en las fases de Europa League no nos podemos dormir. Y después en la liga, hemos de intentar seguir creciendo.

Haces bien en reconocer que no podemos dormirnos, ya que todos deseamos estar en ese bombo que define los grupos a finales de agosto…
Sinceramente, ojalá no existieran estos partidos de previas que hemos de jugar y ya estuviéramos clasificados para la fase de grupos. Son encuentros donde tienes mucho a perder. Gran parte de la afición ya nos ve en Europa y aún no estamos donde queremos estar. En el fútbol puede pasar de todo, y por eso hemos de ser conscientes que en estas previas todos hemos de sacar lo mejor que tenemos para lograr el primer objetivo. No podemos fallar.

La afición está ilusionada y renovando sus abonos porque estamos en Europa…
Esto es muy positivo. Nosotros queremos que vengan a animarnos en estos partidos como si fueran una final, y nosotros debemos jugarlos así, sabiendo que si pierdes uno, quizás, te quedes fuera. Queremos que la afición sea consciente de que son finales para ir a Europa y que nos ayuden a lograrlo. Sé que lo harán porque están igual de motivados que nosotros. Hemos de ser conscientes de que estas previas hay que jugarlas muy bien, y creo que entre todos las sacaremos adelante.

La mayoría de esta afición está encantada con Sergi Darder, aunque algún perico te considera un poco irregular. ¿Qué piensas?
La gente tiene razón cuando dice eso, aunque creo que hoy en día todo el mundo es irregular. Soy consciente de que tengo que mejorar en regularidad; cuanto más lo sea, más posibilidades tendré de jugar mejor. Si juegas en un equipo de Champions puedes llegar a tener el 70% de posesión en la mayoría de los partidos y así es fácil tener el mismo guión de juego casi siempre, pero jugando en el Espanyol no es así. A veces tenemos un 30% y otras un 70%; en unos te toca defender más que atacar.

Cierto, pero en tu caso también depende de la posición que ocupes en el campo, ¿no?
Tienes razón. Siempre he dicho que mi posición es la de 8 con un jugador algo más defensivo al lado, y no ver el fútbol de espaldas sino de cara. Pero es lo que siempre digo, tengo defectos que hacen que algún entrenador no me vea de 8 y virtudes para que algunos me consideren más un 10. Cada uno tiene sus maneras de verme y depende de lo que quieran potenciarme. Rubi me insistía en el último pase y en la llegada, y ahora veremos qué me pide Gallego. Al míster le gusta la salida de balón y quizás se me pueda ver más en la posición de medio centro, pero será decisión suya. Yo lo que quiero, y por lo que trabajo, es para estar en el once.

¿Has hablado con Gallego sobre lo que te pedirá?
Estos días es todo muy general. Es verdad que está hablando con nosotros, pero más en plan colectivo, ya que muy pronto tenemos un partido importante. Ya llegará el momento. Ahora lo principal es coger el sistema y, a partir de ahí, ya irá hablando con todos. 

Una de las virtudes que el año pasado más potenciaste fue el gol, al el ser segundo máximo realizador con solo cuatro tantos. ¿Se marcaron pocos goles?
Creo que se propuso un juego para marcar más, sobre todo los jugadores de arriba, pero es cierto que también jugamos mucho para el delantero centro. Borja se movió muy bien y no hay que quitarle méritos, pero jugábamos con bandas que eran más interiores que bandas y esto hacia que en estos puestos tuviéramos más pasadores que goleadores. Quizás si juegas con dos extremos que encaren, los jugadores de arriba marcarían más. Lo que hemos de hacer es intentar participar todos más en este aspecto, ya que cada año no tendremos un delantero que haga los números que hizo Borja.

Ya que me citas a Borja. ¿Su futuro incierto, al igual que el de Mario Hermoso, afecta al equipo?
Entiendo que la afición quiera que sigan los dos. El vestuario, evidentemente, quiere que se queden y yo personalmente también. Pero esto es fútbol y no es como la vida en la que te casas con tu mujer. El fútbol es un contrato donde no siempre manda el dinero y hay otros aspectos. Borja y Mario tienen unas cláusulas y si hay un equipo que las paga y ellos deciden irse, no se puede hacer nada. Creo que con Borja el club tiene más fuerza en las negociaciones, ya que le quedan tres años de contrato. Entendería cualquier decisión que se produjera. Quiero que se queden, pero si al final son traspasados, tranquilos que no jugaremos con diez, sino que lo haremos con once como todos.

Serían bajas muy importantes...
Sí, lo sabemos, pero esto es el fútbol. Si se van, el club deberá invertir bien en los refuerzos, ya que será complicado mejorar lo que tenemos. Pero tampoco se puede olvidar que el año pasado todos lloraban la marcha de Gerard Moreno y al final vino Borja. Creo que el Espanyol no debe cerrarse en banda para no vender. Todos los clubes que tienen presupuestos importantes, y que no dependen de un presidente que pone dinero y se han hecho fuertes por su autocontrol financiero como Sevilla, Oporto, Benfica, Dortmund… han crecido a partir de sus ventas. Es evidente que después has de traspasar bien, que no puedes regalar jugadores, y ahora al no tener la necesidad de vender hemos de hacernos fuertes. Si viene un equipo y paga los 28 millones de la cláusula de Borja, ya ficharemos a otro. El tema de Mario es algo distinto y cada uno puede tener su opinión al quedarle solo un año de contrato. Algunos prefieren que salga y se ingrese algo, mientras que otros que juegue este año aunque se vaya libre. Si al final se queda para mí sería perfecto, y si sale estaré contento por él porque puede dar un paso adelante en su carrera, pero triste porque todos queremos a los mejores jugadores en nuestro equipo.

Para acabar, ¿para cuándo el brazalete de capitán?
No considero que sea el momento. Creo que los capitanes que tenemos son prácticamente intocables e inmejorables.

Última hora
Galerías de fotos
VI GALA PERICO DE L'ANY 2018-19
Encuesta del 06/12/2019

¿Quién cree que es el principal responsable de la delicada situación del equipo en LaLiga?

28.9%
21.2%
49.8%