Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

las decisiones del videoarbitraje afectan al estado de ánimo de los jugadores

Controlar las emociones en las decisiones del VAR

Sabaté, responsable del área de psicología del club, destaca la importancia de saber regular las emociones. “El VAR genera situaciones que movilizan emociones y el jugador debe evitar que estas le saquen del partido”

Roger Macías Roger Macías
12/09/2018

 

Una de las grandes novedades de la liga esta temporada es el VAR. Con ello el fútbol es más justo, aunque aún hay situaciones del juego que no son revisables y la polémica, en ocasiones, seguirá presente. Pero hay un aspecto con el que quizá no se contaba y este es el estado de ánimo de los jugadores en función de las decisiones del VAR. Celebrar un gol que podría matar un partido y que te lo quiten luego, por ejemplo, como sucedió hace ocho días en el campo del Alavés, es algo que afecta al desarrollo del juego.
Rubi reconoció en la rueda de prensa posterior al choque que esa decisión, más allá de lo que pudo afectar a sus jugadores, le supuso un importante estímulo anímico al rival. De hecho, poco después llegaron los dos goles del Alavés. “Las decisiones juegan con el estado de ánimo de los dos equipos. Nosotros hemos intentado controlar nuestro estado de ánimo, hablando durante ese minuto y medio de revisión del VAR, pero no puedo controlar el del rival. Y está claro que les ha dado mucha moral”, apuntó.
Los parones del VAR y sus decisiones, sobre todo cuando modifiquen la primera decisión arbitral, pueden cambiar los estados de ánimo de los jugadores, pero eso es algo que se puede trabajar y seguro que Rubi y su cuerpo técnico, siempre pendientes de todo, lo tendrán en cuenta.
Jaume Sabaté, psicólogo del deporte responsable del área de psicología del club y que forma parte del Departamento de Optimización y Rendimiento del fútbol base, explicó que “el juego moviliza muchas emociones y estas hacen que uno pueda aumentar el rendimiento o que tengan un efecto negativo. El VAR genera estas situaciones que movilizan las emociones y sale beneficiado el que las regule mejor y evite que estas situaciones le saquen del partido”. Para evitar que el jugador pierda la concentración en estos tiempos de espera del VAR, y que no se desanime cuando la decisión le perjudique, Sabaté apuntó que puede ser beneficioso que “el jugador tenga muy claro lo que debe hacer en esos momentos, independientemente de la decisión que tome después el árbitro”. Eso podría ser “comunicarse entre los jugadores, darse ánimos o hablar con el entrenador para valorar el partido y corregir aspectos. O hacer un pequeño análisis personal de lo que uno está haciendo y pensar en lo que deberá hacer a continuación”. La clave es que “si el jugador sabe lo que debe hacer en ese momento y dirige su atención a ello, eso aumenta la situación de control y disminuye la angustia por la incerteza de lo que determine el VAR. Y con ello el rendimiento aumenta o al menos no disminuye”, consideró.
Además, Sabaté apuntó que “un exceso de motivación puede perjudicar el rendimiento”, cuando la decisión del VAR sea positiva. Así incide en que el jugador debe tener claro que “la decisión del árbitro no es lo que da rendimiento, sino seguir las pautas de lo que le pida el entrenador y las situaciones de juego sobre las que ellos tienen el control”.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 14/09/2018

¿Le parecería bien que el Espanyol jugase un partido de Liga en Estados Unidos?

17.6%
82.4%