Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CRÓNICA ESPANYOL-ALAVÉS (2-1)

La cantera se exhibe para volver a soñar

Melendo, Marc Roca y Darder brillaron con luz propia. Y ellos, junto a otros como Hermoso, son el futuro que nos ha de volver a ilusionar

Jordi Luengo Jordi Luengo
13/04/2019

 

El Espanyol está decidido a luchar hasta el final. Y tras el segundo triunfo consecutivo, el calendario invita a ser optimistas. A pensar en positivo. Ante el Alavés, tras un gran inicio de partido, se supo sufrir para lograr una victoria ante una de las sensaciones del campeonato. Si en Girona Darder fue decisivo ante puerta, ante el conjunto vitoriano lo fue otro canterano, Adrià Pedrosa. Pero hubo más. Melendo, Marc Roca y Darder brillaron con luz propia. Y ellos, junto a otros como Hermoso, son el futuro que nos ha de volver a ilusionar y hacernos soñar.

Rubi había avisado en la previa que a la primera derrota se acababa el sueño de poder aspirar a algo interesante esta temporada y el equipo salió decidido a seguir ilusionando con esa escasa, pero aún real, posibilidad. Los blanquiazules salieron muy enchufados y Darder empezó a sentar cátedra con grandes detalles como un caño sobre Brasanac. Las sensaciones eran muy positivas, ya que el Espanyol monopolizaba totalmente el juego. Llegaba con facilidad al área de Pacheco, pero le faltaba el último pase, lo que hacía que intentara sorprender con disparos desde fuera del área como hicieron Marc Roca y Víctor Sánchez, aunque sin fortuna.

El juego perico iba a más y las oportunidades empezaron a llegar. Borja Iglesias robó un balón en su campo, se fue solo hacia el marco rival ganándole la carrera a Ely, pero en su intento de vaselina el defensa desvió el esférico a córner. Y solo un minuto después el delantero gallego veía como le anulaban un gol por fuera de juego. El Espanyol estaba jugando con esa intensidad que tanto gusta a su afición. Estaba mereciendo más premio y este llegó por mediación de Pedrosa. Se cumplía el minuto 19 cuando Melendo metió un pase en profundidad a la espalda de Ximo, por donde Pedrosa le ganó por velocidad y por fuerza se impuso a Laguardia, pese a la diferencia de físico, y definir a la perfección ante Pacheco. El canterano lo celebró a lo grande cerrando la polémica de las últimas semanas.

Con el marcador en contra, al conjunto de Abelardo no le quedó otra que estirarse en busca del marco de Diego López, aunque no lograba finalizar ninguna jugada. La intensidad local iba a menos y esto lo empezó a aprovechar el conjunto vitoriano para igualar el partido. Y en una de las primeras llegadas visitantes con cierto peligro, Borja, que estuvo muy activo en defensa, desviaba a córner un buen remate de Calleri. Con esta acción se cerró un primer tiempo en el que el Espanyol supo gestionar bien el partido, pero no tuvo grandes ocasiones y lo mejor, a parte del gol, fueron los destellos de clase de Darder. 

La segunda parte no podía empezar mejor. El Espanyol, en una acción con algo de fortuna, veía como el remate de Borja era desviado por Laguadia al fondo de las redes. Melendo filtró un pase en profundidad para el Panda, este quiso ponérsela a Wu Lei, pero el zaguero en su intento de despejar la introdujo en su marco. El partido se ponía de cara. Este segundo tanto tenía daba más tranquilidad a los pericos que volvieron a adueñarse del balón. Pero en una acción aislada, el Alavés se metía en el partido. Un centro lateral de Jony al corazón del área no logró rematar Borja Bastón, pero le llegó a Calleri que con un reverso superó a Diego. La acción no estaba del todo clara. Y tras unos minutos de suspense, en los que el VAR revisó la juagda, el colegiado daba gol.

Al Espanyol le tocaba tener calma. No ponerse nervioso ante un rival que había dado un paso al frente. El marcador era peligroso. Los de Rubi sufrían y se iba reculando atrás. Les costaba tener el balón. Para intentar contrarrestar el mayor físico visitante, Rubi daba entrada a Óscar Duarte por Melendo. Pero el Alavés seguía apretando. Cada vez se acercaba más al marco de Diego y la sensación era que te podían rematar con peligro en cualquier acción. Y en el 88’, Rolan remató de chilena cerca del palo.

La tensión se notó en el tiempo de descuento. Twmasi puso en apuros a Diego que desvió su remate a córner. Y del susto casi se pasó a la tranquilidad, pero Sergio falló un contragolpe muy claro. Había emoción. Tensión. Y nervios. Los siete minutos se estaban haciendo eternos. Y en el último suspiro Duarte sacó un balón que evitó que volara el triunfo. Cornellà estalló consciente de que el equipo les necesitaba. Rugió como en los mejores momentos. Y, con sufrimiento, pudo celebrar un triunfo merecido y enganchar a su afición. Este final de liga puede prometer. Aún se puede soñar.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 13/09/2019

A qué daría prioridad ¿a LaLiga o la Europa League?

25.6%
4.4%
70%