Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Selecciona la edición que deseas consultar:

 

ENTREVISTA RUBI (I)

“Buscamos un goleador, pero queremos que todos se impliquen en ataque”

Se muestra tranquilo al considerar que “tenemos una buena base” y confía que con trabajo todos rendirán

Jordi Luengo Jordi Luengo
17/06/2018

 

Está ante la oportunidad de su vida y no piensa desaprovecharla. Diez años después de su salida del Espanyol, Joan Francesc Ferrer Sicilia ‘Rubi’ (Vilassar de Mar, 1970) hará realidad su sueño de entrenar al primer conjunto blanquiazul.

A sus 48 años, afronta el reto de dirigir al equipo que lleva en el corazón. No esconde que es el desafío más grande de su carrera y un sueño hecho realidad. Rubi, vuelve a su club y a su Vilassar de Mar natal, ya que volverá a residir en casa. No puede ocultar su felicidad por emprender este proyecto y así lo manifestó durante esta extensa y entretenida charla con 'La Grada'.

¿Qué sensaciones estás teniendo en estos primeros días como entrenador del Espanyol?
Muy bonitas. Noto el cariño de la gente, que podemos ser un poco de aire fresco, y queremos aprovecharlo para que la afición se sienta contenta con nuestro trabajo. Y por otro lado, lo afrontamos con la responsabilidad lógica que recaerá sobre nosotros, pero, evidentemente, ya éramos conscientes de esto.

Tras anunciar que no seguías en el Huesca, ¿te costó no decir nada sobre tu vuelta a casa?
Lo primero es que la operación se cerró más tarde de lo que se empezó a escribir y hablar. Y segundo, que por nuestra forma de ser y trabajar nos gusta implicarnos mucho en el sitio en el que estamos y aún no habíamos acabado la liga. Para mí hubiera sido un poco feo de cara al Huesca anunciar mi nuevo equipo cuando todavía estábamos compitiendo. Estos dos aspectos me hicieron decidir, junto al Espanyol, que lo anunciaríamos una vez finalizada la liga, y me pareció muy correcto.

¿Quiénes fueron las primeras personas a las que les dijiste que volvías al Espanyol?
Me imagino que es un clásico, pero a mis tres hijos (Carlota, Joan y Martina) y a la familia.

A tus hijos les habrá marcado el Huesca, ya que hiciste historia. ¿Tu ilusión es que ahora vivan otros éxitos con su padre como entrenador del Espanyol?
Y tanto. Las dos niñas no son muy futboleras, aunque a la grande ahora le empieza a gustar, y el niño, que tiene doce años y es el mediano de los tres, es un loco del fútbol. Ahora tendrán que convivir con los compañeros del colegio en función de cómo vayan los resultados; es la profesión de su padre y ellos lo saben llevar muy bien.

¿Cuántas veces has soñado que este sueño se hiciera realidad?
Soy sincero y cuando estaba en el filial pensaba que algún día me podría llegar la posibilidad. Pero mi carrera no ha sido fácil. He tenido que trabajar mucho para que me llegara esta oportunidad. Los entrenadores no podemos pensar mucho más allá del presente. Pensaba en que quizás algún día me llegaría esta oportunidad, pero tampoco me obsesionaba porque es peor.

El sueño es especial, ya que llegas con un cuerpo técnico formado por tres técnicos que son mucho más que unos ayudantes...
Yo pienso que los entrenadores, con sus métodos de trabajo, necesitan personas que lo pueden aplicar desde el minuto uno. Obviamente son amigos míos, pero, sobre todo, son los mejores profesionales que puedo tener. Es muy importante que puedan venir conmigo porque desde el minuto uno nos pondremos a funcionar y los jugadores, auxiliares y todos notarán que vamos muy sincronizados. Y esto es un beneficio para el club. Obviamente, me consta que hay muy buenos profesionales en la casa, a algunos ya los conozco, y nos juntaremos todos. Estoy seguro que funcionaremos muy bien.

¿Qué significa para un perico entrenar al primer equipo del Espanyol?
Todo. Ya me dirás que más hay. Para uno que solo quiere entrenar y no piensa en otras cosas que se pueden alcanzar en un club, como presidente o director deportivo, pues imagínate, es lo máximo. Para alguien como yo que su única vocación es entrenar significa mucha responsabilidad. Estoy con muchas ganas de cumplir las expectativas.

¿En qué técnico se mira o ha mirado Rubi?
Soy poco de mirar técnicos, ya que al final nosotros tenemos nuestro método que hemos ido creando. Obviamente cuando hablas de fútbol con otros entrenadores, coges algunos aspectos como ellos hacen con nosotros. La base de todo es lo que hemos ido fabricando desde que empezamos a entrenar y que cada vez hemos perfeccionado más. Esto no siempre es garantía 100%, pero sí es garantía de que hay un buen trabajo hecho en un sentido. No soy mucho de idealizarme con otros entrenadores.

Me hablas de un método que habéis ido creando. Estos días algunos jugadores que has entrenado me comentan que eres un avanzado a muchos técnicos. ¿Qué me dices sobre esto?
Que no puede haber un elogio más grande. Siempre hemos buscado hacer cosas nuevas, pero no copiadas, sino personales con ideas que nos van viniendo a la cabeza. Todo esto con el objetivo de buscar el mejor funcionamiento del equipo y que tengan resultado. Esto es la base de todo. No puede haber un elogio mejor que este. La dificultad es que cada vez has de evolucionar más, ya que hay gente muy preparada y es más difícil.

¿Has encontrado muy cambiado el club?
Sí, creo que ha crecido muchísimo. Las áreas están muy marcadas, con gente muy preparada. Por ejemplo cuando yo estaba en el filial no teníamos gimnasio en la ciudad deportiva y ahora si se tiene que cambiar el césped, se sustituye. Creo que el club ha crecido mucho y es una entidad importante. Con la perspectiva de estos diez años, en los que obviamente seguía al club pero no estaba dentro, al llegar ahora he visto cómo ha crecido.

Desde que saliste del Espanyol hace una década, tu nombre alguna vez ha estado sobre la mesa para entrenar al primer equipo. ¿Estuviste cerca de volver en alguna ocasión?
El año que hicimos con el Girona nos revalorizó mucho. Fue una buena temporada y al estar cerca sonó mi nombre, pero a mí no me llegó nada directamente. Quizás el club valoró la opción Rubi, pero al final apostó por otro técnico.

Estás ante el primer proyecto que arrancas desde el inicio en la máxima categoría. ¿Cómo puedes contagiar tu ilusión a la afición?
Aunque parezca un tópico, pero que será cierto, es dejándonos el alma. Trabajaremos al máximo, al mil por mil, pero a veces solo con trabajo no es suficiente y, por eso, intentaremos aportar coherencia y también conocimientos, ya que sin esto no se llega a un buen nivel. Con estas tres cosas, (trabajo, coherencia y conocimientos) buscaremos que den un buen resultado a nivel de resultados y de ofrecer un buen espectáculo para que la afición disfrute con el equipo.

Con la ilusión que se te ha visto estos días, no le habrá costado mucho a Òscar Perarnau convencerte, ¿no?
No sé. (Risas). Tendrías que preguntárselo a él. Es cierto que teníamos otras opciones y no te voy a engañar, algunas eran a nivel económico bastante superiores, pero la posibilidad de volver para mí lo dice todo. Posiblemente no le ha costado mucho, pero me tuvo que exponer el proyecto y me transmitió la misma ilusión que yo intento transmitir. Y esto es muy importante.

No debe ser fácil transmitir ilusión cuando se ha perdido al jugador más decisivo del curso pasado, Gerard, y podría salir algún futbolista importante más durante el verano...
En ningún momento se me ha dicho una cosa que no sea realidad. El club está en una reestructuración económica y se debía producir alguna salida. Pero también es cierto que tenemos una plantilla hecha, con jugadores contrastados y si hemos de sustituir a algún futbolista intentaremos hacerlo de la mejor manera, pero no hemos de olvidar que tenemos una buena base. Esto me deja muy tranquilo porque confío en nuestro trabajo y conseguiremos que los jugadores que tenemos y los que lleguen ofrezcan un buen rendimiento.

¿Cómo se sustituye un jugador que ha marcado 16 goles en el campeonato liguero?
El jugador puede tener una perspectiva diferente de querer ir a otro equipo. Nosotros contábamos con Gerard, de eso no hay ninguna duda, y hubiéramos hecho todo lo posible para que siguiera, pero hay que mirarlo por la parte positiva y su venta nos permitirá mantener la base del equipo. A partir de aquí buscaremos algún refuerzo para que nos ayude. Su marcha es una decisión puramente económica y no hay vuelta de hoja.

Entonces, con su salida, ¿podemos estar tranquilos ya que no saldrá nadie más de los jugadores importantes?
Esta es la idea que tenemos todos e intentaremos respetar.

¿Estás teniendo mucho trabajo estos días?
Sí. Piensa que hemos de conocer a la gente y diferentes áreas, tener reuniones, decidir asuntos de la planificación… Y paralelamente estamos preparando cosas con los técnicos. Todo estos es algo normal y nuestra idea es adelantar la mayor cantidad de trabajo posible para después poder desconectar unos días antes de la pretemporada, aunque será difícil poder hacerlo.

En estos momentos el equipo tiene 23 fichas ocupadas sin que haya llegado nadie. ¿Cuál sería tu número ideal de jugadores?
Creo que tendríamos que movernos sobre el 21 o 22 como máximo. Este sería un buen número para que todos se sientan importantes y podamos mirar hacia abajo. Este es un mundo profesional y todos quieren jugar, y si tienes 25 futbolistas has de dejar siete fuera de la convocatoria, si todos están en condiciones, y 11 sin jugar ni un minuto. Y gestionar todo esto es muy difícil por mucho que el perfil humano del jugador sea bueno.

¿Qué posiciones consideras prioritarias a reforzar?
Dependerá de las bajas que tengamos. Si sale alguien intentaremos compensarlo con una entrada para esa posición. A día de hoy estamos muy tranquilos, en el sentido de que las posiciones están dobladas.

Los partidos se deciden en las áreas. ¿Para una apuesta atractiva y ambiciosa como la tuya te preocupa y es clave acertar en el sustituto de Gerard Moreno?
El tema del delantero siempre es clave. Si hablamos con nuestros abuelos nos dirían que lo importante es tener un buen portero y delantero. Siempre ha sido así y poco ha cambiado con el paso de los años. Nuestra idea es que se impliquen todos. No me sirve que tenemos un jugador que hace muchos goles, pero que si no marca él, no lo hace nadie. Eso no me vale porque entonces de que sirve tanta propuesta de juego. Obviamente buscaremos un goleador, pero queremos que todos se impliquen en ataque.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-LEVANTE (1-0)
Encuesta del 14/09/2018

¿Le parecería bien que el Espanyol jugase un partido de Liga en Estados Unidos?

17.6%
82.4%