Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA A POL LLONCH

Una ‘bestia’ en la final copera

En su primera campaña en la Eredivise neerlandesa, Pol Llonch se ha plantado en el encuentro por el título con el Willem II

C. Fanlo @Fanlillo
07/03/2019

 

Estar a un paso de tocar el cielo tras bordear el infierno. Ser importante en un equipo de la zona media-alta de una de las principales ligas de Europa tras ser descartado en Espanyol y Girona. A Pol Llonch (Barcelona, 1992) le ha llegado su momento. Pero para ello ha tenido que trabajar mucho y hacer grandes sacrificios, como salir de su país.

“Me costó tomar la decisión de salir”, nos explica el mediocentro, que antes de llegar el pasado verano al Willem II firmó por el Wisla Cracovia. Tras salir del Espanyol puso dirección a Girona, pero las cosas no salieron como le hubieran gustado. “Necesitaba salir para volver a tener confianza. Me llamó Lluís Planagumà para incorporarme al filial del Granada y no me lo pensé. Quería contar con minutos para poder salir en invierno a un equipo de superior categoría”, recuerda Llonch, que tal y como él pensaba, en el mercado invernal le llamaron, pero posiblemente de un lugar que él no pensaba: Polonia. “El entrenador era Kiko Ramírez, actualmente dirigiendo al Sabadell. Planagumà me animó a aceptar la oferta porque era una oportunidad única, si no es por él no me voy. Una vez en el Wisla, Kiko me dio la confianza necesaria para sentirme importante. Les estoy muy agradecido a los dos”, afirma.
Rápidamente se convirtió en indiscutible en el centro del campo del Wisla y superó la barrera de los 2.000 minutos. “Hice buena temporada y el club me quería renovar, pero había problemas económicos y, al tener una familia, tengo que pensar más en ellos. Apareció el Willem II y no me lo pensé”, cuenta Pol, que firmó con su nuevo club a finales de mayo.
Apodado ‘Pitbull’, en los Países Bajos se lo han cambiado por ‘Bestia’. No es para menos: corre una media de 12 kilómetros por partido, algo que ya demostraba en el Espanyol B, de cuya plantilla formó parte en el curso 2014-15. “Había muy buen equipo, la mayoría estamos jugando en la élite; es una de las épocas en las que más he disfrutado del fútbol”, admite el centrocampista, que esperaba un gesto del club perico tras ser pieza clave en el filial. “Fue una decepción. Tras el primer año, ya no era sub-23 y me salen cosas de Segunda, con lo que decido irme y el club no me pone ningún tipo de traba. Aún así, no tengo nada que reprochar a nadie” en un equipo que sigue muy de cerca. “Me gusta mucho el trabajo que está haciendo Rubi, no recuerdo un Espanyol que intente jugar tan bien en los últimos años. La gente se ha de quedar con eso, no todo es trabajo inmediato”, asegura Llonch desde la lejanía tras haber logrado el pase a la final copera. El experico tiene su primer gran éxito al alcance de la mano. Tras eliminar en la tanda de penaltis al Az Alkmaar, se jugará la KNVB Beker el próximo cinco de mayo ante el Ajax. Pol está viviendo un sueño.

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-RAYO VALLECANO (2-1)
Encuesta del 22/03/2019

¿Hubiera dejado ir con la selección catalana a Sergio García tras salir de lesión y a las puertas de un derbi?

29.2%
70.8%