Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

líder destacado de su grupo de segunda catalana

El basket perico, a un paso del salto a Primera

Con seis jornadas por disputarse, los blanquiazules tienen cuatro triunfos de ventaja sobre el Safa Claror

José S. González
19/03/2020

 

El sénior de basket es sin duda el equipo de Seccions Deportives Espanyol que tiene más al alcance de la mano el ansiado objetivo del ascenso. A los de Jorge Tarragona les quedan seis jornadas por disputar y tienen cuatro victorias de ventaja respecto a su inmediato perseguidor, el Safa Claror. Los pericos han ganado 18 de los 20 partidos disputados, mientras que su principal rival se ha impuesto en 14. Las matemáticas son sencillas: los pericos necesitan dos victorias o tres, si en el duelo directo contra el Safa Claror, este se impusiera por más de 12 puntos y recuperara el basket average (además, deberían ganar el resto de encuentros).

Pero más allá de cálculos, la sensación es que están tocando el ascenso con la punta de los dedos. “Depende exclusivamente de nosotros, pero esto no nos debe alterar la dinámica que tenemos”, destaca el técnico Jorge Tarragona. En cierta medida, el calendario también es benévolo para el equipo. Es cierto que deben jugar todavía contra los equipos que ahora mismo ocupan la segunda, tercera y cuarta posición (Safa Claror, JAC Sants y Sant Ignasi), pero también lo es que los otros tres rivales (Roser B, Lima-Horta y Nou Esplugues) son conjuntos de la zona baja. Si los pericos atan esos tres encuentros, el ascenso será una realidad. Con el parón de la competición por la crisis del coronavirus, el calendario de aquí a final de temporada será una incógnita, pero en principio, los blanquiazules cerrarían la liga jugando contra el Safa Claror y el Sant Ignasi en las dos últimas jornadas. Es decir, contra el segundo y el cuarto. Para Tarragona, será importante “hacer los deberes antes de esos dos últimos partidos”.

Muy superiores
El paso de los partidos ha ido dejando claro que el Espanyol era el equipo más fuerte de la categoría. Algo de lo que quizá se pudo dudar tras empezar el curso con derrota ante el IPSI B. El de la primera jornada es uno de los únicos dos partidos perdidos que tienen los pericos en su casillero, junto al del Lluïsos en esta segunda vuelta. Para Tarragona, “el primer partido nos puso en nuestro sitio. Nos demostró que si no jugamos como equipo, no sería fácil, que nos teníamos que poner a trabajar como colectivo”. Aquella derrota fue solo un pequeño susto, porque luego han llegado 18 victorias en las 19 jornadas que siguieron. “Habíamos confeccionado un equipo muy compensado. Técnicamente, el equipo que tenemos es muy bueno, con jugadores de categoría superior”, asegura el técnico perico, que destaca que el ascenso es el objetivo desde el primer día. Un fin nada sencillo en Segunda Catalana, puesto que solo sube de forma directa el primer clasificado y únicamente el segundo disputa la promoción de ascenso con rivales de los otros cuatro grupos de la categoría.

Aunque en Seccions se muestran precavidos, es muy difícil no pensar en un futuro próximo en Primera Catalana, donde darán un salto de calidad importante en cuanto a la competición. “Es un escalón más. Hay equipos un poco más fuertes. Empieza a haber rivales importantes”, destaca un Jorge Taragona que también se fija en otro detalle, el de los desplazamientos: “Puedes jugar por toda Catalunya. Implica algunos desplazamientos más, ya que hasta ahora casi siempre hemos jugado dentro de Barcelona”.

Equipo anotador
Con tres cuartas partes de la temporada ya disputadas, Tarragona tiene claro que una de las características de sus pupilos es que son “un equipo anotador. Si los partidos van a más de 70 puntos, tenemos mucho ganado. Nuestra plantilla tiene calidad a nivel individual y anotador”, comenta el preparador perico, que también se marca como reto “ser el mejor equipo defensivo y dominar las dos facetas”. Ahora mismo, los blanquiazules son líderes de su grupo en las dos estadísticas, con 1.499 puntos a favor y 1.167 en contra. Además, son el cuarto mejor equipo anotador de los cinco grupos de Segunda Catalana y el segundo mejor en defensa.

Con el ascenso muy cerca, otro de los objetivos que se marca el equipo para acabar esta temporada es ser campeón de toda la Segunda Catalana. Algo que no pudieron lograr el curso pasado en Tercera. “Es un objetivo bonito lograr las dos cosas, con el equipo que tenemos podemos optar”, se muestra convencido Tarragona. 

Última hora
Galerías de fotos
ESPANYOL-ATLÉTICO (1-1)