Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

se ha convertido en un gran lastre

El balón parado, un punto débil acentuado

Curiosamente siempre que el equipo ha encajado goles de esta índole, en seis partidos, nunca ha logrado ganar

Marta Mendoza Marta Mendoza
16/12/2018

 

Viene el Espanyol encajando goles en jugadas a balón parado desde principio de temporada, todo empezó en la tercera jornada en Mendizorroza. Pero el problema es que últimamente, coincidiendo con el peor bache del equipo en este último mes, cuando no se ha sumado ningún punto de los últimos 12 en juego, está siendo cuando los tantos encajados de esta forma se han incrementado considerablemente. Por lo tanto, en las notas del cuerpo técnico y posteriores análisis, a buen seguro que las jugadas de estrategia en contra, están subrayadas en rojo. No es para menos vista la incidencia que están teniendo en contra del cuadro perico.


En total han sido siete los tantos que se han encajado de este modo, pero como les decíamos, cuatro de ellos en el último mes. En el derbi ante el Barcelona fueron dos de falta directa de Messi para abrir y cerrar una goleada para olvidar y que levantó ampollas en el seno de la afición, pero antes, en el duelo ante el Girona, Stuani aprovechó un córner para encarrilar el partido, puesto que suponía el 0-2, aunque finalmente terminaron 1-3. Y empezando este mes negro, el Sevilla, en el choque disputado en el Pizjuán, Mercado también puso en evidencia los fallos de marca del cuadro blanquiazul logrando el primer tanto de la remontada andaluza. Por lo tanto, de los 12 goles encajados en cuatro fatales partidos, el 33% han sido de esta índole, a balón parado. Una cifra cuanto menos significativa. En cambio, en el cómputo general de la temporada, los goles a balón parado suponen un 20% del total.
Estas deficiencias defensivas empezaron a aflorar ante el Alavés, cuando los babazorros lograron el gol del 1-1 tras un saque de esquina. Tanto que, como le sucedió al Sevilla, fue el preludio de la remontada final ante un Espanyol que pese a avanzarse y merecer más, no supo gestionar bien el marcador a favor. Acto seguido tocó ante el Rayo, en ese caso desde los once metros tras una pena máxima materializada por Kakuta, previa falta de Dídac dentro del área. Y el tercero en discordia llegó ante el Valladolid de Sergio. En ese caso, Verde, cuando ya se firmaba el triunfo perico, logró el empate con un tremendo y lejano zapatazo de libre directo. Y tras este han venido los cuatro que tanto daño han hecho ante Sevilla, Girona y Barça.
Por lo tanto, queda claro que el Espanyol no ha tenido especialmente fortuna ni acierto a la hora de poder evitar estas situaciones. Quizás, ahora que Rubi ya se ha apuntado del todo a la ‘moda’ de cerrar los entrenamientos, es en este aspecto, el de las acciones a balón parado, en uno de los que está incidiendo especialmente para poder retomar el buen rumbo y frenar la sangría de puntos para cerrar de mejor forma el año. Y no es para menos visto la incidencia que tienen estos goles en la trayectoria del equipo. Pues si echamos un vistazo, en los seis partidos en que se ha encajado así, el conjunto blanquiazul no ha logrado ganar en ningún caso.


Tras el derbi, fueron muchos los jugadores, e incluso el director de fútbol profesional, Rufete, que destacaron que encajar un gol así psicológicamente es duro. Y no solo eso, si no que el Espanyol demuestra que también le pasa factura en forma de bajón o resultados, en función de si estos llegan en el inicio de partido o hacia el final.


Pocos a favor, pero con puntos
Y si miramos hacia la otra área, los goles a favor logrados a balón parado tampoco son un motivo como para sacar pecho pese a que en el arranque sí que cogieron especial relevancia. Mario Hermoso anotó el 0-1 ante el Celta a la salida de un córner; Granero firmó el tanto del triunfo ante el Valencia con un libre directo que ratificó el VAR, y Baptistao transformó ante el Alavés el único penalti que le han silbado a favor al cuadro espanyolista. Aunque la realidad es que, pese a que han sido pocos, estos han sido bien rentabilizados, pues dos de ellos les dieron cuatro puntos. Y ya puestos a analizar, también cabe señalar que en segundas jugadas tras botar córners, han llegado dos tantos más: Hermoso ante el Eibar y Borja Iglesias en Vallecas. Así pues, queda claro que para poder ser mejores hay que mejorar en estas jugadas.

Última hora
Galerías de fotos
29º APLEC DE PENYES
Encuesta del 19/07/2019

¿Qué le parecen la segunda y tercera equipación del Espanyol?

81.4%
18.6%